Villar Mir, dispuesto a vender Abertis
Juan Miguel Villar Mir, junto a Isidro Fainé y el CEO de Abertis, Francisco Reynés, durante la etapa del primero como accionista y consejero de la concesionaria.

Villar Mir, dispuesto a vender a Atlantia su último paquete en Abertis

El dueño de Grupo Villar Mir mantiene un 1,8%, valorado en 295 millones al precio de la opa

El constructor se sumará al apoyo ofrecido ya por TCI

Una de las figuras más relevantes del entorno de Abertis en los últimos años, el empresario Juan Miguel Villar Mir, ve “con buenos ojos” la oferta de adquisición de Atlantia sobre la concesionaria española. Este visto bueno aún extraoficial, que parte de fuentes muy cercanas al propietario de Grupo Villar Mir, sucedería a la importante declaración de intenciones del fondo TCI (2,7% de participación) a favor de la opa. Con ello, la oferta contaría ya con el apoyo de un inversor extranjero, que habla de un proyecto “diversificado, generador de caja y en crecimiento”, y un segundo jugador nacional que conoce al detalle la firma opada.

Villar Mir fue uno de los accionistas de referencia entre 2012 y este mismo año. Llegó a controlar un 19% y tuvo acceso desde el primer momento a una vicepresidencia, así como un puesto en la comisión ejecutiva del grupo que dirige Francisco Reynés.

Tras vender grandes paquetes para aliviar la deuda de su constructora OHL, Juan Miguel Villar Mir conserva un último 1,8% de Abertis a través de Inmobiliaria Espacio. Un paquete valorado en 295 millones de euros al precio marcado por la opa (16,50 euros por acción) y en 310 millones según cerró ayer la cotización (17,38 euros) del grupo de autopistas.

OHL obtuvo unas plusvalías de 276 millones con su marcha del capital de Abertis, de la que vendió un 13,9% por 1.660 millones

En el mercado se lleva meses especulando con la necesidad de la familia Villar Mir de hacer caja, lo que le habría llevado a atender el acercamiento del conglomerado chino CSCE, con interés por OHL. Sin embargo, la cantidad que dejaría de ingresar entre la venta a precios de mercado o el que fija la opa deja entrever que podría decantarse por el cobro en acciones y aflorar una participación en el gigante resultante de la integración de Abertis en Atlantia, aunque esos nuevos títulos no serán transmisibles hasta febrero de 2019. Otras interpretaciones apuntan que Villar Mir prefiere el valor seguro de la oferta de Atlantia, que podría ser mejorada si hay batalla de opas, que colocar sus acciones con un posible descuento en el parqué.

La citada OHL, que fue considerada un socio estable de Abertis –como antes ACS y CVC–, vendió un primer 7% el 29 de junio de 2016 con un descuento del 7%; el segundo 4,4% fue traspasado el 3 de octubre del año pasado un 1% por debajo del precio de mercado, y el último 2,5%, colocado en enero de este año por 330 millones, estuvo en línea con la cotización. Con ello, OHL soltó un 13,9% por 1.660 millones y embolsándose plusvalías por 276 millones, con un rendimiento (TIR) del 27%. Además, consiguió reducir significativamente la deuda, mientras Abertis veía estancada su cotización. A precios de la opa, el 13,9% que ha vendido ya Villar Mir está valorado en 2.280 millones de euros.

Abertis no se pignora

Atlantia ha conseguido levantar 14.700 millones de financiación externa en torno a su opa sin aportar una sola garantía a la banca, más allá de su propio balance. De salir adelante la adquisición que planea la italiana, las acciones de Abertis estarían libres de cualquier tipo de pignoración, quedando la concesionaria limpia de cualquier tipo de limitación por parte de los financiadores, por ejemplo, en el reparto de dividendos. De hecho, la empresa que dirige Giovanni Castellucci afirma en el folleto aprobado el lunes por la CNMV que ni ha ofrecido Abertis como prenda ni prevé hacerlo.

Los más de 20 bancos que han financiado el intento de adquisición seguirán, eso sí, la evolución del endeudamiento del grupo resultante poniendo ciertos límites. También supervisarán la inversión en nuevos negocios y las desinversiones en filiales hasta que sean amortizados los tramos B y C de la financiación, por 5.800 y 1.300 millones a corto plazo, y se evitará el uso de activos como garantía de nuevos créditos.

En cuanto a los ratios financieros que exigen los bancos figuran un fondo de operaciones (FFO por sus siglas en inglés) que no baje del 7% de la deuda neta total y un patrimonio neto de Atlantia siempre superior a los 4.000 millones.

Una batalla de opas atenazaría durante meses la caja de la italiana

- La práctica totalidad de los 2.851 millones de euros que Atlantia tiene en caja están retenidos por la compañía para realizar el pago en efectivo a los accionistas de Abertis. Una situación que podría traducirse en cierta parálisis para la compañía italiana si finalmente hay opa competidora y el reloj de la oferta se detiene durante unos meses. Atlantia dice afrontar sus pagos con el flujo de caja originado cada día. Además, dispone de líneas de crédito por 100 millones para atender cualquier eventualidad.

- La concesionaria participada por la familia Benetton ha rebajado la necesidad de crédito bancario para sacar adelante su opa, de los 14.700 millones avalados por UniCredit, Intesa Sanpaolo y BNP Paribas a 11.800 millones. Lo ha hecho, según argumenta en el folleto, mediante la emisión de bonos por 1.000 millones, el pasado mes de julio, y un par de desinversiones. En este nes de julio traspasó el 11,94% Autostrade per l’Italia por 1.733 millones y el 12,5% de Azzurra Aeroporti, más el 46,67% del capital social con derecho a un dividendo preferente de esa filial, por 136 millones.

Normas
Entra en EL PAÍS