Clientes comprando en el mercado de Vallehermoso de Madrid.
Clientes comprando en el mercado de Vallehermoso de Madrid. EL PAÍS

La inestabilidad en Cataluña pasa factura a la confianza empresarial

El índice elaborado por el INE baja un 1,1% en el cuarto trimestre respecto al tercero

El Índice de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA) disminuyó un 1,1% en el cuarto trimestre de 2017 respecto al tercer trimestre después de llevar seis trimestres consecutivos de tasas positivas. Tal y como ha publicado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 21,1% de los gestores de establecimientos empresariales considera que la marcha de su negocio será favorable en el cuarto trimestre de 2017, mientras que el 15,9% opina que será desfavorable. El 63,0% restante considera que será normal.

Además, la diferencia entre el porcentaje de respuestas positivas y desfavorables, denominada Balance de Expectativas, se situó en 5,2 puntos para el total de España, frente a los 7,7 del trimestre anterior.

Aunque el INE no entra a valorar en su nota las causas de esta merma de la confianza, lo cierto es que la situación de inestabilidad por la que está atravesando Cataluña desde este verano pasado ha pasado factura a la confianza de las empresas, sobre todo en esta comunidad autónoma, donde la caída del índice duplica la merma promedio del país, al alcanzar el -2,2%.

Respecto a lo que ya ha acontecido, el 22,4% de los gestores de establecimientos empresariales ha tenido una opinión favorable sobre la marcha de su negocio en el tercer trimestre de 2017. Por su parte, el 17,1% ha opinado de forma desfavorable.

La diferencia entre los porcentajes de respuestas favorables y desfavorables referidas al trimestre finalizado se situó en 5,3 puntos. Una cifra que no alcanza la relativa a las Expectativas manifestadas previamente para ese trimestre, que fue de 7,7 puntos.

Todos los sectores analizados presentaron una reducción de la confianza respecto al trimestre anterior, liderada por transporte y hostelería, con una merma del 2%, e industria, donde la confianza descendió un 1,4%. En el comercio disminuyó un 1,2% y en otros servicios lo hizo un 1%. La construcción cerró la clasificación con un retroceso mínimo del 0,3%.

También la caída fue generalizada si se analizan las respuestas de las empresas atendiendo al tamaño de la compañía. Las pymes y micropymes, aquellas con menos de 10 asalariados, fueron las que registraron un mayor deterioro de la confianza, con una caída del 2,1%, seguidas de las compañías con plantillas de 200 a 999 asalariados.

Por territorios, la confianza solo registró tasas positivas en cuatro comunidades autónomas: Canarias (3,1%), Comunidad Valenciana (0,8%), Extremadura (0,7%) y Murcia (0,7%). En el resto se contabilizaron disminuciones. La mayor en Baleares, con un retroceso del 5,6%, seguida de Cantabria, con un -4,0%, País Vasco, con -2,5% y Cataluña, donde la confianza descendió un 2,2%.

Normas
Entra en EL PAÍS