El Govern acusa al Ejecutivo central de “presionar” para lograr una fuga de empresas de Cataluña

Advierte que si la economía de la comunidad empeora también lo hará la del Estado

El portavoz confía en que la inversión productiva en la comunidad aumente este año

independencia cataluña
El portavoz del Govern, Jordi Turull.

“Es muy grave que haya estas presiones y estas medidas del Gobierno central para favorecer la fuga de empresas de Cataluña”, ha criticado este martes el portavoz del Govern, Jordi Turull, sobre la masiva salida de grandes compañías de la comunidad en los últimos días ante la convulsión que rodea el pulso independentista.

De hecho, las declaraciones de Turull se producen apenas unas horas antes de la esperada comparecencia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ante el Parlament de Cataluña, en la que se teme que se emita una suerte de declaración unilateral de independencia.

“La economía catalana es muy sólida, es robusta, por supuesto no nos gusta esta situación pero tenemos mucha confianza en lo que hace que Cataluña se a un referente en el mundo y lo que hace que tenga un economía muy sólida su carácter emprendedor, su carácter para adaptarse a los cambios, su talento, etc.”, ha declarado Turull en la rueda de prensa posterior a la reunión del Govern.

“Por supuesto que todo lo que sucede en Cataluña nos preocupa pero los que quieren generar situación de alarma se están equivocando la economía catalán es muy sólida y no se deja amedrentar”, ha dicho.

“Sé que hay muchas empresas de renombre”, que están cambiando su sede social fuera de Cataluña, ha dicho Turull, acusando a una “parte del Gobierno central” de España de tratar de dañar económicamente a Cataluña y advirtiendo que “perjudicando la economía catalana, perjudican la economía del Estado.

El portavoz del Govern hacía referencia así al decreto aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros que facilita a las empresas cambiar su sede social a otra comunidad autónoma sin necesidad de consultar a las juntas de accionistas, lo que permitió, por ejemplo, el traslado exprés del domicilio de CaixaBank, que pasa de Barcelona a Valencia.

Con todo, Turull se ha mostrado convencido de que el atractivo internacional de la región sigue al alza. “Lo veremos al final del año, esperamos que los datos de inversión extranjera en Cataluña, inversión productiva, no especulativa, prevemos que hayan aumentado este año”, ha avanzado.

Turull ha rehusado contestar a las múltiples preguntas planteadas por la prensa sobre las intenciones del Govern de cara a la declaración de esta tarde y si efectivamente se producirá una declaración e independencia.

Normas