La alimentación prevé un nuevo récord pese a la "incertidumbre" en Cataluña

La industria observa cifras de crecimiento en lo que va de año, también en empleo

La patronal pide "cordura" para volver a la situación previa para las empresas catalanas

independencia cataluña
Mané Calvo, presidente de FIAB.

La industria de alimentación y bebidas sigue dando pasos de crecimiento. La patronal del sector, FIAB, evidenció este martes que el sector da muestras de crecimiento tanto en producción como en empleo, lo que permitiría marcar un nuevo récord, después del alcanzado el año pasado con una facturación de 96.400 millones.

Tras haber confirmado el año pasado la "recuperación" del sector, según explicó el presidente de la patronal Mané Calvo -también responsable del Grupo Calvo-, el sector va camino de cumplir con los objetivos marcados en su plan estratégico de 2020.

Y eso, pese a que, como reconoció el directivo, existe una "preocupación" en el sector debido a la situación en Cataluña. Calvo, que se remitió a la posición de la CEOE, pidió "cordura" a los políticos para que se pueda volver a la situación previa "si es posible". "Está en el ADN de las empresas no posicionarse políticamente, porque tus clientes pueden ser de un lado y de otro", incidió, "pero se han visto obligadas a tomar la decisión de marcharse por la inseguridad jurídica".

Calvo realizó estas declaraciones en el I Foro de la Industria de Alimentación y Bebidas organizado por la patronal y por EY, tras haber renovado el acuerdo de colaboración entre ambas entidades.El directivo incidió en la necesidad de que el sector apueste de manera decidida por la concentración, con la creación de empresas con mayor músculo que permita superar las situaciones de riesgo y las nuevas oportunidades. Además, la internacionalización y la innovación se mantienen como prioridades estratégicas.

La cita de este martes estuvo centrada en la necesidad de digitalización en el sector. Javier Vello, socio responsable del sector Retail and Consumer Products de EY, aseguró que en el sector todavía queda bastante por hacer en este sentido. Si bien, el consultor apuntó que hay diferencia entre las empresas nuevas, "que están entre las más innovadoras del mundo", y las pequeñas y familiares, con un negocio ya asentado, que tienen más "reticencias".

Vello apuntó que las compañías deben apostar por digitalizar no solo la relación con el cliente a través de redes sociales, sino también en la producción. Así, animó a los fabricantes a incluir medidas de big data y de internet de las cosas que permitan mejorar la eficiencia en la producción.

Normas