referéndum cataluña
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. EFE

El Gobierno aprueba un préstamo del FLA de 1.971 millones para Cataluña

El Gobierno facilita liquidez por 25.804 millones a las comunidades en 2017

Guindos insiste en su oferta de mejorar la financiación

El Gobierno ha acordado hoy el reparto de los fondos financieros del cuarto trimestre para las comunidades autónomas, entre ellos unos 6.200 millones correspondientes al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), un tercio de los cuales irán a Cataluña, que tiene sus cuentas intervenidas.

La Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos (CDGAE) ha acordado asignar a las comunidades para el cuarto trimestre un total de 7.870,50 millones de euros: 6.220,55 millones correspondientes al FLA y 1.649,95 al compartimento denominado de Facilidad Financiera (FF).

Con estas cantidades, el Gobierno habrá repartido en todo el año 25.804,90 millones a través de estos fondos. La crisis política no ha variado el calendario de aprobación de los fondos. Aunque ahora es Ministerio de Hacienda quien abona las deudas de la Generalitat, que debe informar de las obligaciones pendientes de pago. La medida persigue que no se destine dinero al referéndum de este domingo, suspendido por el Tribunal Constitucional.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, insistió ayer en que el Gobierno central está dispuesto a dialogar sobre un nuevo sistema de financiación autonómica que tenga en cuenta las "características específicas de cada comunidad autónoma", y ha asegurado que el Ejecutivo español siempre ha tenido voluntad de diálogo con la Generalitat.

En una entrevista de TV3 recogida por Europa Press, Guindos ha asegurado que el Gobierno "sigue lo que está pasando en Catalunya con muchísima profundidad y atención", aunque ha admitido que ha podido cometer errores.

El ministro ha subrayado que el Govern de Carles Puigdemont se ha equivocado, a su juicio, en dos cuestiones: "No respetando la legalidad y dividiendo a los catalanes". Guindos ha asegurado que Catalunya tiene un nivel de autonomía "que no tiene nadie en Europa", con responsabilidades en educación, sanidad y seguridad, y ha garantizaron que el Estado español está extremadamente descentralizado.

Asimismo, ha indicado que el control de pagos de la Generalitat --ha descartado que sea una intervención-- no está afectando a la economía catalana, sino que evidencia que una Catalunya independiente sería negativa, por ejemplo, para las inversiones en investigación.

Normas
Entra en EL PAÍS