Qué preguntan las empresas en una entrevista de trabajo

Expertos aconsejan cómo salir airoso de un proceso de selección

El diario ‘El País’, Infojobs y BBVA orientan a los jóvenes sobre el futuro laboral

mejorar el cv
Getty Images

La mayoría de la gente a la que se pregunte para qué cree que sirve un currículo, dirá que para encontrar trabajo. Pero no lo ven de la misma manera muchos de los profesionales dedicados, precisamente, a encarar los procesos de selección de las grandes empresas. “Un currículo no vale para encontrar empleo, sirve solo para conseguir una entrevista”, explicó ayer César Aparicio, director de ventas de Infojobs, en la jornada El País con tu futuro empleo, organizada por el citado portal de búsqueda de trabajo, BBVA y el diario El País. En ella, diferentes expertos del mundo de los recursos humanos y la empresa aconsejaron a quienes buscan trabajo con el fin de hacer más efectivo este difícil proceso.

A día de hoy, gracias a las redes sociales y a la democratización de las nuevas tecnologías, las ofertas, tanto de trabajo como de candidatos, están a la vista de todos. “Esto en parte se ha convertido en una trampa, porque es mucho más difícil destacar”, prosiguió el director de recursos humanos de Securitas Direct, Álvaro Vázquez Losada. Por eso, por raro que pueda parecer, una forma de sobresalir entre el resto pasa por dejar de buscar de forma masiva y automática, así como por dejar de enviar el currículo a todas las ofertas del mercado. “Hay que dedicar tiempo a la búsqueda, y discriminar cuáles son los puestos que realmente nos interesan. Este esfuerzo, cuando entrevistas a alguien que ha gastado esos minutos, realmente se nota”, recalcó. Así, de la misma forma que a la hora de contratar un viaje se tienen en cuenta todas las ofertas disponibles, los servicios de cada compañía y los detalles que marcan la diferencia entre un destino y otro, se debe hacer lo propio en la búsqueda de un empleo. Pero no es lo único en lo que debe invertirse tiempo. “El momento de redactar el currículo también es importante, no hay que meter todo en un mismo documento. También debe quedar patente que conocemos bien los detalles y características de la empresa a la que se lo hemos enviado”, continuó Aparicio.

Un currículo no vale para encontrar trabajo, sino para lograr una entrevista

Precisamente por eso, los candidatos también deben tener en cuenta que una de estas cartas de presentación no es válida para todas las propuestas, “sino que cada cual debe adaptarse al empleador. Un expediente profesional no vale para todas las situaciones”, apuntó el director de personas y valores de BBVA, Pedro Méndez. Pero como recordaron los expertos, esta es solo la primera fase. “Un proceso de selección es una dualidad entre los datos, obtenidos en los currículos y perfiles de los candidatos, y las personas. “Las empresas hacemos una criba masiva, e incluso fría, de todos estos datos. Por eso, donde el profesional debe mostrar su verdadero valor objetivo es posteriormente, en el cara a cara”, insistió Méndez.

Pero esto no siempre es fácil. Cabe recordar que en una entrevista intervienen dos personas. “Cualquiera de los dos puede tener un mal día, y la capacidad de mostrar tus fortalezas solo la tienes una vez. Por eso, entre otras cosas, hay que anticiparse a las preguntas que pueden hacerte”. No hay cabida para la improvisación. “La cuestión más complicada que pueden hacerte en un proceso de selección es ¿quién eres?, y eso lo debes tener estudiado”, recomendó César Aparicio. La directora de recursos humanos de Correos, Lourdes Fernández de la Riva, instó también a hacerse visible de alguna forma más allá de la puramente académica y profesional, “mostrando experiencias al margen del expediente, tales como viajes, colaboración con ONGs... Todo lo que muestre que realmente tienes curiosidad y ganas”.

Normas