Slim relanza FCC con foco en la alianza con Carso tras dos años de duro ajuste

El CEO, Pablo Colio, tiene el mandato de potenciar el negocio en América

El grupo ha reducido en dos años un 34% la deuda y ha elevado la productividad

FCC Ampliar foto

El nuevo consejero delegado de FCC, Pablo Colio, arranca su mandato estrechamente tutelado por hombres del primer accionista de la compañía, Carlos Slim, y el mandato de potenciar FCC Américas. Esta última está participada al 50% por la propia FCC y Carso, brazo constructor del magnate al otro lado del Atlántico.

Ambas entidades han ofrecido ya claras señales de lo que puede dar de sí su alianza, con la adjudicación del contrato principal de construcción del nuevo aeropuerto internacional Ciudad de México. Pero se trata ahora, según fuentes cercanas a la compañía, de lanzar una ofensiva tanto en México como en toda Suramérica a través de la filial compartida. Esta se ha hecho ya con proyectos como la Ciudad de la Salud de Panamá o el estudio de navegabilidad del río Magdalena, en Colombia.

Carlos Slim.
Carlos Slim.

Pablo Colio.
Pablo Colio.

Colio, con más de 20 años de experiencia en la casa, se ha dirigido por carta a toda la plantilla remarcando la normalización de FCC. Tiene ahora el reto de devolver a la empresa a la primera línea de acción con la premisa de buscar sinergias entre los distintos negocios. Y es que Carlos Jarque, que se mantiene como consejero después de dejar el puesto de primer ejecutivo, ha remarcado en su despedida de los más cercanos colaboradores que el mayor éxito en los dos últimos años ha sido que el grupo comience a trabajar como una sola empresa y no como la suma de muchas partes.

El ejecutivo mexicano vuelve a México tras dos años de duro saneamiento y ya ha tomado posiciones en America Móvil, otro de los buques insignia del ingeniero. En los últimos días ha asistido en Nueva York a la 72 Asamblea General de la ONU, acompañando al empresario, co-presidente de la Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Sostenible del organismo.

El ebitda por empleado ha saltado de 9.800 euros en 2012 a los actuales 15.300 euros

El periplo de Jarque en Madrid se ha saldado con una decena de hitos que han devuelto a beneficios al grupo, en que también participa Esther Koplowitz. Entre ellos figuran la ampliación de capital por 700 millones, una reducción de deuda del 34% (1.883 millones), quedando esta en 3.900 millones o 4,4 veces el ebitda, y la rebaja de su coste del entorno del 4,5% a un 2,5%. Las desinversiones han rozado los 300 millones y se han recaudado 170 millones en facturas por cobrar. También se ha producido un ahorro del 13% en los gastos de administración, salieron en un ERE hasta 649 empleados de FCC Construcción y se ha reflotado la cementera.

Después del saneamiento, Jarque se presentó en la pasada junta de accionistas con un beneficio que se consolida y una cotización en vías de recuperación. La luz al final del túnel es el ratio de productividad, con un ebitda por empleado que ha saltado de 9.800 euros en 2012 a 15.300 euros.

La guardia mexicana del CEO Colio

- El mexicano Alejandro Aboumrad, uno de los consejeros dominicales de FCC en representación de Carlos Slim, ha pasado a presidir la comisión ejecutiva del grupo. El CEO Pablo Colio es volcal del órgano junto a Esther y Alicia Alcocer y los mexicanos Juan Rodríguez y Gerardo Kuri.

- Pese a su salida del consejo, para dejar sitio a Carlos Jarque en su nueva condición de dominical, Miguel Ángel Martínez Parra se mantiene al frente de la dirección financiera. Se trata del primer hombre que desembarcó desde México en FCC una vez ejecutada la entrada de Slim.

- La apuesta por un CEO español y con 23 años de carrera en la empresa se ha visto como un gesto de Slim a la plantilla y a Esther Koplowitz.

Normas