fcc

Pablo Colio, nuevo consejero delegado de FCC tras la dimisión de Carlos Jarque

Jarque seguirá como consejero para reincorporarse a América Móvil

Colio deberá gestionar la nueva etapa de crecimiento de la empresa

El consejo de administración de FCC decidió dar este martes un giro importante en su estrategia de gestión, con varios e importantes nombramientos, incluido el de su consejero delegado. Así, aceptó la dimisión presentada por Carlos Jarque como consejero delegado del grupo de construcción y servicios, que es sustituido por Pablo Colio, informó este martes la compañía a la CNMV.

El grupo controlado por Carlos Slim cambia así de primer ejecutivo apenas dos años después de que Jarque fuera nombrado para el cargo en agosto de 2015, después de que el magnate mexicano se hiciera con el control de la compañía.

Motivos personales

Jarque ha atribuido su renuncia a “motivos personales” y a su deseo de regresar a México, junto a su familia. Jarque seguirá como consejero de FCC a pesar de abandonar su puesto de primer ejecutivo y se trasladará a México para reincorporarse a América Móvil, otra de las empresas del conglomerado de Slim.

Pablo Colio, el nuevo consejero delegado, ocupaba desde comienzos de este año el puesto de director del área de Construcción. Arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Madrid, ha desarrollado en el grupo FCC toda su trayectoria profesional durante los últimos 23 años.
El nuevo CEO, de 49 años, tiene pendiente importantes retos en el grupo. 

Jarque, su predecesor en el cargo, ya reconoció en la última junta de accionistas celebrada en junio que restaba trabajo por hacer para estabilizar a la empresa. “No debemos caer en la autocomplacecia. Continuaremos con los ajustes que sean necesarios”, señaló Jarque, entonces.

Reducción de deuda

Posteriormente añadió que no había ajustes de empleo sobre la mesa, recalcando que la ampliación de capital de 709 millones acometida en 2016 como palanca de crecimiento empresarial. Jarque recordó también entonces que FCC había recorrido un importante camino en cuanto a recorte de costes (el financiero ha bajado de 358 a 311 millones), contratación y reducción de deuda. Colio deberá ahora gestionar la nueva etapa de crecimiento de la empresa, una vez ultimado el saneamiento de l firma.

El consejo de administración ha servido también para aceptar la dimisión de Miguel Martínez como miembro del consejo. Colio ocupará esa vacante también como consejero ejecutivo. Asimismo, se ha aumentado a seis el número de miembros de la comisión ejecutiva, con el nombramiento de Juan Rodríguez y Pablo Colio como miembros de la misma.

Normas
Entra en EL PAÍS