Pablo Colio, el arquitecto que quiere que FCC vuelva a crecer

El nuevo CEO de la constructora ha desarrollado toda su carrera en ella

Es aficionado al golf, a pasear y a la lectura, y un apasionado de las ideas y su ejecución

Pablo Colio, nuevo CEO de FCC.
Pablo Colio, nuevo CEO de FCC.

Tras más de 23 años en la compañía, es difícil que alguien conozca mejor el grupo de construcción, servicios medioambientales y agua FCC que Pablo Colio (Madrid, 1968), nombrado el martes consejero delegado en sustitución de Carlos Jarque, después de la dimisión de este, que deseaba volver a México con su familia.

Colio seguirá teniendo cerca y disfrutando de su esposa y sus dos hijos, al tiempo que gestiona la nueva etapa de crecimiento de la empresa, una vez ultimado su saneamiento. Quizás encuentre algo más difícil sacar tiempo para jugar al golf, pasear o leer, sus aficiones preferidas. “Intento hacer deporte pero lo consigo en pocas ocasiones”, señala el directivo.

Es arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Madrid. “Ya desde mi época de universitario siempre me llamó mucho la atención todo lo relacionado con la construcción y su técnica”, recuerda.

“De estudiante me apasionaban las ideas y su ejecución, que siempre tuvo un gran valor para mí. Pensaba que poseer los conocimientos y las herramientas necesarias para convertir las ideas en realidad suponía un gran reto para cualquier proyecto y una necesidad para completar la formación de cualquier técnico”.

Su trayectoria profesional se ha desarrollado prácticamente en su totalidad dentro de FCC Servicios Ciudadanos. “Empezar a trabajar en una gran empresa constructora significa un paso más en la formación de una persona que sale de la universidad, es algo que recomiendo a todo el mundo. Si además eres tan afortunado de que sea en una compañía de la dimensión y prestigio de FCC, se te brinda un mundo nuevo de oportunidades”.

Entre sus logros en el grupo, unificó las empresas industriales del grupo bajo la marca FCC Industrial, de la que fue director general entre 2013 y 2016, y fue responsable de su expansión internacional.

En enero de este año Colio fue nombrado director general de la división de construcción, puesto que compaginará con el de consejero delegado. Trabajar en las distintas áreas de la empresa le ha permitido “tener una visión global del sector. He tenido la suerte de conocer muy bien la compañía, lo cual supone para mí ahora un gran valor añadido”.

Gestionará una facturación anual de 6.000 millones de euros, operaciones en más de 35 países y los destinos de más de 50.000 empleados. Precisamente, de su trayectoria profesional, el nuevo CEO destaca su “relación con otros grandes profesionales, muchos de los cuales están en FCC, y la oportunidad de crecer diariamente de forma personal y profesional. El día a día con mis compañeros, su dedicación, esfuerzo y profesionalidad han sido clave para que yo pueda alcanzar esta posición. Además, he tenido la inmensa suerte de participar en proyectos de nivel mundial que solo una empresa como esta puede conseguir. Cuando eres un técnico, esto es un sueño para ti, pero lo más gratificante es que lo estás haciendo con tu equipo.”

Desde que hace dos años el mexicano Carlos Slim entró como accionista mayoritario del grupo de construcción (tiene el 60%, y avala la deuda vinculada a la participación del 20% de Esther Koplowitz), FCC ha reducido deuda, recortado costes (el financiero ha bajado de 358 a 311 millones de euros) y realizado una ampliación de capital por 709 millones de euros como palanca de crecimiento empresarial. “Hoy, FCC dispone de una gran fortaleza, gracias al apoyo de sus accionistas”, apunta el nuevo consejero delegado.

No hay ajustes de empleo sobre la mesa, según afirmó el anterior CEO, Carlos Jarque, en la junta de accionistas celebrada en junio. En el primer semestre del año, FCC logró un beneficio neto de 56,5 millones de euros, un 3,1% más que en el mismo periodo del año anterior, en el que el obtuvo “fuertes extraordinarios”, en palabras de la compañía.

“Tengo la gran suerte de iniciar una etapa de crecimiento, estamos bien posicionados”, señala Colio. En informes internos recientes, FCC muestra interés por apostar por Reino Unido, el segundo mercado del grupo, con un peso del 14% en su cifra de ingresos, especialmente la división de servicios urbanos.

“Siempre, desde fuera, el equipo de FCC ha sido reconocido por su gran desempeño profesional y técnico. Su organización, estructura, cultura, y know how han hecho que marquemos la diferencia”, destaca Colio. “En nuestro grupo hay grandes profesionales capaces de gestionar y hacer realidad grandes proyectos y dar el mejor servicio al ciudadano”. El arquitecto que ha llegado a lo más alto del edificio de FCC quiere subir aún más arriba.

Cambios en el consejo de administración

Carlos M. Jarque, consejero delegado saliente, continuará vinculado con FCC, en calidad de miembro del consejo de administración, como consejero dominical.

El consejo de administración aceptó también el martes la dimisión de Miguel Martínez. Pablo Colio ocupará esa vacante también como consejero ejecutivo. Asimismo, se aumentó a seis el número de miembros de la comisión ejecutiva, con el nombramiento de Juan Rodríguez y Colio como miembros de la misma.

Normas