Invertir a corto plazo: fondos para entrar, ganar y salir

Alternativas para captar a los ahorradores en depósitos

fondos de Inversión

El sector se ha lanzado a recomendar a los inversores más conservadores –hasta ahora carne de los plazos fijos con rendimientos asegurados– a entrar en fondos de inversión. De hecho, según datos sobre el ahorro de las familias publicados por Inverco, el español invierte más en fondos de inversión que en depósitos. Sin embargo, hay que ser conscientes de sus grandes diferencias. Es casi una obviedad pero hay que recordarlo: los depósitos garantizan rentabilidad –aunque esta últimamente sea cercana a cero–, pero los fondos no, y a corto plazo se puede perder… y mucho. Para lograr ganancias no hay más remedio que asumir riesgo.

No obstante, cuando se sabe que se necesitará el dinero dentro de 6 o 12 meses, y sin depósitos que renten, ¿qué fondos podrían hacerlo bien a corto plazo?

Laura Donzella, responsable de ventas de Nordea AM para Iberia y Latinoamérica, está convencida de que “los fondos de duración reducida pueden constituir una alternativa muy interesante”, invirtiendo sin asumir demasiado riesgo crediticio, en segmentos relativamente seguros, como los bonos garantizados europeos, que “no se verán tan afectados como los tradicionales de renta fija si los tipos subieran de forma inesperada”.

“Desde Aberdeen siempre recomendamos asumir un nivel de riesgo que, ante una caída del mercado, no nos quite el sueño. Una alternativa para un inversor moderado sería la inversión en fondos multiactivo muy diversificados que permitan beneficiarse de un gran número de activos”, propone Ana Guzmán, responsable para Iberia de esta gestora.

Ignacio Rodríguez Añino, responsable de M&G para España, Portugal y América Latina, opina por su parte que “los fondos tienen la capacidad de generar rentabilidades en cualquier periodo y muchos de ellos ofrecen rendimientos atractivos en periodos tan cortos como un año”. De hecho, recomienda uno de sus productos insignia, el M&G Optimal Income, que terminó agosto con una rentabilidad anual del 4,71%.

Claves
Liquidez. Para inversores que necesiten el dinero a corto plazo, un fondo puede ser mejor alternativa que un depósito. Ricardo González Arranz, director comercial de Mutuactivos, opina que “estos son totalmente líquidos y permiten recuperar el ahorro en cualquier momento, sin penalización”.

Gestión. Amílcar Barrios, analista de Tressis, cree que “incluso con los más conservadores de renta fija se pueden obtener números verdes. Para ello es necesario realizar una selección minuciosa del equipo gestor, poniendo mucho énfasis en la capacidad que tiene de variar sus posiciones a lo largo de diferentes curvas”.

Riesgo. El asesor Ramón Zárate insiste: “Hay que elevar el riesgo de las inversiones hasta fondos mixtos moderados, para que, según la habilidad de los gestores, las rentabilidades superen a los depósitos a 12 meses”.

“Aunque hay fondos de inversión con esos horizontes de tiempo, es difícil para ellos alcanzar altas rentabilidades sin tomar riesgos altos”, advierten desde Amundi, gestora que cuenta con un producto, el Amundi Funds Protect 90, en el que el 90% del capital inicial está protegido. “El horizonte de inversión recomendado es a tres años, si bien la liquidez diaria del fondo implica que los inversores puedan recuperar su dinero siempre que lo necesiten”.

Ricardo González Arranz, director comercial de Mutuactivos, opina que “sería conveniente adoptar un nivel de riesgo medio, que permitiera enfocar la inversión hacia productos algo más sofisticados que los fondos de renta fija clásicos, como fondos de renta fija subordinada, de gestión óptima o mixtos”. Entre estos, sus fondos con control de riesgo, “aspecto fundamental en nuestra gestión”.

Para Alejandro Santelices, del departamento de inversiones y análisis de Aspain 11, lograr rentabilidades a 6 y 12 meses es posible, sin asumir mucho riesgo, si se saben escoger los sectores adecuados.

Las oportunidades a corto plazo para un perfil más conservador “pueden venir de la mano de fondos de bonos financieros (Robeco Financial Institutions Bonds o el EDR Signatures Financial Bonds), sector que está aumentando su solvencia en Europa y goza de buenas rentabilidades, así como los bonos high yield corporativos de empresas europeas con potencial de crecimiento. En este caso optamos por el Candriam Bonds Euro High Yield”.

Inversión

“Si alguien nos señala que un fondo, un bono, cualquier activo que sea, le puede dar, garantizado, un 2% de rentabilidad al año sin riesgo no le estará contando la verdad”, asegura tajante José María Luna, director de análisis y estrategia de Profim. No obstante, con un asesoramiento personalizado y continuado, cree que pueden funcionar los fondos de renta fija euro de corto/medio plazo “con atractivas comisiones de gestión y que inviertan, sobre todo, en deuda privada” (Renta 4 Renta Fija Corto Plazo,

Deutsche Invest Euro Bonds Short LC, etc.). También hay oportunidades en productos de renta fija global y flexible que cubran riesgo divisa a euro, por ejemplo, Jupiter Dynamic Bond o Fidelity Flexible Bond A EUR Hedged. Además, “determinados fondos de retorno absoluto bien seleccionados: Penta Inversión A, GAM Multibond Absolute Return Bond B, etc.”.

Valero Penón, director general de Ibercaja Gestión, explica que en su entidad “vemos los fondos como complemento, no como un producto sustitutivo único de los depósitos”, de hecho, ven importante la diversificación. Penón cree que” para aspirar a ganancias positivas el ahorrador debe asumir una visión de medio plazo y ampliar los plazos de inversión y/o diversificar hacia activos con un mayor riesgo, como la renta variable”. Para ello, apuesta por los perfilados, que recomienda mantener al menos durante tres años.

Christian Rouquerol, director de ventas de Natixis Global AM para España, también observa que, “en líneas generales, para conseguir una buena rentabilidad en fondos es recomendable invertir con un horizonte temporal de al menos dos años. Precisamente ese horizonte es el que tiene el fondo Natixis Euro Short Term Credit, un producto idóneo para la parte más conservadora de las carteras”.

¿Mejor debajo del colchón?

No todas las gestoras recomiendan entrar en fondos de inversión si se tiene una fecha de salida cercana. Así, desde la gestora de BBVA advierten de que “toda inversión necesita un periodo de maduración, un horizonte adecuado. A 6 o 12 meses no recomendaríamos una solución de inversión en la actual coyuntura de tipos”.

Hay que tener en cuenta que las letras españolas a 12 meses, por ejemplo, cotizan cerca del -0,40%. Incluso el bono a tres años cotiza con rentabilidad negativa. “Huelga decir que en el resto del universo europeo de deuda soberana, el único recomendable a priori cuando el horizonte inversor es tan cercano, la cosa no mejora”, indican.

Wolfgang Kania, responsable de fondos de inversión y planes de pensiones de Deutsche Bank España, por su parte, apuesta por inversiones a un periodo mayor. “Un horizonte de 6 o 12 meses no nos es adecuado, sobre todo en el actual entorno de tipos bajos en el que para obtener rentabilidad se tienen que asumir algunos riesgos”. No ven recorrido en monetarios, así que recomiendan fondos multiactivo flexibles, “sin embargo, el horizonte de inversión en fondos de esta categoría debe ser a medio o largo plazo”.

También en Schroders creen que el horizonte de inversión debe fijarse según nuestros objetivos de ahorro pero, “en términos generales, se debería invertir en fondos con un objetivo de estar entre los tres y los cinco años, por lo que 6 a 12 meses no nos parece”, indica Carla Bergareche, directora general de Schroders para España y Portugal. Para ese periodo la apuesta sería Schroder ISF Multi-Asset Conservative.

En Fidelity ven posible lograr rentabilidad, “pero con los tipos en mínimos históricos y tras pasar por Hacienda, esta será muy reducida, en algunos casos cercana al 0%, con lo cual si tenemos en cuenta la inflación, aunque también sea mínima, estaremos perdiendo dinero en términos reales”. Es decir, “hay que asumir un mínimo de riesgo y a la vez ampliar el plazo algo más allá de los 12 meses para conseguir al menos igualar o batir a la inflación, que debería ser el objetivo básico de todo ahorrador”. Su recomendación sería el Fidelity Funds Euro Short Term Bond, un fondo que invierte tanto en deuda pública como en bonos de empresa en euros de muy alta calidad, con una duración media de las inversiones igual o inferior a tres años.

Normas