Salón de Fráncfort 2017: poderío eléctrico

Prototipos de naturaleza 100% eléctrica copan la cita alemana y muchos de ellos llegarán a producción más pronto que tarde

Smart
Smart Vision EQ.

Puede que los años naturales vayan de enero a diciembre, pero de manera oficiosa es al terminar el verano y llegar septiembre cuando comienza el nuevo curso. No solo para los niños, con la vuelta al colegio, también en el mundo de la automoción. Y la primera cita importante del sector es el Salón de Fráncfort, un evento al que todas las marcas quieren asistir.

O, al menos, la mayoría de ellas. En la edición 2017 hay varias ausencias destacadas, entre las que se encuentran fabricantes del renombre de Volvo, Nissan, Peugeot o Fiat; aunque quedan compensadas por todas las que sí están y, sobre todo, por el vasto número de novedades expuestas. Más de 50 modelos que dejan claras las tendencias actuales y futuras del mercado automovilístico.

Los SUV han vuelto a disfrutar de un protagonismo destacado porque su mercado sigue en crecimiento

Una vez más, y cuesta encontrar el último año en el que no fue así, son los todocaminos los reyes. La moda SUV va a tener que dejar de considerarse como tal, porque llegó para quedarse y cada vez ocupa una cuota de mercado mayor. La evolución de este segmento ha sido pasar de los grandes todocaminos a los más populares del C, y de ahí a los compactos urbanos, ejemplares que ya dejan claramente de lado cualquier pretensión de ser todoterreno (en lo referente a sus mecánicas). El Seat Arona encabeza esta hornada, que llega repleta con los Volkswagen T-Roc, Hyundai Kona y Kia Stonic, entre otros.

Son las marcas alemanas, que juegan en casa, las que han hecho un mayor despliegue, acumulando el grueso de las novedades y distribuyéndolas por prácticamente todos los segmentos. BMW, con los nuevos X2 y X3, el M5 y el prototipo que adelanta el deportivo Z4; Porsche, con el Cayenne 2018, y Mercedes, con las versiones cabrio y cupé del Clase S, el renovado Clase A y el esperadísimo Project One, un hiperdeportivo inspirado en la F-1.

Pero si hay que destacar una tendencia en concreto, esa es la eléctrica. Desde hace unos años los fabricantes la apoyan, pero esta es la ocasión en la que más ejemplos se han visto. Jaguar E-Pace, BMW X7 iPerformance… Aunque algunos de ellos son aún de naturaleza conceptual, la mayoría ya tienen sus versiones de producción en un punto medio o avanzado de su desarrollo, contando incluso con fechas concretas para su lanzamiento. Entre 2019 y 2022 se producirá el nacimiento de la nueva era eléctrica.

Dos variantes del mismo concepto

Salón de Fráncfort 2017: poderío eléctrico

Junto al Nissan Leaf y Renault Zoe, el BMW i3 fue uno de los primeros vehículos 100% eléctricos en llegar al mercado. Afronta su renovación con una evolución estética, donde lo más importante es su mejora mecánica, combinando un motor de 170 CV con unas baterías de 33 kWh de capacidad, para alcanzar una autonomía de hasta 300 kilómetros, que la marca ya ha situado en unos 200 reales. Una importante novedad para el compacto alemán es la llegada de la variante i3s, de corte deportivo, más potente (184 CV) y capaz de mejorar su aceleración de 0 a 100 km/h (6,9 segundos por los 7,3 del i3 convencional).

Anticipo de su primer eléctrico

Salón de Fráncfort 2017: poderío eléctrico

Se trata de un estudio de diseño, pero dado que la marca ya anunció que en 2019 saldrá a la venta el primer Mini 100% eléctrico, cobra especial relevancia. Imita la silueta y dimensiones de un Mini de tres puertas, pero cuenta con una carrocería totalmente carenada (no es necesaria tanta refrigeración para el motor) que mejora su aerodinámica. Las llantas, de 19 pulgadas, siguen esta línea gracias a su diseño y a ser de fibra, por lo que, además, reducen peso extra. Esto será clave para maximizar la autonomía de las baterías, de las que por ahora no se ha desvelado ningún detalle, como tampoco del resto de componentes mecánicos.

El coche compartido del futuro

Salón de Fráncfort 2017: poderío eléctrico

Smart, especialista en movilidad urbana, va más allá en su manera de ver los automóviles del futuro. Partícipe ya del coche compartido en proyectos como el popular Car2Go, cree que dentro de unos años tener un vehículo en propiedad será cosa del pasado, en claro desuso. Su propuesta para este entorno es el Vision EQ, una evolución del actual Fortwo que es 100% eléctrico y completamente autónomo. Como en los sistemas actuales, se puede solicitar sus servicios desde cualquier smartphone para que el vehículo recoja al usuario donde quiera, y una vez dentro se le pueden dar instrucciones mediante comandos de voz.

Un híbrido de más de 1.000 CV

Salón de Fráncfort 2017: poderío eléctrico

Un deportivo de competición matriculable para su uso en la calle, una complicada y arriesgada premisa que Mercedes-Benz ha conseguido llevar a cabo a la perfección. Su aerodinámica trabajada se combina con un chasis de fibra de carbono para sacar el máximo partido a su apartado mecánico: un sistema híbrido formado por un motor gasolina 1.6 V6 turbo y cuatro eléctricos que entrega más de 1.000 CV de potencia. Acelera de 0 a 200 km/h en menos de seis segundos y supera los 350 km/h de velocidad punta. Solo se fabricarán 275 unidades y todas ellas ya se han vendido a un precio de unos 2,5 millones de euros.

El hermano pequeño del Tiguan

Salón de Fráncfort 2017: poderío eléctrico

Es el hermano pequeño del Tiguan y apuesta de Volkswagen para el competido y lucrativo segmento B de los SUV compactos. Respeta la mayoría de las líneas del prototipo original, lo que le confiere un aspecto juvenil y desenfadado. Sus dimensiones son bastante compactas (apenas 4,2 metros de largo), aunque ofrece espacio para cinco personas y tiene un maletero con 445 litros de capacidad. Su oferta mecánica es bastante amplia, con seis motores gasolina y diésel que oscilan entre 115 y 190 CV, tracción delantera o total y cajas de cambio manuales o automáticas. Su dotación tecnológica será una de las más completas del segmento.

Gran lujo a toda velocidad

Salón de Fráncfort 2017: poderío eléctrico

Tercera generación de la berlina de altas prestaciones, es un modelo que aúna deportividad y lujo a partes iguales. Su silueta es la más atlética hasta la fecha debido a que hereda sus rasgos del prototipo EXP 10 Speed 6, pero bajo el capó cuenta con el músculo habitual: un enorme motor 6.0 W12 biturbo que entrega 635 CV y 900 Nm de par. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y elementos como la tracción integral y el chasis adaptativo aseguran un comportamiento ejemplar en curva. En el habitáculo, madera y piel son los protagonistas, los asientos cuentan con funciones de masaje y calefacción, hay varios sistemas de audio prémium.

El modelo de acceso a una leyenda

Salón de Fráncfort 2017: poderío eléctrico

El nuevo modelo de acceso a la marca italiana es un GT descapotable que toma el relevo del Ferrari California T. Con su chasis de aluminio consigue un reparto de pesos del 46%-54% entre ambos ejes y cuenta con dirección asistida eléctrica, amortiguadores magnetoreológicos y diferencial trasero de tercera generación. Se ha respetado el motor de su predecesor, pero puesto a punto para alcanzar los 600 CV de potencia. Marca 3,5 segundos en el esprint de 0 a 100 km/h y supera los 320 km/h de velocidad máxima. Ferrari afirma, por si fuera poco, que es más eficiente, al haber rebajado su consumo hasta los 10,5 l/100 km.

El más potente de la historia

La actual generación del Seat León Cupra ha alcanzado la redonda cifra de 300 CV de potencia, pero la nueva serie limitada a 799 unidades, con apellido R, tiene el honor de convertirse en el modelo más potente de la historia de la marca gracias a sus 310 CV. Disponible tanto con cambio manual como automático, ambos de seis velocidades, modifica la dureza de la suspensión adaptativa e incorpora frenos Brembo de mayores dimensiones y mejor rendimiento. Un kit de carrocería específico, con elementos de fibra de carbono, mejora su aerodinámica y le da un aspecto más agresivo que el de los León Cupra normales.

Normas