El personal laboral de España en el exterior se moviliza tras ocho años de congelación salarial

En Nicaragua y Finlandia empieza este martes una huelga indefinida y los trabajadores de la Agencia de Cooperación pararán el viernes en 29 países

Alrededor de 7.000 personas trabajan para las administraciones públicas en el extranjero

Operarios retiran vallas de Embajada de España en Buenos Aires, Argentina.
Operarios retiran vallas de Embajada de España en Buenos Aires, Argentina.

"La respuesta por parte de la administración es un silencio de radio. No hay otro camino que la movilización" ha asegurado este martes en rueda de prensa un representante de CC.OO respecto a los paros que protagonizará el personal laboral de España en el exterior para reclamar la mejora de los salarios, congelados desde 2009. Este martes, los trabajadores en Nicaragua y Finlandia serán los primeros en cesar su actividad.

El personal no funcionarial de la embajada, la sección consular, la Agencia Española de Cooperación Internacional, consejerías, y otras oficinas de la misión española en Nicaragua pararán de manera intermitente los martes y jueves de las once de la mañana a la una, hasta nuevo aviso. A estas acciones le seguirá un paro del personal de la Agencia Española de Cooperación Internacional el viernes, en 29 países. 

Los trabajadores que prestan sus servicios al Estado en el extranjero se quejan de la pérdida de poder adquisitivo tras ocho años de congelación salarial y de un olvido absoluto por parte de la Administración, de la que no han sabido nada desde la última reunión el pasado 20 de junio. "Hay países en los que no solo no se cobra el salario mínimo interprofesional español, sino que tampoco llega al del país en cuestión", explica Sebastián Trenado de UGT. 

La situación empeora en los territorios que tienen altos porcentajes de inflación, como Argentina. Allí hubo una huelga de 16 días en mayo de la Embajada en Buenos Aires, seguida por el 95% de los trabajadores. En Australia, por ejemplo, "el precio de los alquileres ha aumentado un 400% en los últimos años", según Trenado. En Tanzania, los sueldos actuales no permiten al personal laboral vivir en la zona segura de la capital, según Javier Sastre, de CESIF, que aseguró que una de las afiliadas "ha sido asaltada varias veces". 

Alrededor de 7.000 personas trabajan en régimen no funcionarial para la Administración en el exterior. Con estas movilizaciones, convocadas conjuntamente por CC.OO, UGT y CESIF, se pretende conseguir que las retribuciones que reciben se ajusten a la inflación y a las fluctuaciones de las divisas locales, como sucede con los funcionarios. También un incremento salarial inmediato del 25%, un incremento del 10% en 2018 y 2019 y el comienzo de la negociación de un nuevo acuerdo entre la Administración y los sindicatos. 

Las reivindicaciones de los cooperantes

Los trabajadores de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), además de unirse a las reivindicaciones del personal laboral exterior, solicitan que se les aplique la misma normativa que a los funcionarios. Carlos Latorre y Julián Egea son personal de AECI en Honduras y Panamá, respectivamente, y denuncian la "precarización sistemática y el desmantelamiento de las políticas de cooperación". 

"Los salarios de la cooperación española son los más bajos del mundo", denuncia Egea, que asegura que el 40% de los trabajadores abandona la Agencia en busca de mejores condiciones. El cooperante asegura que en los últimos nueve años han perdido el 65% del poder adquisitivo de media por la inflación y afirma que si su situación no mejora es debido a la falta de voluntad por parte del Estado.

"Nos están haciendo pagar la crisis, o más bien la reducción de Presupuestos, a los trabajadores, y eso es intolerable", ha dicho Egea. El colectivo al que representa no tiene derecho a elegir a su representante sindical ni a la negociación colectiva, lo que, es sus palabras, les deja en una posición laboral indecente. 

Normas