morosidad

Los autónomos urgen sanciones para quien pague con retraso

Desde ATA se reclaman sanciones para quienes no cumplan los plazos de pago

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha vuelto a solicitar un régimen sancionador para Administraciones y empresas que paguen con retraso a los profesionales por cuenta propia.

Mientras que el margen legal para pagar, una vez se recibe la mercancía y se da el visto bueno, es de 30 días (para la Administración), los retrasos siguen alargándose a los 71 día de media, o 54 en el caso de las comunidades Autónomas. Se ha llegado incluso a los 161 días de media para pagar una factura, en el año 2009. Y el problema, tal y como destaca el presidente de ATA ya no es este retraso, que impide el desarrollo de una empresa o de un autónomo. Según denuncian, si una pyme so un trabajador por cuenta propia se retrasan en un pago, se le sanciona, mientras que una gran empresa o una Administración Pública que se retrasa, no tienen que enfrentarse a ninguna multa. Pagando a 115 días de media, cuando la ley lo fija en un máximo de 60.

“Muchas de estas empresas se están financiando a costa de los autónomos, por lo que la morosidad sigue siendo un problema y quien no cumpla deberá ser sancionado", ha querido dejar claro Amor, reivindicando la necesidad de incluir estas sanciones para todos, con el objetivo de que se cumpla la ley, y la morosidad deje de ser un problema para los profesionales autónomos.

La ley de Autónomos dejó fuera sanciones para morosos

A pesar de que la Nueva Ley de Autónomos es percibida por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) como un avance, su presidente, Lorenzo Amor, asegura que se trata de un paso más, y que no puede considerarse un fin en sí mismo.

Las nuevas medidas que propone la Ley son interesantes y necesarias para los profesionales autónomos, ya que “permite eliminar trabas, dar más protección social y facilita que haya más empleo y más autónomos, etc.”, tal y como ha señalado Amor para la agencia Europa Press. Sin embargo, quedan muchas otras cuestiones que no se han considerado y que tienen una gran importancia, como, por ejemplo, el problema de la morosidad.

De hecho, tal y como recuerda Amor, todavía quedan por tratarse cuestiones vitales para el colectivo de los autónomos, como la cotización a tiempo parcial, qué cotización deben pagar quienes no lleguen al salario mínimo, las pensiones, etc. De ahí que desde ATA recuerden que los pasos dados hasta ahora con la nueva normativa son sólo una etapa, pero no la meta.

Normas
Entra en EL PAÍS