Mercados europeos Ampliar foto

Ibex: La crisis de Corea funde los soportes en mínimos de marzo, ¿qué pasa?

El índice cede un 0,91%

El euro supera los 1,20 dólares, máximos de dos años y medio

El volátil mes de agosto en los mercados tiene todos los visos de terminar como empezó. Los inversores han puesto de nuevo el pie en el freno ante una creciente tensión geopolítica. Pulsan el botón del pánico y dejan a la renta variable encaromada en las caídas y a los activos refugio (como el oro y los bonos más seguros) al alza. Kim Jong-un retomó las tensiones con el lanzamiento de un misil sobre el mar de Japón y llevó a las Bolsas a recordar aquellas jornadas a principios de mes en las que la escalada verbal del líder norcoreano y la Casa Blanca hizo sufrir a las Bolsas. 

La jornada de hoy ha sido aún más cruda. El índice español –todavía no recuperado de ese varapalo– jugueteó con sus soportes y cayó a niveles de marzo (los 10.200 puntos) con una devaluación intradía del 0,91%. Más allá de las decisiones impetuosas del líder norcoreano, un euro cada día más fuerte pesa tanto sobre las Bolsas que empieza a ser una losa. La divisa comunitaria pulverizó ayer un nuevo récord (los 1,20 dólares) y se coloca en un nivel nunca visto desde diciembre de 2014. Al tiempo roza la paridad con la libra al intercambiarse por 91 peniques, máximos de siete años.

Principales cotizaciones

Petroleo Brent 56,510 0,142%
IBEX 35 10.295,30 -0,02%
EUROSTOXX 50 3.542,14 0,07%
USD x EUR 0,8338 -0,406%

Los inversores se temen que un euro demasiado alto ralentice al Banco Central Europeo en su programa de retirada de estímulos. El tipo de cambio lastra las cuentas de los exportadores. Y estos, con un peso muy relevante en la economía alemana, pueden torpedear el ritmo al que Europa trata de olvidar los rigores de la crisis. También alejan el objetivo del BCE de situar los precios en el continente en el 2%.

Por tanto, fue la Bolsa alemana la que más sufrió una jornada más con el euro al alza. El Dax se dejó un 1,48%. Mientras, el Cac retrocedió un 0,98%; el FTSE 100, un 0,89% y el MIB, un 1,96%. Ni siquiera unos buenos datos macro han impulsado a los mercados al alza. En la jornada se han conocido los datos de confianza del inversor en Estados Unidos, en máximos de cinco meses, y en Alemania, que no estaba tan alto desde 2001.

La vuelta de la geopolítica a la mesa de los mercados y la visión de que se aleja una nueva subida del precio del dinero en Europa fue una combinación letal para la rentabilidad de los bonos soberanos. El dinero salió ayer en masa de la renta variable a la fija, lo que hizo que el precio de los bonos repuntase y la rentabilidad de esta se resintiese. Los mayores retrocesos los experimentó el bund alemán, que se situó en el 0,33%. El español a 10 años, considerado como más arriesgado, se quedó en el 1,44% con la prima de riesgo en los 110 puntos básicos.

La caída en la rentabilidad de los bonos lastró a los bancos en Bolsa. Todas las entidades financieras cotizaron en rojo, encabezadas por Sabadell, que se deja un 2,92%. Caixabank pierde un 2,06% y Bankia, un 1,77%. Una circunstancia de la que sacaron rédito los valores más ligados al consumo cíclico. Entre ellos las eléctricas (Endesa sube un 0,54%; Enagas, un 0,33% y Red Eléctrica, un 0,13%).

Los analistas esperan, sin embargo, que este castigo a la renta variable no dure demasiado. En un año donde la Bolsa ha destacado por su fortaleza y el Ibex es la segunda Bolsa europea más rentable, el mercado se toma ahora un respiro y opta por las ventas. Desde Unicorp patrimonio señalan que la clave para el Ibex está en lo rápido que consiga reconquistar los 10.280 puntos. "Si lo alcanza muy rápidamente, será una señal muy alcista para el selectivo", indican.

Mientras, en el mercado de materias primas el oro se encaroma a máximos de once meses. Supera los 1.300 dólares por onza, un nivel desconocido desde finales de septiembre de 2016.

Normas
Entra en EL PAÍS