Al menos 13 muertos y 100 heridos en un atentado terrorista en Barcelona

El Estado Islámico reivindica la autoría

La policía ha detenido a dos personas

Tarde de pánico en Barcelona. Al menos 13 personas murieron, de ellas cinco serían menores, y más de un centenar resultaron heridas en un atentado terrorista en el centro de la capital catalana. Una furgoneta irrumpió pasadas las cinco de la tarde en la Rambla, una de las arterias más transitadas de la Ciudad Condal, arrollando a su paso a las personas que allí se encontraban. El Estado Islámico reivindicó el atentado en un comunicado por internet.

Los testigos que estaban en la zona confirmaron que el conductor aceleró tras invadir la acera de la conocida avenida turística que une la plaza de Cataluña con el puerto de Barcelona, haciendo eses. La policía aseguró una hora más tarde que se trataba de un ataque terrorista. Tras chocar, el conductor salió corriendo. La furgoneta utilizada en el atentado fue alquilada por un individuo con documentación a nombre de Driss Oukabir en la localidad de Santa Perpetua de la Mogada, según la identificación realizada por la Guardia Civil.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, anunció la detención de dos sospechosos, aunque no confirmó su identidad. En una comparecencia posterior, Josep Lluís Trapero, responsable de Mossos d'Esquadra, confirmó la detención de dos personas, si bien ninguna de ellas sería el conductor de la furgoneta del atentado. De ellos, uno es natural de Melilla y el otro de Marruecos. Trapero precisó que uno fue detenido en Ripoll y otro en Alcanar. En este sentido, el responsable de los Mossos d'Esquadra dijo que la explosión que tuvo lugar anoche en Alcanar está relacionada con el atentado. Con respecto al vehículo que embistió a una agente de los Mossos en la Diagonal, Trapero dijo que iba conducido por un hombre de nacionalidad española, quien resultó muerto. Trapero indicó que no tiene antecedentes y, de momento, no está relacionado con el atentado.

Las fuerzas de seguridad activaron tras el atropello la búsqueda de una segunda furgoneta que habría sido alquilada a la vez que la que fue usada para el atentado y que iba a utilizarse para la huida de los terroristas, según informó La Vanguardia. Este segundo vehículo apareció en Vic, según los medios locales.

El responsable de los Mossos d'Esquadra, confirmó la detención de dos personas. De ellos, uno es nacido en Melilla y otro en Marruecos

Los Mossos d’Esquadra pusieron en marcha tras el ataque el dispositivo previsto en casos de “atentado consumado”. Se activó el dispositivo Cronos, que supuso un importante despliegue en todas las principales salidas de la ciudad.

Inmediatamente después del atentado, las autoridades cerraron el transporte en toda la zona centro de la ciudad, tanto el metro como el cercanías. Además, la policía desalojó los centros que tienen El Corte Inglés y la Fnac en la zona. Prácticamente toda el área comercial, tanto tiendas como bares y restaurantes, cesó su actividad. Las autoridades locales y autonómicas tomaron la decisión de suspender las fiestas de Gracia, que se celebran estos días en la ciudad.

¿Qué ocurrió?

Pasadas las 17 horas de la tarde, una furgoneta blanca de alquiler embistió contra los viandantes en la turística zona de la Rambla de Barcelona, matando al menos a 13 personas e hiriendo a más de 100. Horas más tarde el Estado Islámico reivindicó la autoría del atentado.

Teléfono de atención a las víctimas

Las autoridades activaron un teléfono gratuito de ayuda a las víctimas del atentado de Barcelona. Su número es 900 400 012.

Concentración de repulsa

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, estarán este viernes a mediodía en el minuto de silencio convocado en la Plaza de Cataluña de Barcelona en señal de repulsa por el atentado que ha matado a 13 personas y ha dejado un centenar de heridos. El primer minuto de silencio fue convocado esta noche por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para dejar claro "que no tenemos miedo" a pesar de ese atentado. El minuto de silencio ha sido convocado también en el Congreso de los Diputados y en otras instituciones, así como en ayuntamientos de toda España.

Tras el atentado se vivieron escenas de pánico y caos entre los centenares de turistas que se encontraban en ese momento en la zona. Los locales cercanos a la Rambla cerraron con los clientes dentro, hasta que los Mossos fueron abriendo de manera escalonada todos los comercios para permitir la salida de las personas que allí se encontraban. Al mantener los accesos a la zona cerrados, la patronal Turismo de Barcelona ofreció alojamiento gratuito para aquellos turistas cuyos hoteles se encuentran en el área.

La Generalitat activó tras el atentado un dispositivo especial en los hospitales del Mar, San Pau, Clínic y Vall d’Hebron para atender a los heridos durante el atentado. Además, se activó un protocolo de atención psicológica en la Rambla para personas afectadas.

El consejero de Interior, Joaquim Forn, indicó que el número de fallecidos podría aumentar dada la gravedad de algunos de ellos. Distintos medios apuntaron que, de las víctimas mortales, tres podrían ser de nacionalidad alemana y uno de origen belga.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu abrirá diligencias para investigar el atentado. Se trata del primer ataque que sufre España tras los ocurridos en Bélgica, Francia, Reino Unido y Alemania. Es el mayor atentado terrorista que sucede en el país desde el 11M, en 2004. España se encontraba en riesgo alto de atentado terrorista desde 2015. En concreto, el nivel de amenaza se situaba, según informó el Ministerio del Interior, en nivel 4 sobre 5. Los cuerpos policiales nacionales y autonómicos, como la Ertzaintza anunciaron un aumento de la seguridad tras el atentado.

El ataque, que coincidió prácticamente con el cierre de la Bolsa, no tuvo impacto en los índices europeos. Sin embargo, sí afectó a Wall Street, que cerró la sesión con fuertes caídas. Así, el S&P 500 bajó un 1,54%, por un 1,24% del Dow Jones y un 1,94% del Nasdaq.

Rajoy decreta tres días de luto y convoca el pacto antiterrorista

En una comparecencia en la delegación del Gobierno de Barcelona, pasadas las doce de la noche, Mariano Rajoy anunció la convocatoria del Pacto antiterrorista en próximas fechas para afianzar la unidad y seguir trabajando juntos en el futuro. El presidente del Gobierno señaló que a los terroristas se les vence con unidad institucional, colaboración policial y grandes acuerdos entre partidos políticos, como sucede en España. “Es una amenaza global y la respuesta tiene que ser global”, dijo.

Rajoy, que quiso enviar un mensaje de solidaridad con las víctimas desde toda España, anunció tres días de luto oficial en todo el territorio nacional.

Normas