Alquiler vacacional

Airbnb retira 1.036 pisos en Barcelona tras la amenaza de nuevas sanciones

El consistorio denuncia que el 15% de la oferta es gestionada por el inquilino

En un año ha abierto 3.473 expedientes sancionadores

Pintadas contra los turistas en el Parque Güell.
Pintadas contra los turistas en el Parque Güell.

El pasado 27 de junio, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, escribió un mensaje incendiario en su cuenta de twitter. "Airbnb está traspasando todos los límites legales. Les hemos impuesto una multa de 600.000 euros y lo seguiremos haciendo hasta que no cumplan con la ley". Ese mismo día, la concejal de turismo del ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, anunció que a la multa impuesta se volvería a repetir si la plataforma no retiraba todos los pisos ilegales que tenía entre su oferta en Barcelona.Solo en la capital catalana, según los datos de la página web Inside Airbnb, hay 3.800 alojamientos activos, casi el mismo numero que la capital madrileña, con la salvedad de que Barcelona tiene la mitad de población que Madrid. En lo que sí se parecen ambas ciudades es que la oferta de la plataforma se concentra en pocos barrios situados en el centro. 

La amenaza parece haber surtido efecto. La plataforma ha retirado esta mañana de su web de los 1.036 pisos turísticos ilegales que tenían orden de cese desde hace un mes, tal y como ha anunciado la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz. "La retirada confirma el punto de inflexión y la buena voluntad de continuar trabajando con el Ayuntamiento en esta dirección por parte de Airbnb", ha apuntado en declaraciones a los medios. 

La teniente de alcalde estimó que la colaboración con Airbnb será "mucho más fluida" a partir de septiembre, gracia a la herramienta en la que está trabajando la plataforma para impedir que un piso turístico pueda ser alquilado si no se introduce el número de registro en la web, algo en lo que también trabajan con otras grandes plataformas."Es lo que garantiza que la oferta de pisos turísticos ilegales decrezca y que estos pisos estén al servicio de los vecinos y no del lucro vinculado a una actividad turística que no cumple la legalidad", ha dicho Sanz.

El ayuntamiento discrepa con Airbnb respecto a la naturaleza de los alquileres. Mientras que el portal sostiene que sirven para mantener a muchas familias, el consistorio considera que existe un lucro vinculado a una actividad turística que no cumple la legalidad. Así, la teniente de alcalde ha asegurado que el 15% de los pisos ilegales son ofertados y gestionados por inquilinos y no por el propietario.

El ayuntamiento de Barcelona calcula que aún quedan hasta 6.000 ofertas que no cumplen con la ley

En los doce  meses que han transcurrido desde que puso en marcha el plan de choque contra pisos turísticos ilegales, el consistorio dirigido por Ada Colau ha abierto 6.197 expedientes disciplinarios de pisos irregulares, de los que 3.473 han sido expedientes sancionadores yha dictado 2.332 órdenes de cese (744 la han acatado) y 145 precintos. Sanz ha recordado que en Barcelona aún quedan entre 5.000 y 6.000 pisos turísticos ilegales.

Normas