coche de google

El coche de Google “ablandará” su carrocería en tiempo real para proteger a los peatones

Un sistema de cables retraerá los paneles en caso de impacto

Waymo es el coche de Google que sirve de experimento para desarrollar su programa de coche autónomo, un terreno en el que a trabajan otros muchos fabricantes y que llegará en masa a nuestras carreteras la próxima década. Ahora sale a la luz una patente de los de Mountain View que describe una ingeniosa forma de proteger a los peatones en el caso de un eventual atropello. Proponen nada menos que modificar la rigidez de la carrocería en el momento que el peatón choque contra el vehículo, con el fin de que este no sufra heridas graves.

Distintas zonas del coche cambiarían la rigidez de sus paneles

La patente de Google, registrada en 2015, busca modificar en tiempo real la rigidez de los paneles del coche con el objetivo de que estos hagan el menor daño posible al peatón en caso de colisión con él.

Waymo coche autónomo
Waymo es el vehículo con el que Google prueba su tecnología de conducción autónoma

Las zonas del vehículo que podrían transformar su tacto en tiempo real serían los paneles de la carrocería, los parachoques y el capó. En el momento de detectar un impacto inminente, los cables que dotarían de rigidez a los paneles se retraerían y permitirían que estos fueran más blandos, y así absorber mejor el impacto. Como tantas patentes, de momento es sólo un proyecto.

Normas