Gas Natural vende el 20% de su distribución de gas a dos fondos por 1.500 millones

El canadiense CPP y Allianz Capital compran la participación: un 60% y un 40%, cada uno

La filial de redes de Gas Natural ha sido valorada en 13.935 millones

Macrooperación de gas
Rafael Villaseca, consejero delegado de Gas Ntural Fenosa.

Gas Natural Fenosa ha acordado la venta de una participación del 20% de la sociedad titular de sus activos de distribución de gas en España (GNDB) a un consorcio de inversores en infraestructuras a largo plazo formado por Allianz Capital Partners y Canada Pension Plan Investment Board (CPPIB), por un total de 1.500 millones de euros, según comunica la compañía a la CNMV. De ese importe, que se pagará en efectivo, el fondo canadiense aporta 900 millones de euros (un 60%)y Allianz 600 millones (el 40% restante), según fuentes empresariales.

 De esta manera, el 100% de filial de distribución de gas (un negocio netamente regulado) ha sido valorado en 13.935 millones, lo que equivale a 15,7 veces el ebitda, en base a un ebitda de 889 millones de euros en 2016. Tras filtrarse la operación, los analistas habían previsto una transacción de 10 u 11 veces el ebtida.

Gas Natural Fenosa mantendrá una participación del 80% en GNDB (Gas Natural Distribución), que continuará gestionando y consolidando por el método de integración global. Según señaló la compañía, “los recursos procedentes de la operación se utilizarán para respaldar futuras necesidades de inversión en proyectos existentes, mientras que cualquier excedente será destinado a futuras inversiones, a optimizar la deuda o a remunerar al accionista,según determine el consejo de administración”. Esta mejora de la retribución beneficiaría especialmente a sus tres grandes accionistas:  Caixabank (24%) y Repsol y el fondo GIP (un 20%, cada uno).

 Allianz Capital Partners es el gestor de inversiones alternativas del Grupo Allianz, con oficinas en Munich, Londres, Nueva York y Singapur, y gestiona aproximadamente 19.000 millones en activos. Su inversión se centra en infraestructuras, energías renovables y fondos de capital privado.

Los recursos irán a inversiones, reducir deuda o aumentar el dividendo

Por su parte, CPPIB es una organización profesional que invierte los fondos excedentes de Canada Pension Plan (CPP), la institución que gestiona los planes de pensiones de ese país, para hacer frente al pago de sus 20 millones de contribuyentes y beneficiarios. Esta entidad, con sede en Toronto, invierte en compañías públicas y privadas, activos inmobiliarios, infraestructura e instrumentos de renta fija y gestiona fondos por valor de 316.700 millones de dólares canadienses,

La filial de la que Gas Natural ha cedido una participación minoritaria, cuenta con la mayor red de distribución de gas de España: abastece a casi 1.100 municipios, con más de 5,3 millones de puntos de conexión. Tras la operación, de sesgo claramente financiero (no hay cesión de activos físicos), el grupo energético mantendrá el 80% de su filial, “que continuará siendo una parte esencial de la cartera de negocios del grupo”, indica en una nota de prensa. En ella añade que “la asociación con este consorcio de nuevos inversores”, le permitirá “continuar desarrollando su estrategia a largo plazo en el negocio de distribución de gas, invertir en su crecimiento futuro e incrementar la penetración del gas en España”.

La distribución de gas mantiene un importante potencial de crecimiento en el mercado nacional, “que permitirá incrementar la demanda y un mayor uso de las infraestructuras de regasificación y transporte”.

 Financiación intragrupo

Según señala la energética española, la operación, que ha sido asesorada por JP Morgan y Morgan Stanley, incluye un acuerdo de financiación intragrupo a largo plazo de 6.000 millones de euros, “que no afectará a la estructura de capital del grupo ni a su rating“. Y espera “generar reservas positivas en el patrimonio neto de aproximadamente 1.040 millones”. El cierre de la operación está sujeto a la obtención de las autorizaciones administrativas pertinentes y se prevé complete en o antes de enero de 2018.

Para el consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, “GNDB es un activo premium en el sector del gas en España y parte esencial de nuestra estrategia de inversión”. En unas declaraciones recogidas en un comunicado, mostró su entusiasmado por la alianza “con dos inversores a largo plazo de reconocido prestigio en el sector de infraestructuras”. Y añadió que la compañía que dirige “seguirá invirtiendo en una mayor expansión de la red de gas en España”.

En este sentido, Christian Fingerie, director de Inversiones de Allianz Capital, consideró la nueva participación “una oportunidad atractiva para nuestros clientes, totalmente alineada con nuestra estrategia de inversión en activos core de infraestructuras”. Estamos muy satisfechos de asociarnos a Gas Natural Fenosa, un líder internacional líder en energía, y esperamos fortalecer aún más nuestra relación”

Por su parte, Cressida Hogg, Jefa de Infraestructuras del fondo canadiense, considera que GNDB “es un activo core de infraestructuras que encaja bien en nuestra cartera de activos de infraestructuras, aportando una generación de caja estable a largo plazo. Esperamos consolidar esta alianza duradera con Gas Natural Fenosa y Allianz en este negocio de alta calidad a nivel global.”

Las redes están de moda

En lo que va de año se han cerrado tres importantes operaciones en el sector de la distribución del gas natural, protagonizada por los tres principales operadores del mercado:Redexis, EDP (concretamente, su antigua filial Naturgas) y la anunciada ayer por Gas Natural Fenosa. Operaciones que demuestran el apetito y el valor de un negocio regulado y en monopolio natural como son las redes de gas.

La primera de las transacciones, cerrada el 28 de marzo pasado, fue el traspaso del control de Naturgas a los fondos JP Morgan Infraestructure, Swiss Life y Abu dabi Investment Council por 2.591 millones, y que supuso unas plusvalías para EDP de 700 millones de euros. Al igual que la anunciada ayer por Gas Natural Fenosa, esta se tradujo en 15,7 veces el ebitda, si bien en este último caso, se ha desprendido de una participación minoritaria del 20% y, por tanto, no pierde el control de su filial.

En mayo se produjo la venta de un 18,8% de Redexis en manos de Goldman Sachs los fondos alemán USS y británico ATP, que incrementaron la participación que ya tenía en la dsitribuidora gasísitca hasta el 49,9%. Según estimaciones de los analistas, estos pagaron unos 400 millones de euros por el nuevo paquete. Se desconoce en este caso el múltiplo del ebitda de la operación.

Normas