Qué fondos tienen más suscripciones netas en 2017

Los fondos de rentabilidad objetivo pierden el 10% del patrimonio en 2017

La banca redirige al partícipe hacia fondos mixtos y de renta variable

fondos de inversión Ampliar foto

Las gestoras de los bancos españoles, que dominan con su tamaño la industria de fondos de inversión, están reconduciendo con éxito a los partícipes hacia productos con mayores dosis de riesgo, más expectativas de rentabilidad y también mayores niveles de comisiones. El profundo descenso de los tipos de interés, y el agotamiento del potencial de revalorización de los precios de la deuda, han minado la rentabilidad de los fondos más conservadores, los garantizados y de renta fija, hasta el punto de provocar un descenso de comisiones que no terminara por anular las escasas ganancias y forzando al traslado de sus partícipes hacia otros productos.

El mes de julio ha confirmado una tendencia que se consolida en el balance del conjunto del año y en la que se aprecia que son las familias de fondos con mayores dosis de riesgo las que más elevan su volumen de patrimonio y también de captaciones netas, más allá del efecto de la revalorización de las carteras bursátiles en un año en que la Bolsa está siendo claramente el activo ganador.

Según los datos de Inverco al cierre del mes de julio, los mayores crecimientos patrimoniales tanto del mes como del acumulado de 2017 son para los fondos de renta variable internacional, los fondos globales y los fondos de retorno absoluto. Los primeros han registrado un alza patrimonial en el mes de casi mil millones de euros (943,3 millones, el 3,9% más sobre junio), y avanzan en el año en 4.829 millones, con un crecimiento del 23,7%. Los fondos globales se anotan el mayor incremento patrimonial durante 2017: 9.001 millones de aumento, el 43,3%, que incluye los 885 millones de julio. En el balance anual, la tercera categoría que más crece es la de fondos de renta variable mixta, con un alza del 24,6% y 4.048 millones.

Por suscripciones netas, las mayores entradas corresponden a los fondos globales, con 8.049 millones de euros en lo que va de año, seguidos de los fondos de renta variable internacional (3.904 millones) y de los de renta variable mixta (3.594 millones de euros).

La otra cara de la moneda está en los fondos más conservadores: garantizados, de gestión pasiva –que incluye a los fondos de rentabilidad objetivo– y renta fija. Los primeros sufren una caída en su patrimonio en lo que va de año del 6,2%, con un retroceso del 1,1% en el mes de julio. Y los de renta fija retroceden el 3,3%, con una pérdida patrimonial en los siete primeros meses del 3,3%.

Pero los que más menguan son los de gestión pasiva o rentabilidad objetivo, según la clasificación de Inverco, fondos al modo de los garantizados, con una rentabilidad prevista aunque no asegurada y que en su día fueron intensamente comercializados por CaixaBank. Su descenso patrimonial en el año es el mayor de todos, de 2.417 millones de euros, con reembolsos netos por 2.618 millones, solo superados en 2017 por los 3.160 millones de los fondos de renta fija.

Prueba del cambio de rumbo en la venta de fondos es el listado de los productos que más suscripciones tienen en el año. La gestora de CaixaBank, líder por volumen gestionado, ha logrado en 2017 aportaciones netas de 1.535 millones con un fondo mixto conservador, el CaixaBank Iter; 1.163 millones con un mixto flexible (Albus) y 1.130 millones con un fondo de renta fija euro high yield, el CaixaBank Ahorro. El fondo con más volumen de aportaciones del año es el Quality Inversión Conservadora, un mixto conservador gestionado por BBVA Asset Management: 2.912 millones captados.

Normas