El canal de empresas sostiene las matriculaciones de vehículos hasta julio

La gasolina supera al diesel como combustible favorito

Las redes de venta enjugan sus datos con descuentos por encima de los 4.000 euros y automatrículas

automoción
Flota de vehículos

El Seat Ibiza domina el mercado de matriculaciones, tanto en el mes de julio como en los siete primeros meses del año. El vehículo se coloca en cabeza el mes pasado con 3.385 unidades vendidas. En el conjunto del año, ha entregado 24.158 unidades, lo que le hace el favorito del mercado.

Con este éxito, la marca Seat también es primera en lo que va de año, con 61.748 unidades comercializadas en el acumulado de los siete primeros meses. En julio, sin embargo, la enseña automovilística más vendida fue Renault, con 9.243 unidades. La marca del grupo Volkswagen se colocó en segunda posición con 8.467 entregas.

El segundo vehículo más vendido en julio pertenece a la francesa Renault. El Megane superó al Seat León en ventas, con 3.322 unidades matriculadas frente a las 3.220 comercializaciones del León. Este vehículo sí fue segundo en lo que va de año, por detrás del Ibiza, con 23.077 unidades. La tercera posición en el año es para el Citroën C4, con 20.629 unidades.

Por tercer mes en lo que va de año, las ventas de vehículos al canal de particulares han caído. En el mes de julio, un 3,9%, según los datos facilitados por las asociaciones de fabricantes (Anfac), vendedores (Ganvam) y de concesionarios (Faconauto).

Sin embargo, en total las matriculaciones de turismos y todoterrenos en el mercado español no se hunden. Alcanzaron un volumen de 109.948 unidades durante el mes de julio, un 2,5% más que en el mismo mes del año anterior.

En los siete primeros meses, el mercado contabilizó un volumen de 777.442 unidades, un 6,4% más en comparación con las 730.540 unidades entregadas en los mismos meses de 2016.

Este incremento mensual de las entregas de coches en España estuvo sostenido por el empuje del canal de empresa. Las ventas a compañías cerraron julio con un crecimiento superior al 14%, hasta las 34.016 unidades. También las firmas de alquiler de vehículos incrementaron sus compras un 5,9%, hasta las 15.625 unidades, y lograron compensar la caída del 3,9% experimentada por las ventas a particulares, con un volumen de 60.307 unidades.

En el acumulado del año, las entregas a clientes particulares registraron una leve subida del 1,3%, hasta 368.693 unidades. Las matriculaciones de empresas subieron también un 14% en lo que va de año, con 217.402 unidades y las de rentacar compraron 191.347 unidades desde enero, un 8,8% más.

Para las asociaciones, estos descensos en las compras de los particulares evidencian “la ausencia de planes de estímulo para la renovación del parque, una tendencia que ya se detectaba desde el último trimestre del año pasado”, afirmaron.

En su opinión, existe una “importante demanda retenida”, con conductores que querrían cambiar su coche antiguo por uno nuevo, pero que están “a la espera de planes de incentivo”, aseguraron.

La expectativa es que el Gobierno añada un plan de incentivos más amplio para vehículos eficientes al plan Movea, dedicado a híbridos y eléctricos, que aprobó antes del verano. Debería entrar en vigor en el último trimestre pero no está confirmado que se vaya a poner en marcha.

El director de Comunicación de Anfac, Adolfo Randulfe, alertó del estancamiento de las ventas a particulares y de su negativo impacto en la renovación del parque. El director general de Ganvam, Tomás Herrera, denunció que el resultado positivo mensual se explica, en parte, por las automatriculaciones realizadas por marcas y concesionarios.

Raúl Morales, director de comunicación de la patronal de los concesionarios Faconauto, explica que “el mes de julio ha confirmado el estancamiento de las matriculaciones en nuestro país, en un contexto en el que los objetivos con los que trabajan los concesionarios topan con un mercado que no da muestras de demasiado optimismo. La actividad comercial ha estado muy por debajo de lo previsto y las ventas que se han realizado en el canal de particulares, el que atienden los concesionarios, se han basado en un enorme esfuerzo promocional, que en lo que va de año se sitúa por encima de los 4.200 euros de media por coche, superior a la cifra del mismo periodo del año anterior. En esta línea, un mes más, sin las operaciones de “kilómetro 0” y las automatrículas de última hora, el dato final hubiera sido peor.”

Por otro lado, en julio se mantuvo la tendencia hacia la gasolina entre los compradores del mercado, con un 47,5% de los coches matriculados con este sistema de propulsión, frente al 47,3% de diésel y al 5,2% de híbridos y eléctricos. En los siete primeros meses del año, el diésel sigue por delante de la gasolina, con un 49,5% de las entregas totales de automóviles. 

Normas