resultados bancarios pulsa en la foto

La gran banca dispara sus ganancias un 20% al normalizar sus cuentas

Los cinco grandes obtuvieron un beneficio a junio de 7.726 millones

El negocio tradicional bancario vuelve a crecer con fuerza

El business as usual era un concepto casi desterrado de la banca. Quiebras de entidades, inyecciones de dinero público, morosidad rampante y fuertes pérdidas han marcado el día a día del sector financiero español. Pero poco a poco la normalidad va volviendo. Los cinco grandes bancos nacionales (Santander, ya con Popular, más BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankia) han ganado en el primer semestre del año 7.726 millones de euros, un 20,5% más que hace un año. Ha sido clave en el resultado la actividad internacional de los dos grandes, pero también el buen tono del negocio tradicional. 

En el regreso de esa desterrada rutina BBVA dispara su beneficio gracias a su filial en México (lo normal hace 10 años), Santander vuelve a ser el fagocitador de rivales que siempre fue, CaixaBank saca músculo como la primera franquicia bancaria dentro de España (un título que ostenta desde hace años) y Banco Sabadell y Bankia van dejando atrás los millonarios saneamientos por créditos morosos.

Tres datos avalan la vuelta al negocio básico: 

  1. La evolución del margen de intereses. No hay mejor termómetro para ver la salud de un banco. Es la diferencia entre lo que ingresa por prestar dinero y lo que tiene que pagar por captar recursos (depósitos o financiación mayorista). Hasta junio, la gran banca tuvo un margen de intereses de 30.983 millones de euros, un 8% más que hace un año. La clave está siendo el menor coste en la captación de pasivo.
  2. La buena evolución de las comisiones netas. Durante los cuatro últimos años los bancos han recurrido como vía de ingresos alternativa a la venta de seguros, planes de pensiones y fondos de inversión. En el primer semestre ingresaron casi 10.500 millones de euros en comisiones netas, un 12,7% más que en el mismo periodo de 2016.
  3. Normalización de ingresos financieros. Una de las tablas de salvación del sector en los últimos ejercicios ha sido la compraventa de deuda pública. Con la caída de los tipos de interés, esta fuente de ingresos atípicos se ha ido reduciendo. Los resultados de operaciones financieras de la gran banca han caído un 12% en el semestre.

En el caso de Banco Santander, los analistas destacan especialmente el aporte que representa la reciente adquisición de Banco Popular y la estabilización del negocio en Brasil, un país que ha vivido dos años muy difíciles en términos políticos y económicos. "Está habiendo una recuperación de las comisiones netas y buena evolución de los gastos de explotación, con una morosidad contenida", explica Nuria Álvarez, gestora de Renta 4 Banco. El banco ha obtenido un beneficio atribuido hasta junio de 3.616 millones de euros (+24%).

Los resultados obtenidos por el grupo presidido por Ana Botín han sido mejores a los previstos por los analistas. "En casi todas los países donde el banco está presente, el beneficio atribuido ha sido mejor del esperado por el mercado", recuerda Álvarez. Desde la firma recomiendan a sus clientes aumentar la exposición a Banco Santander.

BBVA, por su parte, ha cosechado unas ganancias en el primer semestre de 2.306 millones de euros (+26%), muy en línea con las previsiones del mercado. En su caso, México vuelve a ser el impulsor de los resultados, con unas ganancias de 1.080 millones de euros, el 40% del total.

CaixaBank es para los expertos el mejor indicador de cómo evoluciona el sector bancario dentro de España. La entidad financiera catalana ha demostrado una notable solidez de su margen de intereses, con un crecimiento del 15%, y una excelente evolución de sus comisiones netas (+24%). El beneficio neto obtenido por el banco, de 839 millones de euros, ha superado con creces las expectativas de los analistas.

Una de las claves de la evolución del grupo es que ha conseguido reducir el coste de la financiación de sus recursos. "Ha habido una gestión intensa de la financiación minorista, especialmente del ahorro a vencimiento, que reduce su coste desde el 0,63% en junio de 2016 hasta el 0,11%", explica la entidad en un comunicado. También ha habido una notable caída del coste de la financiación institucional.

Bankia hacía tiempo que ya había normalizado sus cuentas. La gestión de José Ignacio Goirigolzarri y su equipo han logrado poner en valor una franquicia que está muy bien capitalizada y que afrontará en los próximos meses la absorción de BMN, su primera operación corporativa.

El banco ganó en el primer semestre 514 millones de euros, un 6,9% más que hace un año. Desde el equipo de análisis de Citi destacan "las buenas métricas de negocio, con una buena mejora del margen de clientes, con crecimiento en los tipos de interés aplicados y en las comisiones ingresadas".

En su caso, la vuelta a los principios básicos pasa por la reducción del dinero destinado a provisiones. En el primer semestre los saneamientos cayeron un 15,6%, tras recortar la morosidad en 1.000 millones de euros. Esta cifra ha batido las previsiones de los analistas.

Banco Sabadell, por su parte, sigue con el proceso de absorción de su filial británica TSB. La entidad, que ha obtenido un beneficio semestral de "sigue dependiendo demasiado de los resultados de operaciones financieras, pero sus ingresos recurrentes van presentando una mejora trimestre a trimestre", explica Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

Normas
Entra en EL PAÍS