BBVA gana 2.306 millones, un 26% más gracias a México y Turquía

El país centroamericano aporta el 40% del beneficio del grupo y España el 17,7%

El banco espera emitir 2.000 millones de euros de bonos 'anticrisis' en el tercer trimestre

BBVA cerró el primer semestre del año con un “resultado excelente”, como lo definió su cosejero delegado, Carlos Torres. Ganó 2.306 millones de euros en el primer semestre, un 25,9% más. La sociedad atribuye el resultado “a la buena evolución de los ingresos recurrentes y a la moderación en sus gastos de explotación, así como también a la reducción de saneamientos”.
México vuelve a ser el impulsor de los resultados, con unas ganancias de 1.080 millones de euros, el 16,4% más que un año antes, gracias a la mejora del negocio, incluso mejor de lo esperado. Este país aportó al conjunto de los resultados del grupo un 39,9%.

España sumó un beneficio de 670 millones de euros, un 8% más que en igual fecha del año anterior, si se tiene en cuenta la actividad comercial. Las provisiones se recortaron en un 40,6% por la caída de la morosidad y de los gastos de explotación en un 4,4%. Aunque el saneamiento en el semestre subió un 44% con el objetivo de acelerar el ajuste de oficinas. Así, los costes de reestructuración se levaron a 50 millones, de los que 40 millones se aplicaron en la red BBVA España y 10 millones en el centro corporativo.

En España cerró 188 oficinas en el año y salieron 764 empleados. El objetivo es clausurar a lo largo de este ejercicio 262 sucursales.

Una vez que se descuenta la actividad inmobiliaria en España, con pérdidas de 191 millones (un 8% menores que un año antes), el beneficio del banco en España es de 479 millones, con un aumento del 15,8%. El banco que preside Francisco González tiene por objetivo eliminar el lastre del ladrillo en menos de tres años.

Pese al crecimiento de las ganancias en España, el margen de intereses sigue descendiendo, en este caso un 3,9%. Carlos Torres explicó que este descenso es consecuencia sobre todo de la debilidad del negocio crediticio. El ejecutivo afirmó en la presentación de resultados que el crédito no logra despegar. “No vemos que crezca en España, y hasta que eso no se produzca no se verán resultados más importantes en el país”, declaró. España aporta el 17,7% del conjunto del beneficio sin tener en cuenta las pérdidas inmobiliarias. Este porcentaje está aún lejos del 25% como mínimo que quería que aportase una vez que CataluyaCaixa estuviera totalmente integrada en el banco.

Pese a todo, BBVA confía en que España aporte pronto una cuarta parte de los resultados del grupo, ayudado por el dinamismo de la economía y la captación de clientes, en algunos casos de Banco Popular. El número dos de BBVA insistió en que el banco está creciendo en clientes en el país y “lógicamente” algunos procederán de Popular.

El crecimiento del volumen de crédito en España aún es negativo, con un descenso del 0,5% sobre el año anterior. Los depósitos gestionados se mantienen estancados.

El ejecutivo restó importacia, como es lógico, al mayor peso de Santander en el mercado nacional y a la futura fusión de Bankia y BMN. En su opinión, sigue existiendo competencia.

Turquía, su tercer mercado, suma un beneficio de 374 millones de euros, un 39,3% más que un año antes. Hay que recordar que BBVA aumentó en marzo su participación en su filial turca Garanti al 49,5%, lo que ha aportado a la cuenta 54 millones de euros adicionales.

“Los resultados del segundo trimestre confirman las buenas tendencias del comienzo de año, tanto en los resultados financieros como en transformación y creación de valor para el accionista”, comentó Torres Vila. El margen de intereses del grupo alcanzó los 8.803 millones de euros en los primeros seis meses del ejercicio, un 5,2% más (+9,6% sin considerar el impacto de los tipos de cambio. En el segundo trimestre, alcanzó un margen de intereses de 4.481 millones de euros, el más alto de los últimos siete trimestres.

Por su parte, los ingresos por comisiones avanzaron un 4,5% (+8% sin tener en cuenta los tipos de cambio), hasta alcanzar los 2.456 millones de euros.

La entidad cerró junio con un recorte de casi el 3% en los depósitos de los clientes, que quedaron en 394.626 millones de euros, mientras que el total de los recursos de los clientes sumó 531.670 millones, casi un 1 % menos. El crédito a particulares y pymes bajó el 2%, hasta 424.405 millonescon una tasa de morosidad del 4,8% (5,1% un año) antes y una cobertura para insolvencias del 71 %, frente al 74% de junio de 2016.

El banco anunció que en la segunda parte del año, y más concretamente en el tercer trimestre tiene previsto emitir “probablemente” unos 2.000 millones de euros en deuda senior 'non preferred' (conocida como anticrisis), según explicó el director financiero de BBVA, Jaime Sáenz de Tejada. Este tipo de emisiones facilitan a las entidades el cumplimiento del requerimiento mínimo de fondos propios y pasivos admisibles (MREL, por sus siglas en inglés).

Hasta ahora solo ha emitido este tipo de bonos Santander. En términos de solvencia, BBVA generó 20 puntos básicos de capital en el semestre. Su ratio CET1 fully-loaded alcanzó niveles del 11,10%.

"No estamos obligados" a comprar para crecer

Carlos Torres Vila afirmó que “no estamos obligados a hacer nada” en lo que se refiere a la adquisición de otra entidad para crecer y competir, tras la compra de Popular por parte de Santander. “Nuestro foco está en el crecimiento orgánico y rentable”, aunque en el pasado “también hemos crecido con operaciones inorgánicas”, subrayó. Si bien agregó que “si surgen oportunidades las analizaremos y si los números tienen sentido y hay encaje estratégico, se llevarán a cabo. En este sentido, explicó que así se actuó con Popular, que se analizó la operación, “pero que se determinó finalmente que no interesaba ”.

Torres insistió en que las oficinas seguirán teniendo en la banca un papel “fundamental”, aunque tendrán que “evolucionar hacia actividades de mayor valor añadido”, como asesoría.

BBVA ganó 297 millones en Estados Unidos (un 66,4% más). En América del Sur ganó 404 millones, con una caída del 2,7%. Es la única geografía en la que le cae el beneficio.

La entidad continuó elevando su base de clientes digitales, que a cierre de marzo sumaban 19,9 millones, un 22% más que un año antes, de los cuales 14,5 millones interactuaron con BBVA a través del móvil, un millón más que en el trimestre anterior y un 42% más que en el ejercicio precedente.

Normas
Entra en EL PAÍS