Supermercados

Los supermercados, abiertos a todas horas para poder competir

Las cadenas de supermercados están dispuestas a comerse la red y apuran sus estrategias para diferenciarse frente a una tienda online que abre las 24 horas

Para contener el imparable avance de la tienda online, las cadenas de supermercados refuerzan sus áreas digitales. Pero hace falta más. Por ello, todas las asociaciones empresariales ligadas a la distribución coinciden en que “la restricción de horarios y la falta de libertad en la apertura de las tiendas físicas es un freno para su crecimiento”. Y es que, a la suculenta tentación de comprar desde el sillón de casa, solo es posible ponerle freno abriendo los domingos.

Desde Anged, asociación que agrupa a las grandes cadenas de distribución, ponen como ejemplo Baleares: “En 2016 se ampliaron a 16 los domingos y festivos de apertura, gracias a lo que ha aumentado un 4% la facturación y han crecido otro 4% las afiliaciones a la Seguridad Social de empleados del comercio”, destacan.

La mayoríadel sector de la distribución española refuerza sus áreas digitales

Mercadona ya se ha puesto las pilas y ha anunciado que va a llevar a cabo un ambicioso proyecto, cuyo presupuesto alcanzará los 1.200 millones de euros, para, entre otras cosas, reforzar su estrategia de venta en la red. “Para este fin, hemos adquirido una parcela de 12.000 metros cuadrados en el polígono industrial de Vara de Quart (Valencia)”, confirman desde la compañía. Con todo, la valenciana cerró 2016 con un beneficio neto que supera los 630 millones de euros, un 4% más que el año anterior.

Sin abrir aún su canal online en España, la alemana Lidl ya avanza con buen ritmo en el país, y para ello ha contado con una inversión de 350 millones de euros en 2016. Ferrán Figueras, director financiero de la división española de Lidl, asegura que “la apuesta por España es más firme que nunca. Aún tenemos mucho potencial para continuar creciendo, por lo que vamos a seguir abriendo nuevas tiendas”.

La cotizada Dia registró en 2016 unas ventas brutas de 10.550 millones, un 10% más que el ejercicio anterior. Parte del éxito lo tiene la nueva tienda web del grupo, que ya opera en 15 ciudades. Además, su enseña La Plaza (centrada en los productos frescos) vende desde la plataforma Amazon Prime Now, lo que permite al comprador disponer de su compra en casa en dos horas.

Ante este panorama, la diferenciación es la clave para Carrefour. Desde hace años, la estrategia pasa por abrir establecimientos de proximidad, y ahora añade a su catálogo la primera tienda dedicada en exclusividad a los productos biológicos en pleno centro de Madrid.

Normas
Entra en EL PAÍS