La vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría y la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, al inicio de la sesión de control al Gobierno.
La vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría y la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, al inicio de la sesión de control al Gobierno. EFE

Báñez bonificará con hasta 4.800 euros la conversión de 'ninis' en fijos

La medida supone sumar 3.000 euros por año a las bonificaciones ya existentes para hacer indefinidos los contratos de formación

El Gobierno calcula que entre 500.000 y 600.000 jóvenes podrían beneficiarse de este plan

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, está decidida a impulsar la contratación de jóvenes desempleados y sin formación. Báñez ha anunciado este miércoles que el Gobierno se encuentra en negociaciones con la mesa de diálogo social y las comunidades autónomas para impulsar una bonificación "potente" durante tres años a favor de las empresas que contraten de manera indefinida a los 'ninis' después de los 18 meses con contrato de formación.

Fuentes de su departamento han explicado que se trata de sumar a las bonificaciones que ya existen cuando un contrato formativo se convierte en indefinido, que son de una reducción en las cuotas a la Seguridad Social de 1.500 euros para jóvenes varones y 1.800 euros para mujeres, una rebaja de adicional de 3.000 euros por año y durante tres anualidades. Es decir, que cuando los jóvenes que se adscriban al programa de garantía juvenil culminen su periodo formativo, que se prolongará durante 18 meses, las empresas que decidan convertir sus contratos en indefinidos obtendrán durante los siguientes tres años una rebaja en las cotizaciones sociales de 4.500 euros cada año en el caso de que el joven sea un varón y de 4.800 euros cada año si se trata de una mujer. A estas reducciones se ha referido la ministra este miércoles como una "bonificación potente".

Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, la titular de Empleo resaltó que esta medida persigue que los jóvenes desempleados consigan un trabajo "estable y de calidad". Las mismas fuentes explican que entre 500.000 y 600.000 jóvenes existen en España con escasa formación (sin la ESO terminada) y en situación de desempleo, a quienes la ministra recientemente se refirió como un colectivo al que es urgente formar y capacitar para volver a engancharlo al mercado laboral.

Báñez también explicó en sede parlamentaria que el complemento salarial de 430 euros que recibirán los 'ninis' si logran un contrato de formación  "no es una ayuda salarial", sino "una ayuda directa" que no se restará de su salario. "Es una ayuda directa a la formación. Se trata de 430 euros que se sumarán al sueldo que les correspondan según convenio", subrayó.

Para recibir esta ayuda los jóvenes deberán estar inscritos en el programa de Garantía Juvenil que existe desde finales de 2013. Se trata de un programa que surgió en el marco de la Estrategia de empleo y emprendimiento joven surgida ante los elevados niveles de paro juvenil. En este momento hay 600.000 inscritos y 200.000 ya trabajando. De esta forma, los jóvenes que logren un contrato de formación cobrarán como mínimo 1.138 euros (su salario no puede ser inferior al salario mínimo interprofesional de 707,70 euros, cuantía a la que hay que sumar los citados 430 euros).

El dinero para poner en marcha este tipo de medidas proviene del presupuesto comunitario para el programa europeo de garantía juvenil, que ya ha recibido la luz verde de Bruselas y que hace unas semanas Empleo aseguró que esperaba poner en marcha "cuanto antes", dado que los presupuestos de este año ya cuentan con una partida de 500 millones para ello.

La titular de Empleo ha destacado durante su comparecencia en el Congreso que según los últimos datos de Eurostat, “en España se ha creado un 20% más empleo que en Italia, un 40% más que en Francia y el doble que en Alemania". Báñez ha resaltado que “aún queda mucho por hacer, pero es una buena noticia que el desempleo juvenil en España ha bajado 15 puntos y que hay 1 millón de jóvenes trabajando, que no lo hacían hace 70 meses, menores de 25 años”.

Los ingresos por cotizaciones aumentaron un 6,3% en junio

Los ingresos por cotizaciones sociales aumentaron un 6,3% en junio en relación al mismo mes de 2016, hasta los 9.956 millones de euros, según ha adelantado la ministra de Empleo.

Báñez ha señalado que entre enero y junio los ingresos por cuotas han sido 3.541 millones de euros superiores a los del primer semestre de 2016, de acuerdo con el avance de recaudación facilitado por la Tesorería General de la Seguridad Social.

"En un sistema contributivo como el que tenemos, el empleo y la cotización a la Seguridad Social es la garantía del sistema de pensiones hoy y mañana", ha dicho Báñez en respuesta a la advertencia de la diputada socialista María Mercè Perea de que el empleo no es la solución a los problemas financieros del sistema.

Normas
Entra en EL PAÍS