Shinzo Abe, primer ministro japones, es recibido por el Presidente del Consejo Europeo Donald Tusk.
Shinzo Abe, primer ministro japones, es recibido por el Presidente del Consejo Europeo Donald Tusk. REUTERS

La Unión Europea y Japón cierran un tratado de libre comercio

El sector agrícola es el principal beneficiario de este acuerdo

El pacto creará puestos de trabajo y elevará la actividad comercial entre ambas regiones

La formalización del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Japón en vísperas de la celebración de la cumbre del G20 los próximos días 7 y 8 de julio, que se planteó el pasado miércoles durante la celebración de la cumbre bilateral entre ambas regiones y en la que también se llevó a término el Acuerdo de la Asociación Estratégica, supone un paso simbólico en la delicada situación internacional actual. Es el sector agrícola en principal beneficiario de este tratado, que verá la mayor reducción hasta el momento de las tasas impuestas para los productores y exportadores de carne, leche, vinos y otras especialidades.

El primer ministro nipón Shinzo Abe y el presidente de la comisión europea Jean-Claude Juncker han sido responsables de oficializar este acuerdo, que continua las negociaciones que comenzaron en 2013 entre ambas potencias y que todavía deben continuar para especificar ciertos puntos técnicos, en especial los procesos para resolver las desavenencias entre el Estado y los inversores.

El pacto bautizado como Acuerdo de Asociación Economía EU-Japón, entrará en vigencia a principios de 2019. El objetivo principal actual es resolver todos los puntos por concretar antes de la finalización de este año.

Uno de los caracteres más destacados de esta unión es que tras su formalización, ambas regiones conforman el 40% del comercio mundial. También, juntas representan el 30% del PIB y suponen el 10% del total de la población del planeta.

El tratado tiene aún algunos problemas a resolver entre ambas regiones, como el poder que se le otorgará a las grandes empresas o el abaratamiento del sector automovilístico europeo y el sector lácteo nipón. Aun así, se espera que este acuerdo aumente tanto los puestos de empleo como la actividad comercial entre ambas regiones. Actualmente, la Unión Europea exporta cerca de 90 millones de euros en bienes y servicios a Japón.

Shinzo Abe apunta que el acuerdo puede convertirse en “un modelo para el orden económico del siglo XXI”. Este se conforma como una consecuencia directa del reciente proteccionismo implantado en EEUU y la agresiva política de “América Primero” promovida por el presidente de Estados Unidos Donald Trump.

Se prevé que la firma de este acuerdo suponga un gran impacto positivo tanto en el ejercicio del comercio y la inversión internacional como en el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), del cual Estados Unidos no forma parte desde enero

Normas
Entra en EL PAÍS