Nueva era de la relación comercial con Japón

Es importante la conclusión de las negociaciones del acuerdo de libre comercio entre el país nipón y la UE

El rey Felipe VI y la reina Letizia, durante el encuentro con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en el Palacio Akasaka, dentro de la visita de Estado de los Reyes de España a Japón.
El rey Felipe VI y la reina Letizia, durante el encuentro con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en el Palacio Akasaka, dentro de la visita de Estado de los Reyes de España a Japón.

La participación del Rey en la reunión del Comité Bilateral España-Japón, celebrada recientemente en Tokio, ha supuesto un auténtico espaldarazo a las relaciones comerciales y empresariales bilaterales entre ambos países. Los empresarios japoneses conocieron de primera mano las oportunidades de inversión que les ofrece España. Nuestro país suscita un enorme interés y prueba de ello fue la asistencia de más de 400 firmas niponas a la reunión del Comité Bilateral España-Japón. Asimismo, los 100 representantes de empresas españolas asistentes pudieron explorar oportunidades de negocio en ámbitos como las infraestructuras, las energías renovables, las tecnologías de la información, la biotecnología o la industria alimentaria. Sectores en los que compañías españolas son líderes mundiales.

La colaboración económico-empresarial entre España y Japón tiene un enorme recorrido. Japón es el sexto mayor inversor mundial en términos de stock, pero España ocupa todavía el puesto 30 como destino de la inversión japonesa. Desde el punto de vista español, Japón ocupa la posición 14 entre los mayores inversores en nuestro país. La inversión española en Japón es aún poco significativa y no refleja nuestro elevado potencial.

Sin embargo, los proyectos de colaboración que se han desarrollado en los últimos años entre empresas de ambos países muestran nuestras complementariedades y sinergias. Algunas de estas experiencias de éxito se presentaron durante la celebración del Comité Bilateral España-Japón. Es el caso de CAF y Mitsubishi, que desde los sesenta trabajan en la fabricación y suministro de trenes a todo el mundo. O el de Gestamp y Mitsui, que entró en el capital de la compañía española líder en componentes de automoción en 2006 y que participa también en la división de producción de torres de energía eólica offshore. La colaboración entre ambas se verá fortalecida con la apertura por Gestamp de la primera fábrica de componentes en Japón con la tecnología más puntera y una inversión de 65 millones.

También en el ámbito de la formación se abren oportunidades de colaboración, como puso de manifiesto la experiencia de IE Business School e IESE Business School, o de Bergé y Cía en colaboración con la Universidad Hitotsubashi. El programa Bergé International Talent Programme, financiado por la empresa española, permite formar en nuestro país a decenas de profesionales japoneses que realizan prácticas en las distintas divisiones de Bergé y Cía.

La colaboración de Telefónica con NEC o la reciente apertura de una ruta directa entre Madrid y Tokio por Iberia son otros dos ejemplos del creciente interés entre las empresas de ambos países.

Tanto la economía española como la japonesa han salido de una grave crisis económica –más larga en el caso de Japón– gracias a la puesta en marcha de reformas estructurales y la mejor integración de sus modelos productivos en el mercado global. Por ello es especialmente importante la conclusión de las negociaciones del Acuerdo de Libre Comercio entre la UE y Japón, que contribuirá a una mejora sustancial de las condiciones de acceso mutuo a los mercados y supondrá un punto de inflexión en la evolución de los flujos de comercio de bienes, servicios y capitales entre España y Japón que encierran gran potencial. Especialmente para las pymes.

Por ese motivo, dentro del Plan Cameral de Internacionalización de la red de Cámaras de Comercio se han programado para este año diversas acciones de promoción de las pymes españolas en Japón. La primera de ellas coincidió con la reunión del comité bilateral: 13 pymes viajaron con la Cámara de España y mantuvieron en Tokio encuentros bilaterales con empresas japonesas. Pequeñas empresas españolas con ansias de abrirse paso en un mercado en una nueva demostración de que las pymes españolas han perdido el miedo a salir al exterior y están preparadas para competir en los mercados más exigentes.

José Luis Bonet es presidente de la Cámara de España.

Normas