Botín blinda el capital del banco ante la integración de Popular

La integración no afecta al resultado, pero hará crecer la mora

Popular aporta 82.000 millones en activos con una morosidad del 20%

Banco Popular
Vista de la fachada de una sede del Banco Popular. EFE

La ampliación de capital anunciada por el Banco Santander permitirá a la entidad mantener los ratios de capital en los niveles actuales, pese al fuerte crecimiento del balance y a la entrada de activos mucho más deteriorados que la media del banco. El beneficio no se verá afectado por la operación (aunque el aumento del número de acciones diluirá el resultado) y subirá la morosidad. 

De este modo, y según ha indicado Santander a la CNMV, asumiendo la suscripción completa de la ampliación de capital (se puede dar por hecho teniendo en cuenta que se ha firmado el contrato de aseguramiento) el ratio de capital del banco se mantiene en el 10,7%. La cifra está en línea con el 10,66% de marzo.

El banco añade que la integración de Popular, cerrada el día 7 de junio, no va a tener un impacto significativo en los resultados sobre los 3.600 millones de euros estimados. Santander prevé, asimismo, unos saneamientos de 7.200 millones de euros en activos inmobiliarios y créditos deteriorados. Estos activos, que se apuntarán contablemente "a valor razonable" estaban valorados en 7.900 millones a marzo. 

Banco Popular aportaría, tras los ajustes realizados,créditos netos por importe aproximado de 82.000 millones de euros y depósitos de 65.000 millones de euros, concentrados principalmente en España, lo que representa un nivel aproximado del 10% y 8,5%, respectivamente, del grupo resultante tras su integración con Banco Santander.

Se estima que la tasa de morosidad de Banco Popular se situaría en el entorno del 20% con una cobertura de aproximadamente el 61% tras los citados ajustes. Adicionalmente,se estima que Banco Popular cuenta con activos inmobiliarios por un importe aproximado de 17.500 millones de euros brutos que, tras el saneamiento realizado, se reducirían al entorno de 6.500 millones de valor neto contable y una cobertura resultante aproximada del 63%

En total, después de la integración, Santander quedará con una tasas de morosidad del 5,4%, frente al 3,6% del banco sin el Popular, con una cobertura de dudosos del 60% frente al 73% sin Popular. En cuanto a provisiones adicionales a los 7.200 millones citados, Santander ha explicado que tiene 12 meses para estimar de forma definitiva la valoración de los activos del banco. El CET1 fully loaded a 30 de junio sería de aproximadamente el 10,7%, asumiendo la suscripción completa de la ampliación de capital por el importe anunciado de 7.072 millones de euros

Normas