La CNMV examinará a los ‘call center’ externos de la banca

Se sumarán a los 200.000 empleados de la banca

El regulador aprueba la guía técnica sobre formación del personal bancario

Sede de la CNMV
Sede de la CNMV

La CNMV ha exigido que no solo los 194.283 empleados de la banca tengan que examinarse para probar sus conocimientos de los productos que venden en sus sucursales. El supervisor, que ha aprobado la guía técnica que deberán seguir los comerciales del sector financiero a partir de 2018, ha incluido también entre los que deberán aprobar el examen a las redes de venta subcontratadas, que realizan tanto labores de telemárketing y call center.

La normativa de la CNMV es efecto de la entrada en vigor de la directiva europea Mifid 2 para que los pequeños inversores estén más protegidos y los mercados funcionen mejor. La guía fue presentada en mayo y durante el mes de consulta pública ha incluido aclaraciones como la inclusión del grado de complejidad de los instrumentos financieros y la especificación de que el número de horas de formación son lectivas.

Los empleados de la banca, y los de redes de venta subcontratados, no se verán obligados a pasar un examen externo, será opcional. Las entidades podrán acreditar sus conocimientos a través de cursos y evaluaciones internas.

El personal de la banca que ofrezca información tendrá que recibir 80 horas de formación y los que asesoren, 150. Si bien, en base al criterio de proporcionalidad, la entidad podrá establecer un número de horas inferior. Además, deberán recibir una formación continuada mínima que será de 20 horas anuales para el personal que informa y de 30 para el que asesora.

Las entidades tendrán tres opciones para acreditar los conocimientos. Para la primera, la CNMV elaborará una lista de certificadores. Las entidades podrán contar con otros títulos distintos a los incluidos en esa lista, siempre que la responsabilidad de la entidad sea máxima en que se cumplan las directrices. Y, en tercer lugar, una cualificación interna de la entidad que cumpla con los requisitos.

Desde EFPA España, uno de los certificadores externos, se ha reconocido el esfuerzo de la CNMV en escuchar a los distintos actores del sector en el proceso de elaboración de la guía.

Normas