Anfac confía en mantener los niveles de producción de vehículos de 2016

La fabricación de coches en España cae en los cinco primeros meses

Bruselas da el visto bueno a la propuesta de Anfac del IVA reducido para vehículos ‘ limpios’

El presidente de Anfac, Antonio Cobo, y el vicepresidente ejecutivo, Mario Armero
El presidente de Anfac, Antonio Cobo, y el vicepresidente ejecutivo, Mario Armero

La asociación española de fabricantes de vehículos Anfac confía en mantener la tasa de producción de vehículos en España del año pasado, unos 2,9 millones de vehículos o incluso superarla y alcanzar su objetivo de los tres millones de vehículos fabricados en 2017. Y esto pese a un inicio de año a la baja, cuando la fabricación de coches en las 17 plantas españolas cayó un 1,7% entre enero y mayo.

“Confío en que el segundo semestre será mejor”, aseguró el martes Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac en la presentación de la Memoria Anual de la asociación ante los medios. “Este primer semestre se ha visto muy afectado por varias paradas programadas en las fábricas, por la depreciación de la libra a causa de la votación del brexit y por problemas en las exportaciones con Turquía. Es un mercado importante y ha reducido sus compras”, explicó Armero. Sin embargo, el vicepresidente espera que las cifras remonten en la segunda mitad del año.

El presidente de Anfac, Antonio Cobo, dio prácticamente por cumplido el objetivo que se marcó Anfac de llegar a los tres millones de vehículos fabricados en 2017 aunque no se alcanzara estrictamente esta cifra. “Tres millones de coches es la capacidad máxima de las 17 fábricas trabajando en tres turnos cinco días a la semana. La mayoría de fábricas de España ya están en esta situación o por encima”, afirmó. Sin embargo, la asociación no se marca un nuevo objetivo ni hace previsiones de cierre para 2018. “No hemos hecho aún ese cálculo”, señaló Armero.

Lo que sí han calculado es cómo cerrará el mercado de matriculaciones en 2017. Esperan un crecimiento de las ventas de turismos del 6,8%, hasta los 1,22 millones de entregas. “El tirón vendrá sobre todo del canal de empresas porque el de particulares está creciendo solo al 2%”, resaltó Armero. Las matriculaciones de vehículos comerciales crecerán un 15%, hasta las 198.000 unidades y los industriales se mantendrán, con 30.000 ventas.

Estas estimaciones no tienen en cuenta los 50 millones de euros que presumiblemente iba a destinar el Gobierno a planes de estímulo para la renovación del parque o para la introducción de tecnologías limpias. “No queremos generar un efecto llamada porque ahora mismo, no hay nada de ese plan”, señaló Armero.

El vicepresidente ejecutivo valoró de nuevo positivamente el plan Movea para la compra de vehículos alternativos pero consideró que “llega tarde”. “Es posible que la partida de vehículos industriaes se agote en uno o dos días. Pedimos un análisis estructural, continuidad en las ayudas y estudiar la fiscalidad del vehículo alternativo”, declaró.

Armero explicó que la Comisión Europea ha dado el visto bueno a su propuesta de un IVA reducido para los vehículos alternativos “y ahora depende del Gobierno que se lleve a la práctica”, detalló. “Están estudiando la propuesta”, dijo.

El directivo explicó que la asociación se ha puesto como objetivopara 2020 de que el 10% de las matriculaciones de vehículos en el mercado español las copen los alternativos, en comparación con el porcentaje del 2,7% actual. Armero defendió que se renueve el parque automovilístico, porque es el “gran problema” medioambiental de Madrid o Barcelona.

Facturación y exportaciones

Los fabricantes de automóviles instalados en España registraron un volumen de negocio de 61.900 millones de euros durante el pasado ejercicio, lo que supone un aumento del 1,7% en comparación con la facturación del año anterior, según datos recogidos en la Memoria Anual de 2016 de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

En el caso de que se sumaran los ingresos de los fabricantes de vehículos instalados en España y los de la industria de componentes esta cifra se elevaría hasta los 95.900 millones de euros, lo que supone una subida del 4,2% respecto al ejercicio previo. Además, los fabricantes de automóviles instalados en España realizaron inversiones por valor de 2.500 millones de euros el año pasado, un 23% más.

Durante la presentación de este informe, el vicepresidente ejecutivo de la organización, Mario Armero, indicó que el sector del automóvil generó durante el año pasado una recaudación fiscal para las arcas del Estado de 26.612 millones de euros, un 2,9% más si se compara con los 25.838 millones de euros del año anterior.

De este total, 4.078 millones de euros ingresados por el Estado fueron en concepto de IVA de los vehículos nuevos, lo que representa una progresión del 15,7% respecto a 2015, mientras que la tasa de matriculación (transferida a las comunidades autónomas) generó 285,4 millones de euros, un 8% más.

"Desde Anfac estamos trabajando fuerte para que si hay una revisión de la financiación autonómica, que haya una actualización de la fiscalidad del automóvil en lo referente a matriculación y circulación", apuntó el vicepresidente ejecutivo de la organización.

Por otro lado, el presidente de la asociación, Antonio Cobo, aseguró que el peso de la industria del automóvil instalada en España sobre el conjunto del PIB nacional se situó al cierre de 2016 en el 8,6%, lo que supone una disminución de una décima al compararlo con el 8,7% contabilizado en 2015, cuando subió nueve décimas.

En caso de incluir el resto de sectores relacionados con la automoción (como la distribución, los seguros, las financieras, etc.) el peso sobre el Producto Interior Bruto de España se elevaría hasta el 10%, igualando el registro del año previo.

Al mismo tiempo, el también presidente de General Motors España destacó que el conjunto de las factorías de vehículos y de los concesionarios que operan en España coparon el 9% del empleo total sobre la población activa nacional, el mismo porcentaje que en 2015.

6.300 nuevos empleos

Ante estas cifras, Cobo afirmó que el sector del automóvil creó 6.300 puestos de trabajo durante el año pasado, lo que supone un aumento del 7,3% respecto al ejercicio anterior y resaltó que cada empleo generado tiene un efecto multiplicador en la automoción y en otros sectores.

"El éxito de la industria de la automoción española es la competitividad, las plantas españolas están dominando los ranking mundiales. En la productividad se basa nuestra posición competitiva", aseguró el directivo, al tiempo que añadió que los éxitos nos vienen solos y que son el resultado del esfuerzo de muchos.

Los datos de la Memoria Anual de Anfac de 2016 indican, a su vez, que el automóvil cerró el año pasado con un saldo comercial (diferencia entre exportaciones e importaciones) récord, al contabilizar un superávit de 18.385 millones de euros, un 6,9% más.

A esta cifra récord contribuyeron unas exportaciones de vehículos y componentes totales por valor de 49.428 millones de euros, lo que supone una subida del 7,8% si se compara con los datos del año anterior, mientras que las importaciones subieron un 5,1%, hasta 35.788 millones de euros.

"El automóvil es el sector que lidera las exportaciones en España", aseguró Armero, al tiempo que subrayó que no hay que caer en la complacencia. "Con dos contribuyentes de este tipo de se solucionaría el problema endémico que tiene históricamente la balanza comercial española", añadió.

Normas
Entra en El País para participar