Montoro: "No me voy a ir porque tengo trabajo"

Asegura que solo abandonará el cargo si lo exige Rajoy

Destaca que la amnistía fiscal permitió aflorar 40.000 millones

"No me voy a ir porque tengo trabajo". El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró ayer en el Foro Cinco Días que no se ha planteado dimitir después de la dura sentencia del Tribunal Constitucional contra la amnistía fiscal que aprobó el Gobierno en 2012. "Me iré cuando me digan que me vaya", dijo Montoro para dejar claro que solo abandonará el cargo si así lo exige el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Esto significa que seguirá al frente del Ministerio de Hacienda porque Montoro cuenta con la confianza del jefe de Gabinete.

Durante el foro patrocinado por Accenture y Banco Sabadell, defendió que en 2012 tuvo que adoptar medidas difíciles por responsabilidad y para atajar un déficit público que superaba el 9% del PIB. Aun así, la amnistía fiscal apenas recaudó 1.300 millones cuando la previsión era lograr 2.500 millones. Montoro señaló que esta cifra no es relevante, sino que el dato importante es que la regularización extraordinaria sirvió para aflorar 40.000 millones de euros. Ello, unido a la obligación de declarar los bienes en el exterior, ha permitido conocer que los españoles tienen en el exterior bienes por un importe de 96.000 millones.

Unas explicaciones que Montoro ha repetido a lo largo de estos años, pero que no impidieron que el Constitucional anulara la amnistía fiscal. Si bien ello no tiene efectos prácticos, la sentencia fue especialmente dura. El Alto Tribunal señaló que la amnistía "supone la abdicación del Estado ante su obligación de hacer efectivo el deber de todos de concurrir al sostenimiento de los gastos públicos". El proceso de regularización extraordinaria permitió a los contribuyentes aflorar rentas ocultas pagando un gravamen del 10%. Sin embargo, ese porcentaje solo se aplicaba sobre los cuatro años no prescritos y no sobre el capital defraudado. En la práctica, ello supuso que los defraudadores tributaron el 3%.

El ministro intervendrá mañana en el Congreso para defender su gestión de la amnistía fiscal. El PSOE ha iniciado los trámites para su reprobación, que podría salir adelante y es posible que cuente también con los votos de Ciudadanos. Montoro no se mostró preocupado por este hecho e insistió en que su futuro político está en manos de Rajoy. "En estos puestos, uno no se va cuando quiere", concluyó.

Normas