Montoro subirá el sueldo a los funcionarios y plantea bajar el IRPF al final de la legislatura

Negociará con el PSOE el techo de gasto; la financiación autonómica "es motivo de entendimiento"

Descarta dimitir por el varapalo judicial a la amnistía fiscal: "tengo trabajo que hacer"

El ministro de Hacienda y función pública, Cristóbal Montoro,  ha intervenido en el Foro Cinco Días. El ministro ha adelantado que el Senado aprobará la semana que viene el presupuesto de 2017, sin que regrese al Congreso, y que el Ejecutivo empezará a trabajar para aprobar el techo de gasto de 2018. Montoro ha destacado que el techo de gasto de 2017 recabó, el pasado diciembre, un apoyo histórico. "Tenemos que reducir el déficit público; este año lo vamos a bajar al 3,1%, algo que casi nadie discute". Montoro ha defendido las leyes de estabilidad presupuestaria, y ha criticado al PSOE por hablar de "derrumbar", según Montoro, las reformas del Partido Popular.

El Ejecutivo confía en negociar, en todo caso, con los socialistas el techo de gasto. "Es importante no solo para España, lo es para las comunidades y corporaciones locales, y creo que eso es un gran motivo para el entendimiento". La subida del gasto no superará, en todo caso, el 2,3% que impone la regla de gasto. El ministro descarta bajadas del IRPF para 2018, algo que sí prevé hacer hacia el final de la legislatura, "como se suele hacer", ha afirmado.

En cuanto a los funcionarios, prevé retomar las negociaciones con los sindicatos para que recuperen capacidad económica algo que, según Montoro, "se merecen". En cuanto a la tasa de las bebidas azucaradas, asegura que ciertos impuestos autonómicos pueden ser "perturbadores", si bien ha diferenciado este hecho de la posición de las empresas del sector, que solicitaron al Gobierno una cuestión de inconstitucionalidad. "Este impuesto existe en otros países y es un tipo de acción política que aconseja la OMS, similar a un impuesto especial sobre consumo en materia de carburantes, alcohol y tabaco".

En relación a la dura sentencia del Tribunal Constitucional sobre la amnistía fiscal, y preguntado sobre si haría lo mismo o piensa en dimitir, ha respondido que "mañana me van a interpelar tanto en el Congreso como en la Comisión, pero en resumen es sencillo. La medida tenía sentido en 2012. La medida no es recaudatoria, lo importante es el afloramiento, no lo recaudado, los 40.000 millones que no estaban y que habría que preguntar a otros Gobiernos anteriores por qué. Hoy este dinero está tributando por renta y patrimonio.

"La reprobación es una cuestión técnica. Yo me he presentado a las elecciones generales desde 1993. He sido reprobado por parlamentos autonómicos... es una figura política de gran valor. Pero no me voy a ir porque tengo trabajo, tengo responsabilidades y no se va uno cuando quiere. Estoy a invitación de y a disposición de", ha asegurado. "Pero no se preocupen que ya llegaré a término", ha bromeado.

Sobre Cristiano Ronaldo, ha señalado que "nadie es un delincuente hasta que no hay sentencia". Ha señalado que no hay instrucciones específicas para investigar al mundo del fútbol, pero que es normal que se investigue "porque no son como una persona que cobra una nómina". Sí ha apuntado que las personas con tanta influencia sobre las personas, sobre los niños, deben ser ejemplares en sus obligaciones tributarias.

Calidad del crecimiento

Montoro ha destacado la calidad del crecimiento de la economía española, que califica como el más sano de la historia de España. "Nunca se ha dado un ciclo de crecimiento en España con superávit por cuenta corriente, que lleva cinco años sin desequilibrios". Ha destacado que ya en 2012 España entró en superávit "cuando nadie lo preveía" y espera que este año se repita la capacidad de financiación, del 2%.

"España no toma recursos netos para crecer, sino que genera un excedente por sí misma para poder financiar su endeudamiento". Montoro ha lamentado, no obstante, que este hecho histórico no acapare titulares. "Es el futuro del país lo importante, no el mío ni el del Gobierno". Ha añadido que el empleo crece a ritmos del 3%, y que si se mantiene se recuperará el empleo perdido con la crisis en 2020. El ministro considera que han sido las reformas estructurales las que lo han permitido. "¿Conocen algún país que crezca a este ritmo con una política presupuestaria que no sea adecuada?", ha expresado.

Así, ha enfocado su intervención hacia la conveniencia de una política presupuestaria que impulse la recuperación. "Es dinero que está en manos de miles de administraciones, como corresponde a un país descentralizado".

Ha citado, además, el desapalancamiento privado, que cifra en 440.000 millones de euros, "absolutamente necesario, porque no puedes vivir con una deuda que machaca tu cuenta de resultados, y eso es lo que nos está sacando de la crisis, lo que cimenta la recuperación económica y la creación de empleo". De esta cifra, 180.000 millones han sido reducción de deuda de las familias y, el resto, de las empresas. "Ahora el reto es rebajar el apalancamiento del sector público", ha añadido.

 

El acto está patrocinado por Banco Sabadell y Accenture. El foro tendrá una duración aproximada de una hora.

Normas