Eurogrupo
El ministro español de Economía, Luis de Guindos (i), estrecha la mano del ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos, al inicio de la reunión del Eurogrupo el jueves, en Luxemburgo.
El ministro español de Economía, Luis de Guindos (i), estrecha la mano del ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos, al inicio de la reunión del Eurogrupo el jueves, en Luxemburgo. EFE

Guindos bloquea el rescate de Grecia hasta que Atenas exculpe a un ‘hombre de negro’ español

Tres expertos de la troika están acusados de actuar de mala fe en una fallida privatización

El gobierno de Tsipras necesita con urgencia la entrega de 8.500 millones de euros

Los ministros de Economía de la zona euro (Eurogrupo) aprobaron el jueves la entrega a Grecia de otros 8.500 millones de euros del tercer rescate de ese país . Pero España ha advertido que Atenas no recibirá ni un céntimo hasta que las autoridades griegas no retiren los cargos contra tres funcionarios, uno de ellos español, acusados de actuar demala fe en un informe sobre una de las privatizaciones exigidas por la troika (CE, BCE y FMI) a cambio de los préstamos que mantienen a flote al país desde 2010.

El proceso se inició en 2014. Y Grecia, a pesar de las presiones europeas, se ha resistido a suspenderlo. En 2016, el propio Estado griego se sumó a la causa en contra de los funcionarios.

España, que asegura contar con el apoyo de todo el Eurogrupo, quiere aprovechar la nueva fase del rescate para zanjar el expediente. Al resto de socios de la zona euro tampoco les interesa un precedente de juicio contra los gestores de los rescates europeos.

“Si se ve que el Gobierno griego toma todas las medidas necesarias para que el proceso acabe en una desimputacion, entonces el pago se producirá”, señaló el ministro español de Economía, Luis de Guindos, el viernes en Luxemburgo, donde se celebró la reunión del Eurogrupo y de los ministros de Economía de la UE (Ecofin).

Guindos sabe que el gobierno de Alexis Tsipras, que lleva desde octubre de 2016 sin recibir ni un euro del rescate, necesita los 8.500 millones de euros con urgencia para hacer frente a los vencimientos del mes de julio. El veto de España a la entrega del dinero podría condenar a Grecia a un impago, como ya ocurrió en 2015, y agravar la crisis económica que padece el país.

Estoy convencido de que las autoridades griegas van a hacer lo posible y lo imposible para hacer que se produzca la desimputación y que no lleguemos a esa situación”, apostó el ministro español.

Guindos aseguró, además, que el ministro griego de Finanzas, Euclidis Tsakalotos, manifestó durante el Eurogrupo del jueves “su compromiso explícito” de resolver el problema de los funcionarios.

El funcionario español, junto a un italiano y un eslovaco, formaron parte de los expertos nacionales que desembarcaron en Atenas tras la llegada de la troika para asesorar alas autoridades griegas en los procesos de privatización, de reforma del Estado y de modernización de la administración.

La hostilidad en Grecia contra esos enviados, conocidos popularmente en España como hombres de negro, ha ido a más a lo largo de los siete años que dura ya el rescate. Y el plan de privatizaciones exigido por la troika ha sido una de las partes más polémicas del rescate en Grecia y de las más fallidas.

En 2014, un grupo de abogados denunció a los tres encausados por actuar presuntamente de mala fe en un proceso de privatización que, al parecer, se tradujo en pérdidas millonarias para el Estado griego.

A principios de este mes, el Tribunal de Apelación de Atenas ha decidido juzgar a los tres expertos extranjeros y a toda la dirección del Fondo griego de gestión de activos, el órgano de privatización creado en 2011 por exigencia de la troika para la venta de terrenos, puertos, aeropuertos y otras infraestructuras públicas.

La troika calculó unos ingresos de 50.000 millones de euros hasta 2015. Pero apenas se ingresaron 3.600 millones. En el segundo rescate (2012), el objetivo hasta 2015 se rebajó a 19.000 millones, pero el fracaso fue igualmente estrepitoso. El tercer rescate (2015), se conforma con ingresar 5.800 millones entre 2016 y 2018.

Normas
Entra en EL PAÍS