Popular desata el nerviosismo entre los valores débiles

Caidas de más del 10% en Quabit, Dogi, Service Point y OHL

Se están deshaciendo posiciones en valores de riesgo

ibex 35 Ampliar foto

La crisis de Banco Popular, que terminó ayer con su venta al Banco Santander por un euro, tiene daños colaterales en Bolsa. Varios valores pequeños del mercado continuo sufren hoy fuertes pérdidas, de más del 10% en el caso de Quabit, Dogi, Natra, Service Point, GAM y Liberbank. Y OHL ha llegado a caer más de un 20%, al igual que Duro Felguera.

Araceli de Frutos, socia directora de la eafi 107 y asesora de los fondos Alhaja Inversiones y Presea Talento Selección, advierte que “son valores con escuetísima liquidez, en los que el inversor se lo juega todo a la ruleta rusa”. La experta señala que es normal esta altísima volatilidad, y más después de lo ocurrido en las últimas sesiones.

"Después de lo ocurrido ayer con Popular "se ha generado una psicosis entre los inversores minoristas y están deshaciendo posiciones en valores considerados de mayor riesgo por su menor tamaño y liquidez", explica Juan José Fernández Figares, director de analis de Link Securities, que cree que estarían "pagando justo por pecadores".

Todos son valores en situaciones delicadas. Duro Felguera está en pleno proceso de reestructuración de la deuda y prepara una ampliación de capital para la vuelta del verano. OHL ha atravesado varios problemas, aunque recientemente refinanció 750 millones. Y también pequeñas compañías como Service Point, Dogi, Quabit, Natra, Abengoa, Inypsa y Adolfo Domínguez.

Antonio Aspas, socio de Buy & Hold, opina que "el miedo tras la caída de Popular ha cundido entre los inversores, que salen masivamente de compañías con dudas”. El experto advierte que OHL sigue quemando caja, aumentando la deuda y además está el trasfondo de eventuales problemas derivados de corrupción. Fuentes de la empresa aseguran, no obstante, que su actividad se desarrolla con "completa normalidad". Apuntan que "tanto es así que "estamos a punto de que nos adjudiquen un contrato en Suecia por más de 200 millones de euros". Otras fuentes del mercado destacan las posiciones cortas que pesan en la cotización de OHL, así como los efectos colaterales de la salida de Tyrus de la acción de OHL por la posible ejecución de un derivado.

Por su parte, General de Alquiler de Maquinaria (GAM) está en una situación extremadamente complicada, con una apalancamiento de nueve veces sobre el beneficio bruto de explotación (ebitda). Liberbank es el siguiente de la lista, aunque en este caso puede ser una oportunidad de compra a estos precios. La entidad cede un 15%. El riesgo promotor está cubierto en torno al 90%, a diferencia de Popular, que contaba con unas provisiones en esta área alrededor del 50%. Adveo también tiene una situación muy complicada; intentan darle la vuelta, pero finalizó 2016 con 140 millones de deuda y 16 millones de ebitda.

“Están sufriendo especialmente las compañías más endeudadas, reflejando una mayor prima de riesgo tras lo sucedido en Popular", explica David Cabeza, gestor del fondo Renta 4 Small Caps Euro. "En los fondos de renta variable de Renta 4 Gestora intentamos no tener compañías con endeudamiento excesivo”, agrega. 

Así, parece que por el efecto del Banco Popular algunos fondos de las pequeñas empresas cotizadas habrían iniciado una estrategia de retirada que, según ha podido saber Ramón Morel, de ETX Capital, responde a una "táctica, queriendo decir que que en unos días volvería a invertir".

Desde Fidelity, el gestor del FF Iberia Fund, Fabio Riccelli, sostiene que el hecho de que tanto los accionistas de Popular como los tenedores de deuda subordinada hayan perdido toda su inversión supone un elemento de presión para otras compañías débiles. Sin embargo, que los depositantes y los tenedores de bonos junior estén protegidos en la resolución, así como que el BCE hay actuado de forma rápida, "ha reducido mucho el riesgo de que el temor se extienda a otros bancos".

Capítulo aparte, Pescanova sigue liderando las caídas del Continuo al ceder más de un 40% y después de haberse desplomado ayer un 95% en su regreso a Bolsa. La vuelta al parqué de la compañía se produjo después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) anunciara el lunes el levantamiento de la suspensión que pesaba sobre la conocida como “Vieja” Pescanova desde marzo de 2013.

Normas