La CNMV investiga posibles facturas falsas en un fondo de titulización de Auriga

Las pérdidas, por hasta el 58% de los activos, podrían deberse a un fraude

Los bonos emitidos, solo para institucionales, tienen un saldo vivo de 75 millones

renta fija
Sede de la CNMV

El Mercado Alternativo de renta Fija (MARF) afronta su primer tropiezo. La CNMV ha comunicado esta mañana que el fondo de titulización de activos IM Auriga Pymes, que cotiza en el MARF desde octubre de 2014, presenta un importante deterioro que podría suponer pérdidas para parte de la inversión realizada por los suscriptores de los bonos emitidos por dicho fondo.

La advertencia de la CNMV, que asegura está presentando la máxima atención a la situación del fondo, surge del hecho revelante registrado ayer en el MARF por Intermoney Titulización, en calidad de sociedad gestora del fondo y de asesor registrado, en el que afirma que "ha tenido conocimiento de que una parte significativa de los activos integrados en el fondo tienen vicios ocultos que afectan a su existencia y/o a su validez en el momento de su cesión" al fondo.

Intermoney Titulización advierte que si dichos vicios ocultos no se subsanaran, "el patrimonio del fondo se verá significativamente deteriorado". Así, la situación podría afectar hasta al 58% de los activos del fondo. El saldo vivo de bonos emitidos es 75 millones de euros, que ayer fueron suspendidos de cotización en el MARF. Se trata de bonos con un nominal unitario de 100.000 euros y dirigidos exclusivamente a inversores institucionales. El fondo está auditado por Deloitte y tenía calificaciones de las agencias Axesor y la alemana Creditreform. La primera le otorgo una nota por debajo del grado de inversión (BB), pero la segunda se lo colocó por encima, en A. 

Estos bonos de titulización están respaldados por facturas de pequeñas empresas pendientes de cobro. La mecánica del fondo consiste básicamente, en la cesión de derechos de cobro –facturas, esencialmente– por parte de una empresa a una entidad, que abona el importe de ese derecho con un descuento. El deterioro podría venir de la falsedad de esas facturas, según fuentes conocedoras de la situación. La falta de liquidez de esta emisión es total. Desde su lanzamiento, solo se ha negociado tres veces: en 2014, en agosto de 2016 y el pasado febrero.

La CNMV afirma que está requiriendo información exhaustiva a las entidades participantes en la titulización: la gestora, el cedente de los activos, el asesor registrado y el auditor del fondo. El regulador desea aclarar el origen y las causas de lo sucedido, determinar su impacto monetario en el fondo y en los titulares de los bonos e identificar las responsabilidades que puedan derivarse. 

Normas