'Crowdlending'

La CNMV aprueba a Housers como plataforma inmobiliaria que ofrece hasta un 6,6%

La firma ofrece una rentabilidad media del 3,6% a los inversores invirtiendo en el sector inmobiliario

Cuenta con unos 42.000 usuarios, de los que el 43% participan activamente en la financiación desde 50 euros

La CNMV aprueba a Housers como plataforma inmobiliaria que ofrece hasta un 6,6% Ampliar foto

Housers se presenta como "la plataforma líder de la inversión inmobiliaria" que permite desde 50 euros invertir en bienes inmuebles en las mejores zonas de las grandes ciudades con el fin de obtener ingresos gracias al alquiler, y a la revalorización cuando ese bien llegue al objetivo de venta previsto.

Es la mayor plataforma del sector, con más de 42.000 usuarios, de los que invierten alrededor del 40%. Desde que comenzaron su andadura en abril de 2015, han invertido más de 22 millones de euros. Y, tras largas negociaciones con la CNMV, ha recibido la aprobación del supervisor que preside Sebastián Albella.

Para ello, utiliza la financiación colectiva, que es un sistema de cooperación que permite a cualquier creador de proyectos (sea profesional o no) reunir el capital necesario entre muchas personas para apoyar una determinada iniciativa. Esta actividad está regulada desde abril de 2015, pero Housers no estaba inscrita en el correspondiente registro de la CNMV, el supervisor que se encarga de vigilar estas plataformas.

Fuentes conocedoras de la situación señalan que Housers ha estado en contacto desde el principio con el supervisor presidido en principio por Elvira Rodríguez y después las conversaciones se intensificaron con Sebastián Albella. Grosso modo, el problema de Housers estaba en que aunaba la actividad de recabar con fondos con la de promoción de la actividad, y esto no estaba permitido por la ley.

Fuentes conocedoras de la situación explican que la plataforma ha desgajado ambas actividades. La CNMV, además, anticipó en su plan de actividades que su objetivo era ampliar "la regulación aplicable a las plataformas de financiación participativa, para ampliar en algún aspecto su ámbito de aplicación y de plantear ciertas mejoras". La misión es que las plataformas puedan captar fondos y desarrollar la actividad para la que los obtienen.

Así, Housers Global Properties pasará a denominarse Housers Global Properties PFP SL. En un correo electrónico enviados sus usuarios explican que desde que comenzaron su andadura en abril de 2015 han conseguido financiar 92 inmuebles: 73 en Madrid, 9 en Barcelona, 7 en Valencia, 1 en Marbella y 2 en Palma de Mallorca

Housers entrega una rentabilidad, denominada dividendo que depende de cada proyecto, si bien la media histórica ronda el 3,6%, si bien en la página web anuncian una rentabilidad del 6,6% invirtiendo en Zurbano. Además del rendimiento por alquiler, está la subida del precio de los inmuebles, de más del 12%.

Fuentes cercanas a la plataforma destacan que su mantra es conseguir seguridad en la inversión, para lo que es necesario comprar viviendas en zona céntrica, como una fórmula de ahorro. Sus ciudades son Madrid, Barcelona, Valencia y Palma de Mallorca. La principal inversión de Housers es la inversión en vivienda y locales comerciales para alquilar o reformar y después vender.

En los últimos tiempos, también han iniciado la actividad de promoción pura y dura –ahora tienen dos, en Cuatro Caminos y Santa Eulalia–, si bien esta área de negocio será minoritaria con alrededor de un 15% del total de sus proyectos.

Todos los proyectos tienen un plazo estimado de venta, con un precio objetivo, que debe alcanzarse entre 24 y 36 meses. Si se obtiene antes, o es especialmente atractivo hacer caja, Housers plantea la posibilidad de acelerar la desinversión, que será tomadad en junta de accionistas por los inversores de la sociedad de ese proyecto.

¿Cómo gana dinero? Housers cobra una comisión del 10% sobre los dividendos y ese mismo porcentaje cuando se vende la vivienda.

"La mayoría de ellos están alquilados pero además, hemos mejorado en un 10,35% de media los alquileres estimados en un principio", precisan. "El número de inversores que repiten también crece mes a mes, por lo que comprobamos que se sigue nuestra regla de oro: diversificar" y añaden que "todas las oportunidades desde su publicación hasta ahora se han revalorizado gracias a la buena selección de inmuebles".

Creada por dos emprendedores, el madrileño, Álvaro Luna y el valenciano Tono Brusola, en este tiempo ha logrado casi 23 millones de euros de financiación colectiva para 92 inmuebles: 73 en Madrid, 9 en Barcelona, 7 en Valencia, 1 en Marbella y 2 en Palma de Mallorca. La revalorización media de los inmuebles se sitúa en un 12,12%.

Normas