El Banco de España cambia su organigrama

Alberto Ríos, nuevo director general adjunto de Supervisión de la institución

Reorganiza la direcciones generales de Estabilidad Financiera y Resolución, Supervisión y Economía y Estadística

Banco de España
Vista de la fachada del Banco de España. EFE/Archivo EFE

Banco de España ya ha completado el organigrama de su dirección de supervisión tras el desmantelamiento que sufrió el pasado 13 de febrero, cuando tres cargos de esta dirección (Mariano Herrera, director general de supervisión; Pedro Comín, que era director general adjunto del mismo área, y Pedro González, responsable del departamento de inspección IV) relacionados con la salida a Bolsa de Bankia presentaron su renuncia horas después de que la Audiencia Nacional les citará a declarar como investigados.

El Banco de España, además, ha nombrado a Alberto Ríos director general adjunto de supervisión. Ríos sustituye a Comín Rodríguez, el número dos de Julio Durán, que en marzo sustituyó a Herrera. Ríos (Madrid, 1972) se incorporó a la institución en 1998 como inspector de entidades financieras en el área de supervisión, donde ha desarrollado su carrera profesional.

Además, ha designado a Mercedes Solano responsable del denominado departamento de inspección IV, puesto aún vacante desde que Pedro González presentara su dimisión. Solano proviene ya de supervisión.

La institución que encabeza Luis María Linde, además, ha reestructurado varias direcciones. Su Comisión Ejecutiva ha aprobado así la reorganización de las direcciones generales de estabilidad financiera y resolución, supervisión y economía y estadística, según informó ayer al Consejo de Gobierno de la institución.

En la dirección general de estabilidad financiera y regulación se agrupan las funciones relacionadas con la regulación financiera y con la participación del Banco de España en distintos organismos internacionales relevantes en esta materia, que anteriormente estaban divididas entre esa dirección general y la dirección general de supervisión. Esta medida se adopta con el objetivo de mejorar la formulación de la política regulatoria en el ámbito internacional y la coordinación interna.

Para ello, ha creado en esta dirección general el departamento de regulación y se cambia su denominación por la de dirección general de estabilidad financiera, regulación y resolución.

En la dirección general de supervisión se establece la dependencia directa de los cuatro departamentos operativos de Inspección del director general adjunto; además, se crea un nuevo departamento de planificación y análisis, que agrupa distintas funciones horizontales que, en la actualidad, se encontraban atribuidas a diferentes departamentos u otras áreas de esa dirección general, con el objetivo de reforzar las funciones transversales. Para dirigir este departamento se ha nombrado a Juan Serrano, un inspector del Banco de España que ya estaba en planificación y ha trabajado como coordinador con el BCE.

Finalmente, la dirección general adjunta de asuntos internacionales, con su actual estructura y funciones, pasa a quedar adscrita a la dirección general de economía y estadística, que mantiene su denominación, y que ya cuenta con la dirección general adjunta de economía e investigación y con el departamento de estadística.

Ríos, un directivo de la casa

Alberto Ríos (Madrid, 1972) es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por el Colegio Universitario de Estudios Financieros (Cunef), especialidad de Auditoría y Financiación. En 1998 se incorporó al Banco de España como inspector de entidades de crédito y ahorro en la Dirección General de Supervisión, donde ha desarrollado su carrera profesional.

Entre 2008 y 2014 ejerció funciones de jefe de equipo en el Departamento de Inspección I, encargado del seguimiento de riesgos estructurales de balance y de mercados de los grupos BBVA y Santander. En dicho periodo, formó parte del grupo interno de liquidez de la Dirección General de Supervisión, participando asimismo en los ejercicios de impacto realizados por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea sobre el sistema bancario español.

En 2014 fue nombrado jefe de grupo y en 2016 coordinador ejecutivo del Departamento de Inspección I, teniendo a su cargo el Banco Santander. En dichos puestos ha ejercido funciones de coordinador nacional dentro de los respectivos equipos conjuntos de supervisión con el Mecanismo Único de Supervisión del BCE.

Normas