Tribunales

La Audiencia de Madrid archiva la pieza por los pagos a Rato del banco Lazard

No encuentra más que una “coincidencia” entre los pagos y la contratación de Lazard por Bankia

La sala estima parcialmente el recurso del expresidente de la entidad

Rodrigo Rato, a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional.
Rodrigo Rato, a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional. EFE

La Audiencia Provincial de Madrid ha sobreseído provisionalmente la pieza en la que el juez de Instrucción número 31 de Madrid Antonio Serrano-Arnal investigaba al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato por los dos millones de dólares que recibió del banco de inversiones Lazard, en el que trabajó antes de ser nombrado presidente de Bankia, y su posible relación con las contrataciones que la entidad nacionalizada efectuó posteriormente con el citado fondo.

La Audiencia ha estimado parcialmente los recursos de apelación interpuestos por la representación de Lazard Asesores Financieros S.A. y por el director general de esta entidad, Pedro Antonio Pasquín, al no considerar “más que una coincidencia” la existencia de los pagos a Rato y la existencia posterior de las contrataciones realizadas por Bankia.

El expresidente de Bankia reconoció ante el juez en octubre de 2015 haber recibido de Lazard, donde trabajó antes de su nombramiento como presidente de Caja Madrid, un “crédito puente” de dos millones de dólares que devolvió cuando vencieron unas obligaciones sobre acciones incluidas en su contrato.

Negó haber favorecido la concesión de contratos de Bankia a Lazard y precisó que el banco de inversiones era asesor de Caja Madrid antes de que él fuera presidente. Tras su nombramiento, Lazard participó como asesor en la fusión de las siete cajas que conformaron Bankia y en su salida a Bolsa.

En el auto dado a conocer este miércoles, la Sala integrada por los magistrados María Riera, Celso Rodríguez y María de los Ángeles Montalvá señala que “de todo lo actuado no se desprende mucho más que una coincidencia entre una operación sobre acciones restringidas y la contratación de los servicios de la misma entidad, confluyendo en ambas tanto Lazard Asesores como su Consejero Delegado y el señor Rodrigo Rato”.

La Sala añade que la citada coincidencia entre los pagos a Rato y los contratos que Bankia formalizó con el banco de inversiones “podrá suscitar diferentes lecturas, pero cuando se trata de enmarcar su proyección en el ámbito penal, no puede hacerse ningún análisis completo sobre ella -ya en la fase de instrucción- si se prescinde de la valoración de los llamados contraindicios”. La toma en consideración de estos contraindicios, según los jueces, les obliga a concluir que “no puede considerarse suficientemente acreditada la perpetración del delito” que ha dado lugar a la tramitación de esta pieza separada del caso Rato.

El tribunal coincide con los recurrentes en que “ni el señor Rato pasó a trabajar para ninguna entidad mercantil haciendo competencia a su antigua empresa, ni menoscabó en absoluto la clientela de ésta restándole clientes”, y que así es como deben entenderse los requisitos y obligaciones que arrastraba el nuevo presidente de Caja Madrid/Bankia tras su ruptura con Lazard

En consecuencia, la Sala entiende que los recursos han de ser parcialmente estimados, y por lo tanto habrá de decretarse el sobreseimiento provisional de la pieza separada en cuanto afecta concretamente a las relaciones del señor Rodrigo Rato con la entidad Lazard Asesores y su Consejero Delegado Pedro Antonio Pasquín.

Igualmente, el incremento del volumen de facturación por parte de Lazard durante los años 2011 y 2012, “encuentra una explicación aceptable” según la Sala, en “la complejidad del proceso de fusión de entidades y salida a bolsa en cuyo estudio participó el banco de inversión.

Añade la Audiencia de Madrid que “con absoluta independencia del resultado fracaso de la operación de salida a bolsa de Bankia,” no puede olvidarse que Lazard “no fue la única consultora que asesoró al banco español en este complejo proceso de fusión de Cajas y cotización”.

A esto debe añadirse que Lazard ya venía prestando servicios de asesoría para Caja Madrid desde el año 2010, como se constata en el cuadro resumen de movimientos contractuales en el área de asesoría que ha aportado el propio Ministerio Fiscal en su escrito de oposición a los recursos presentados por los investigados.

Por todo ello, concluye la Sala que deducir que el préstamo de 2.200.000 dolares sobre las acciones restringidas implica un beneficio o ventaja que recibe el señor Rato como contraprestación directa por favorecer la contratación de Lazard como entidad asesora en el proceso de Bankia, “excede de cuanto resulta de la causa desde una perspectiva objetiva” .

Por este asunto ahora archivado declararon en su día tanto Rato como su socio Domingo Plazas además de otras cuatro personas, entre ellas el secretario general y del consejo de administración de Telefónica, Ramiro Sánchez de Lerín, y el consejero delegado de Lazard Asesores Financieros, Pedro Pasquín.

Sánchez de Lerín fue quien firmó el contrato entre Telefónica y Kradonara, empresa propiedad de Rato que se halla en el centro de la investigación judicial por ser clave en el patrimonio presuntamente irregular del exdirector del FMI, para la realización de informes de asesoramiento por los que recibió 726.000 euros entre enero de 2013 y abril de 2015.

Los peritos que apuntaron que Rato defraudó 6,8 millones ratificarán hoy su informe

El titular del Juzgado de Instrucción Número 31 de Madrid Antonio Serrano Arnal tomará declaración hoy, miércoles, a los dos peritos de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) que elaboraron el informe sobre el entramado societario del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato según el cual habría defraudado cuotas por un importe total de 6,8 millones de euros.

El informe elaborado por la Agencia Tributaria detectó rentas no declaradas de Rato en el IRPF por un importe ligeramente superior a los 14 millones de euros entre los años 2004 y 2015 y concluyó que las cuotas supuestamente defraudadas proceden de ganancias de patrimonio no justificadas derivadas del tráfico de dinero, actividades económicas en calidad de asesor, conferenciante o de gastos de su actividad empresarial no deducibles.

El también ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) tiene abiertas más de una decena de piezas en el marco de la investigación sobre el origen de su fortuna y que instruye desde hace dos años el magistrado Serrano Arnal por delitos fiscales, corrupción entre particulares y blanqueo de capitales.

Su defensa ha pedido en los últimos meses el archivo de prácticamente todas investigaciones, recientemente la relativa a las contrataciones de Lazard o la de sus conferencias negociadas con Bureau Consulting de Conferenciantes (BCC); y ha solicitado la práctica de nuevas diligencias en otras como la de los contratos de publicidad con las sociedades Zenith y Publicis.

La extensa documentación de la Agencia Tributaria incorporada a la causa y sobre la que declararán los dos peritos este miércoles recoge una serie de operaciones según las cuáles el exbanquero facturó a través de sus sociedades como ocurre con la empresa de publicidad Cor Comunicación creada con sus hermanos y cuyo control adquirió por completo en 2013.

Esta sociedad contaba con una filial, también propiedad de Rato, la cual promovió la construcción de un hotel de cinco estrellas en Layos (Toledo) y por cuya explotación recibió en 2003 una subvención cercana al millón de euros por parte de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, presidida en ese momento por él mismo. REAPERTURA DE LA PIEZA SOBRE SUS CONFERENCIAS

La investigación la integra también una pieza que estudia los cobros por conferencias a BCC que, pese a haber sido archivada en noviembre, la Audiencia Provincial ordenó hace unas semanas su reapertura al entender que los hechos no habrían prescrito. La Fiscalía apunta que habría defraudado 672.392 euros en el IRPF del ejercicio de 2012 y 756.984 en el del siguiente año.

El informe de Hacienda también incluye la parte relativa al papel que pudo tener Rato en la adjudicación de determinadas campañas de publicidad sobre la salida a bolsa de Bankia en 2011, momento en que era presidente de la entidad, a cambio de comisiones ilegales por valor superior a los 830.000 euros.

Además de la que investiga las presuntas comisiones ilegales recibidas del banco de inversiones privadas Lazard y también de Telefónica para la que el exdirector gerente del FMI prestó asesoramiento entre 2003 y 2015 a cambio de retribuciones que canalizó a través de su sociedad Kradonara S.L, según la citada documentación a la que respondió el investigado asegurando que “en todo momento actuó conforme a las leyes tributarias”.

A finales de marzo, la Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid advirtió al magistrado instructor que evitara “diligencias inútiles” e “indebidas dilaciones” de la fase de instrucción de la que dijo que no puede convertirse en una “indagación agotadora” sino que las diligencias deben ir encaminadas a preparar el juicio.

Así lo advirtieron los magistrados en un auto en el que desestimaban el recurso interpuesto por Rato contra la decisión de Serrano Arnal de no solicitar a Bankia información individualizada sobre los empleados de la entidad implicada en la adjudicación de contratos de publicidad. Al respecto manifestaron que la dilación injustificada de esta fase conduce “sencillamente” a una justicia tardía.

Normas