Alquiler turístico

Hostmaker eleva la rentabilidad de los pisos para viajeros en Barcelona

Ofrece gestión a cambio de mas ocupación y precios más altos

Dispone de una cartera de 80 pisos en la capital catalana

Detalle de una de las casas que gestiona Hostmaker en Baleares.
Detalle de una de las casas que gestiona Hostmaker en Baleares.

Alquilar un piso turístico en Barcelona se ha convertido en una fuente de ingresos muy importante para particulares y empresas. Algunos estudios cifran en 20.000 euros netos lo ingresos anuales brutos que puede obtener el propietario de un piso situado en el centro. Solo en la capital catalana hay 15.881 pisos en alquiler para turistas, según el último censo realizado por el ayuntamiento, de los que 6.275 (el 39,5%) no tienen licencia.
En paralelo a este fenómeno han surgido negocios ligados a los pisos turísticos.

Es el caso de Hostmaker, una compañía fundada en Londres que en la actualidad gestiona pisos turísticos en Londres, Roma, París y Barcelona. En la capital catalana trabaja desde mediados de 2015 y ofrece a los propietarios de pisos turísticos servicios de gestión, que van desde una reforma del interior, la ropa de cama, la limpieza del piso o la bienvenida a los huéspedes. Por la gestión completa cobra un 20% de los ingresos al cliente. “Es un servicio que está pensado para propietarios que no pueden hacerse cargo del piso, pero que quieren obtener una rentabilidad por el alquiler del mismo”, subraya Alex Casablancas, responsable del área de desarrollo de negocio de Hostmaker. La compañía dispone de una cartera de 80 pisos en gestión completa en Barcelona, que publicita ahora en Airbnb y que préve llevar también a Booking y Home Away, el objetivo que se ha marcado para el próximo ejercicio es alcanzar los 300. 

Para Casablancas, el principal valor añadido que aporta la compañía es la optimización de precios. “Una reforma adecuada y un servicio integral al cliente permite un mayor nivel de ocupación. A eso se une una planificación que nos permite un control de precios en función de la demanda, tal y como hace la industria hotelera”, recalca el directivo de Hostmaker. Un buen ejemplo se produce en la celebración del World Mobile Congress, que trae más de 100.000 personas en apenas cinco días. “Hay propietarios que desconocen incluso que existe este evento y que los precios que pueden cobrar pueden ser mucho más altos en función de la demanda”, dice.

Normas
Entra en El País para participar