Infraestructuras

OHL se impone subir un tercio las ventas e igualar deuda y ebitda en 2017

Actualiza el plan estratégico, con el reto de eliminar la deuda con recurso en 2018

Las desinversiones este año sumarán 700 millones

OHL
El presidente de OHL, Juan Villar Mir (i). EFE

OHL se ha presentado esta mañana ante analistas e inversores con una ambiciosa actualización del plan estratégico a 2020. Para este mismo año las ventas y el ebitda deben crecer un 30% y un 352%, respectivamente, hasta alcanzar los 5.027 millones y 1.009 millones de euros. El beneficio neto debería superar los 100 millones, aunque el pago de dividendo está supeditado a la autorización de los bancos que han financiado al grupo en una operación de 747 millones firmada hace unos días. Ahora el objetivo está en recortar deuda.

Ya para 2018 el incremento estimado en facturación es del 28% y el alza del resultado bruto de explotación se ha fijado en un 23%, con cifras resultantes de 6.426 millones y 1.239 millones.

La empresa que preside Juan Villar-Mir ha decidido reforzar su presencia en los que considera home markets (Estados Unidos, Canadá, México, Perú, Chile, Colombia, España y Centroeuropa) y añadir como potencialmente estratégicos Irlanda, los países nórdicos y Arabia. En este último país la constructora forma parte del consorcio que construye la primera línea de alta velocidad en el desierto. En cuanto a otros mercados, OHL levanta el pie en Australia, por cuestión de costes, y se replantea Filipinas y Vietnam.

La dirección ha hecho un claro guiño a las agencias de calificación al plantear una estrategia de reducción de la deuda corporativa. El plan señala como objetivo que la deuda neta con recurso sea igual al ebitda con recurso en este 2017 y quede erradicada en 2018. Esto supone dejarla en 177 millones este año, después de desinversiones, frente a los 748 millones del cierre de 2016, lo que implica una reducción del 76%.

La empresa viene de un duro ejercicio de saneamiento en 2016, cuando ha declarado pérdidas por 400 millones con el reconocimiento completo de los proyectos fallidos o 'legacy'. También ha decidido fortalecer los mecanismos de control de riesgos y gestión contractual en las fases de oferta y ejecución. Según ha reiterado el consejero delegado, Tomás García Madrid, en las últimas semanas, se prioriza el binomio rentabilidad-riesgo frente al objetivo de crecimiento.

OHL basa sus expectativas de crecimiento en la recuperación del área de Ingeniería y Construcción y en el proceso de reducción de costes de estructura, inluído un recorte de plantilla en las áreas de Construcción e Industrial. El ahorro en este último apartado será de 40 a 50 millones de euros en los próximos año o año y medio.

Desinversiones

La política de rotación de activos seguirá siendo clave en este 2017 que busca ser el año de la remontada. Al 2,5% traspasado de Abertis, 17,5% del proyecto Canalejas, una importante participación (del 51% al 80%) en el complejo hotelero Mayakoba o el 100% de la filial ŽPSV (100%), se suman activos como la Autovía A-2 (75%) y la entrada de socios minoritarios en las concesiones por construir de Latinoamérica.

La venta de activos en el presente ejercicio busca a captación de 700 millones.

Normas