Presupuestos Generales del Estado
Presupuestos Generales del Estado 2017 Ampliar foto

Las empresas pagarán un 12,6% más por el impuesto de sociedades este año

La deducción por vivienda en el IRPF ahorrará 1.177 millones

El interés de demora tributario, en su nivel más bajo desde 1973

Tenemos el tipo de Sociedades como nunca lo hemos tenido en la historia de la Democracia”. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, recordó que fue el Gobierno de Mariano Rajoy quien bajó del 30% al 25% el tipo nominal del tributo. Defendió la labor de su departamento en la reforma de la fiscalidad de las empresas en un momento en el que su relación con la patronal está lejos de ser buena.

El deterioro se produjo a raíz del real decreto de medidas fiscales que el Gobierno aprobó en diciembre y que alteró de forma notable el cierre contable de las empresas y elevó la cuota a pagar por el impuesto sobre sociedades.

En concreto, el Gobierno restringió aún más la posibilidad de compensar bases imponibles negativas y obligó a tributar por los deterioros de cartera deducidos en el pasado. Hacienda calcula que el impacto recaudatorio del real decreto de diciembre suma 4.655 millones. Siempre según las previsiones del Gobierno, la recaudación del impuesto sobre sociedades alcanzará este año los 24.399 millones de euros, un 12,6% más que el ejercicio anterior. Será la figura fiscal que más aumentará su aportación a las arcas públicas del Estado.

El Ejecutivo espera una evolución muy positiva de todas las figuras fiscales. Por el impuesto sobre la renta, el Gobierno confía en ingresar 78.027 millones, un 7,7% más. “Se prevé que la rentas de los hogares crezcan un 4,6%. El principal componente, las rentas del trabajo, que incluyen las rentas salariales y las pensiones crecerá un 4,5%”, señala el Gobierno en el libro amarillo. Hacienda también espera una mejora de las ganancias patrimoniales –aquellas que se obtiene al vender una vivienda, por ejemplo– y las rentas por el alquiler de inmuebles.

Todo el aumento de la recaudación en el IRPF se producirá por la mejora económica. No está prevista ninguna medida fiscal. Hacienda espera que este año no solo aumentará la masa salarial, sino que también lo hará el sueldo medio, lo que incrementará el tipo de retención. El IRPF es un tributo progresivo y, por lo tanto, el esfuerzo fiscal sube con la renta salarial.

Tras el IRPF, el IVAes el principal impuesto por recaudación. Se trata de un tributo que grava el consumo y por el que el Gobierno estima recaudar 67.463 millones, un 9% más. A pesar de que el consumo se ralentizará, el Gobierno cree que la recaudación del IVA crecerá el doble que en 2016. La previsión resulta optimista, incluso teniendo en cuenta que la inflación beneficiará los intereses de Hacienda. Si se cumpliera, el IVA aportaría el equivalente al 6,8% del PIB, el mayor nivel jamás registrado.

El Gobierno recuerda que la limitación a la concesión de aplazamientos que aprobó el Gobierno el año pasado aportará 1.300 millones adicionales y señala que, en los primeros meses de 2017, ya se han recaudado 450 millones. Por otra parte, hasta febrero, la recaudación del IVA aumentó a ritmos del 7,7%. Si bien dos meses es un período demasiado corto para sacar grandes conclusiones, sí apuntan a una tendencia positiva.

En el ámbito del IVA, el Gobierno incluye en los Presupuestos la rebaja fiscal al teatro y a los toros. El acuerdo con Ciudadanos contemplaba una reducción del 21% al 10% de los espectáculos en directo. El pacto no beneficiaba inicialmente a los festejos taurinos, sin embargo, la presión del sector sobre el portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, dieron resultado. Así, la tauromaquia disfrutará de un tipo reducido. En cambio, el cine seguirá tributando al 21%. Hacienda argumenta que ya aprobó deducciones en el impuesto sobre sociedades para incentivar la producción de películas.

Por otro lado, el Ejecutivo también avanzó una reducción del IVA de las monturas de las gafas graduadas. Ninguno de estos cambios normativos tendrá un impacto presupuestario relevante.

En el ámbito de los impuestos especiales, el Ejecutivo prevé ingresar 20.770 millones, un 4,6% más. Aquí se incluye la recaudación por el impuesto de hidrocarburos, por el impuesto sobre el tabaco, el alcohol o la cerveza.

En total, la Agencia Tributaria estima recaudar 200.963 millones de euros, la mayor cifra en números absolutos de la historia. En términos de PIB, la recaudación supondrá el 17,3%, el mayor nivel desde 2007.

La deducción por vivienda beneficia a 4,5 millones

La deducción por inversión en vivienda se mantiene como uno de los beneficios fiscales más relevantes en el IRPF. El Gobierno estima que unos 4,5 millones de contribuyentes se acogerán a este incentivo y se ahorrarán 1.177 millones, un 5,1%menos que en 2016. La deducción por inversión en vivienda se eliminó en 2013, sin embargo, sigue vigente para aquellos que compraron con anterioridad. Se trata de un incentivo que inexorablemente perderá importancia a medida que los contribuyentes cancelen sus hipotecas. El beneficio fiscal está condenada a desaparecer. La deducción por vivienda permite desgravar el 15% de las cuotas hipotecarias soportadas en un año y con un límite de 9.040 euros. Otros beneficios tributarios importantes son la deducción por tributación conjunta o por familia numerosa. El conjunto de beneficios fiscales en el IRPFsupondrá un ahorro para los contribuyentes de 7.790 millones, un 6,2% menos que el ejercicio anterior.

Los tipos reducidos del IVA restan18.944 millones

El presupuesto de beneficios fiscales presentado ayer por Hacienda incluye el efecto previsto del conjunto de deducciones e incentivos tributarios. Alcanza los 31.867 millones y el 60% de esta cifra se genera en el ámbito del IVA. El tipo superreducido, reducido y las exenciones en el principal impuesto directo suponen para los contribuyentes un ahorro de 18.944 millones de euros. España mantiene un tipo general de IVAdel 21%. Y también aplica un tipo superreducido del 4% a bienes como medicamentos, alimentos frescos, material escolar o libros. Hay un tercer gravamen reducido, del 10%, que rige para alimentos elaborados, agua, transportes de viajeros, servicio de bares y restaurantes y, a partir de este Presupuesto, también para teatros y festejos taurinos. La educación o los intereses bancarios son servicios exentos del IVA. Bruselas recomienda reducir el número de productos bonificados para incrementar la recaudación por el principal impuesto sobre el consumo.

El interés de demora, en su nivel más bajo desde 1973

Los Presupuestos Generales del Estado para 2017 contemplan que el tipo de interés legal del dinero se mantendrá en el 3% y el de interés de demora tributario será del 3,75%, los mismos porcentajes aprobados el ejercicio anterior. Son los niveles más bajos desde el inicio de la serie histórica en 1973. El tipo de interés de demora se utiliza para fijar el coste de los retrasos y aplazamientos en el pago de impuestos y el tipo de interés legal del dinero se aplica cuando se conceden aplazamientos con aval. El Gobierno toma como referencia los tipos oficiales que determina el Banco Central Europeo (BCE) y la situación financiera del país para determinar el interés legal del dinero. Y el tipo de interés de demora suele ser ese mismo porcentaje incrementado en un 25%. La idea es que el interés de mora tributario debe situarse por encima del precio de financiación del mercado para evitar que solicitar un aplazamiento resulte más rentable que pedir un crédito.

Normas
Entra en EL PAÍS