Moda

Las ‘personal shopper’, con lista de espera

El Corte Inglés ofrece asesoría de imagen en 32 centros comerciales

Hasta el mes de mayo están cogidas todas las citas

el corte inglés
Estefanía Martín, Carmen Cabello y Pilar Padilla, asesoras de imagen de El Corte Inglés.

Necesitaba cambiar su fondo de armario para esta primavera. La abogada madrileña acudió ayer, previa cita concertada, al servicio de personal shopper en el centro de El Corte Inglés de Castellana, y en menos de una hora renovó su vestuario. Invirtió mil euros en ello. Lo cuenta Carmen Cabello, asistente desde hace cuatro años de compras en este grupo de distribución español: “Hay gente que no tiene tiempo y solicita nuestros servicios porque al conocer sus gustos ya sabemos lo que le puede quedar bien, le seleccionamos el outfit, que necesite bien para trabajar o para un evento especial”.

Se trata de un servicio cada vez más demandado. El Corte Inglés lo comenzó a implantar en 2011, después de una prueba piloto previa en el centro de Castellana. Vio que funcionaba y en la actualidad El Corte Inglés ofrece el servicio de personal shopper en 32 centros comerciales, atendido por 54 asesoras de imagen. Una de ellas es Estefanía Martín, que durante 15 años trabajó en los departamentos de alta cosmética, turismo y moda, y que ha sido promocionada, después de recibir formación previa, a este departamento. “También tenemos en cuenta el estilo de vida y los gustos de la persona”, explica. Aunque el tiempo de cliente que solicita este servicio es mayoritariamente femenino, cada vez más hombres solicitan este tipo de asesoramiento. “Empezamos a más profesionales varones que no tienen tiempo para ir de compras o que no saben qué ponerse para ir a trabajar. Nosotras les ayudamos con los estilismos”, apunta Cabello, que previamente había estudiado Diseño y cursado un máster de Estilismo, y desde hace cuatro años se dedica a asesorar a los clientes de El Corte Inglés.

Las asesoras de imagen realizan un estudio personalizado, en el que invierten 90 minutos, a cada cliente interesado en este servicio. Se trata de un análisis en el que se tiene en cuenta el color que mejor sienta a cada cliente, su morfología, el estilo de prenda que mejor le va a sentar, en función del talle, anchura de hombros, tipos de escote o el corte de la prenda, así como un análisis de la prenda, en función de cada estilo de vida o necesidades.

Además, se encargan de informar y asesorar sobre las nuevas colecciones y de los estilos y marcas que mejor puedan encajar en el perfil del cliente, así como los accesorios más adecuados en cada momento y que, por tonalidad, mejor van al color de piel. Mediante un divertido juego en el que se sobreponen pañuelos de diferentes tonalidades, catalogadas en dos grupos, fríos y cálidos, se va viendo en función de la luminosidad del rostro, cuáles son los colores idóneos para cada piel. Una vez seleccionada la categoría se comprueba si van mejor los tonos intensos o suaves. “Esto se hace para demostrar que hay gamas que quedan mejor que otras, en función del color de piel, porque con los colores que favorecen las imperfecciones se difuminan”, afirma la asesora Pilar Padilla. Porque el objetivo, señala, es sacar el mayor partido tanto a las nuevas prendas que adquieren como a las que ya están en el armario. “Y la mayoría repite, el boca a boca es lo mejor que tenemos, porque la gente aconseja a otros que acudan a nosotras cuando tengan un problema cómo no saber qué ponerse”, señala Carmen Cabello.

El servicio de personal shopper de El Corte Inglés, que tiene lista de espera hasta el mes de mayo, es gratuito, aunque es necesario adquirir una tarjeta de 180 euros, que se va compensando con las sucesivas compras que se hagan. Una vez consumido el importe de la tarjeta no tendrá que reponerla, y puede disfrutar del servicio siempre que lo considere necesario. Cabe recordar que el precio normal de un personal shopper por dos horas de acompañamiento es de 150 euros.

Normas
Entra en El País para participar