Luis de Guindos
Luis de Guindos

Guindos: “El presidente del Eurogrupo no puede sembrar división. No soy candidato”

"El puesto vacante en el BCE va a ser para España"

"Debemos salvar una buena relación con Reino Unido"

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, analiza en esta tercera y última parte de su entrevista con Cinco Días la crítica situación de la Unión Europea ante el brexit, el peso de España en las instituciones comunitarias y las tensiones en el Eurogrupo por las declaraciones de su presidente, Jeroen Dijsselbloem, de que los países del sur gastaron el dinero "en alcohol y mujeres":

¿Cree que el presidente del Eurogrupo debe dimitir por sus comentarios contra los países del sur de Europa?

Yo creo que son desafortunados; creo que debe pedir excusas, que no lo ha hecho en el Parlamento Europeo; vamos a ver qué pasa en el Eurogrupo que tenemos en Malta la próxima semana [por esta], y valoraremos. Los comentarios son sexistas y xenófobos y no se ajustan a la realidad. Como presidente del Eurogrupo no se puede sembrar división, porque se representa a todos.

¿Está usted en disposición de optar de nuevo a presidir el Eurogrupo?

Yo no soy candidato. Lo fui en 2015, pero ahora yo no soy candidato. Mis valoraciones sobre los comentarios de Dijsselbloem no tienen ningún tipo de connotación ni intencionalidad o de segunda derivada de tipo personal.

¿Cómo se va a recomponer el peso de España en las instituciones europeas, que se ha visto reducido en los últimos años?

Hemos perdido mucho peso, pero hay un puesto fundamental próximamente en la Comisión Ejecutiva del BCE que será para España. No sabemos la persona, pero será para España. Y en este asunto hablo con la misma seguridad que cuando dije que no habría multa para España por haber sobrepasado el umbral marcado para el déficit: dije que no habría multa para España y no hubo multa para España.

¿En qué cuestiones hay que avanzar en la Europa a dos velocidades?

Tenemos que avanzar en unión bancaria, en unión de mercado de capitales, en política fiscal, en una política económica más allá de la fiscal. Pero hay que recordar que Europa ya hoy camina a varias velocidades: el ejemplo más explícito es que hay una Europa de 27 miembros, mientras que la zona euro excluye a varios países no integrados.

¿Se devolverá este año más dinero del rescate bancario?

Sí. Este año devolveremos otros 3.000 millones de euros, y así estaremos ya en unos 10.000 millones devueltos de los 40.000 que nos prestaron. No les gusta a los gestores del fondo que devolvamos mucho dinero de forma anticipada, pero esta vez lo hemos pactado con ellos.

La salida del Reino Unido de la UE puede tener graves repercusiones para la economía española: freno a la inversión británica, mayor aportación española al presupuesto comunitario o menos fondos de la UE para, por ejemplo, la agricultura. ¿Están evaluando ese impacto? ¿Debemos temerlo?

El brexit es malo para todos, pero sobre todo para Reino Unido. En los costes de una separación a veces causa más impacto lo que no es mensurable que lo estrictamente mensurable. Yo creo que en el ámbito económico Reino Unido aportaba mucha racionalidad por su manera de entender las relaciones económicas, y eso ahora va a desaparecer. ¿Cuánto vale eso? Creo que bastante. Ahora estamos en el ritmo de la negociación, en el que ellos quieren negociar a la vez la separación de la UE y el acuerdo alternativo sobre su estatus posterior, y Europa dice que primero una cosa y luego la otra. España estará plenamente identificada con la posición de la UE. Para nosotros es fundamental Reino Unido y tendremos que mantener tras la salida una buena relación económica, comercial, financiera y política. Tiene que haber un acuerdo razonable.

Normas
Entra en EL PAÍS