iOS
La última actualización de iOS soluciona una peligrosa brecha de seguridad Ampliar foto

La última actualización de iOS soluciona una peligrosa brecha de seguridad

La seguridad en los dispositivos móviles es una de las principales preocupaciones de los usuarios, y lamentablemente no son pocos los problemas y ataques los que sufren nuestros dispositivos en un momento u otro de su vida útil. No se salva ningún sistema operativo, y por supuesto iOS no es la excepción, y también ha sido víctima de numerosos ataques de apariencias muy distintas y cambiantes a lo largo del tiempo. Uno que nos llamó mucho la atención hace unos meses fue el de un ataque DDos perpetrado por un chico de sólo 18 años que a través de un simple tuit consiguió colapsar la centralita de emergencias gracias a una brecha de seguridad en el iPhone.

La nueva versión de iOS elimina este riesgo

El ataque del pasado mes de octubre tenía una mecánica de funcionamiento bien sencilla, pero letal para su propósito. El caso es que con un simple tuit se podría desencadenar una reacción que terminaba por colapsar la centralita de emergencias. Esto se conseguía mediante la publicación de un link en este tuit, al pincharlo provocaba que el teléfono se pusiera a llamar al número de emergencias de forma incesante, y lo peor de todo, sin que se diera cuenta el propietario del teléfono.

Malware

Esta misma semana se ha liberado la actualización a iOS 10.3, de la que os detallamos el otro día todas sus novedades, y que como hemos conocido ahora, por fin soluciona esta brecha de seguridad producida hace unos meses. Mientras que el responsable de este ataque DDos contra los iPhone ya ha sido acusado de varios cargos, el exploit que permitía esta vulnerabilidad en los iPhone todavía no había sido resuelto por los desarrolladores de Apple. Ahora sí, con la última actualización se añade un paso que evita las llamadas indiscriminadas.

Y no es otra cosa que un mensaje que pregunta a los usuarios si realmente quieren hacer esa llamada, algo que permitirá alertarlos de que algo va mal y poder cancelar a tiempo la marcación masiva a los servicios de emergencia o similares. Esto viene a demostrar que aunque tarde, las soluciones a temas de este tipo siempre llegan, y que debemos extremar la seguridad y sobre todo la precaución cuando navegamos por la red o en las redes sociales, frente a lo que desgraciadamente cada vez es más común. Enmascarar fines fraudulentos en acciones que son aparentemente inocuas, pero que muchas veces ocultan detrás un código que puede manipular nuestro móvil.

Normas