Mercado de trabajo

Reunión de emergencia para salvar la negociación salarial

Los líderes sindicales de CC OO y UGT se reunieron ayer con los presidentes de las patronales CEOE y Cepyme.

Ambas partes acuerdan reactivar el acuerdo de negociación colectiva para este año y firmarlo en un mes.

En primer plano: Ignacio Fernández Toxo (izquierda), secretario general de CC OO y Pepe Álvarez, secretario general de UGT. Al fodo, Juan Rosell (derecha) presidente de CEOE y Antonio Garamendi, presidente de Cepyme.
En primer plano: Ignacio Fernández Toxo (izquierda), secretario general de CC OO y Pepe Álvarez, secretario general de UGT. Al fodo, Juan Rosell (derecha) presidente de CEOE y Antonio Garamendi, presidente de Cepyme.

Los secretarios generales de los sindicatos CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Pepe Álvarez, mantuvieron ayer un encuentro in extremis con los máximos líderes patronales de CEOE, Juan Rosell, y Cepyme, Antonio Garamendi, para desbloquear las negociaciones del pacto de negociación colectiva, que debe incluir las recomendaciones salariales de estas cúpulas a empresas y trabajadores para este año.

Fuentes conocedoras de este encuentro --que se celebró en la sede madrileña de la patronal CEOE-- han asegurado que los máximos líderes sindicales y empresariales acordaron desatascar las conversaciones entre los técnicos de estas organizaciones, que llevaban dos meses encalladas. Es más, también consensuaron que el mandato que trasladarán a sus negociadores es que intenten llegar a un acuerdo definitivo en el plazo de un mes.

La intención de los interlocutores sociales es ratificar un nuevo Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva para este año --y aún no se sabe para cuantos años-- inmediatamente después de las celebraciones del Día del Trabajo que se conmemora el 1 de mayo.

Las conversaciones entre ambas partes habían entrado en punto muerto por la enorme distancia de las posiciones a la hora de fijar una horquilla de recomendaciones salariales para la negociación de los convenios de este año. La demanda sindical es que los convenios recojan incrementos de los sueldos de entre el 1,8% y el 3%, algo que no aceptan desde la patronal. En su lugar, la última oferta empresarial es que los salarios se incrementen hasta un 1,5%, más un 0,5% adicional ligado a la productividad de las empresas y a la realización de planes contra el absentismo.

La aceptación empresarial de un incremento salarial mínimo, por encima de 0, es crucial para el pacto

La reacción de los sindicatos a esta oferta realizada a principios de enero fue de rechazo frontal por considerarla "absolutamente insuficiente" porque con ella "los trabajadores pierden dinero", indicaron los responsables de CC OO y UGT. Si bien la principal crítica de los sindicatos es que la propuesta patronal permite congelar los salarios en las empresas o sectores que así lo quieran, por lo que reclaman que la horquilla del acuerdo fije un suelo mínimo de incremento salarial.

Esta diferencia de posturas había llevado a ambas partes a interrumpir los encuentros para negociar. De hecho, los máximos líderes sindicales y patronales solo se relacionaban por carta. En la última misiva, enviada por Toxo y Álvarez a Rosell y Garamendi, los responsables de CC OO y UGT además de urgir a que se reanudaran las conversaciones para el pacto de convenios, instaban a la negociación bilateral de otras cuestiones.

En concreto, los sindicatos quieren hablar también con los empresarios de medidas para la reducción de la contratación temporal; la modificación del régimen del contrato parcial y de fijos discontinuos; la protección real y efectiva de los trabajadores ante despidos ilegales o sin justificar de manera suficiente; la revisión de la regulación de la flexibilidad interna; el salario mínimo; el establecimiento de un plan de choque por el empleo y de planes de igualdad en las empresas, y la creación de la figura del delegado de prevención territorial o sectorial para controlar las condiciones laborales en pequeñas y muy pequeñas empresas.

Finalmente, CC OO y UGT quieren negociar también con CEOE y Cepyme una ley de financiación de la función socioeconómica, reconocida en la Constitución, que realizan las organizaciones sindicales y empresariales con el objetivo de garantizarles recursos económicos "suficientes" y no sujetos a los avatares políticos.

Normas