Operaciones corporativas

Abengoa pone en marcha su ampliación de capital de 1.139 millones

La empresa se ha disparado en Bolsa en las últimas jornadas

Abengoa
Una bandada de gorriones junto a la planta solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor, Sevilla.

El último capítulo del rescate de Abengoa está ya en marcha. La empresa ha activado la ampliación de capital prevista en el plan de reestructuración, valorada en 1.139 millones de euros, después de que los inversores implicados hayan depositado sus compromisos de pago. La sociedad, que ya informó esta semana de la firma de los documentos correspondientes, ha comunicado esta madrugad a la CNMV que el agente independiente encargado de custodiar los fondos (llamado "Agente Escrow") ya ha recibido la inyección de capital comprometida.

Cumplido este paso, la sociedad ha ejecutado los aumentos de capital previstos en la junta de noviembre. Se emiten 1.577 millones de acciones de clase A y 16.316 millones de acciones de clase B. Se prevé que empiecen a negociar en 30 días. Con estos 1.139 milones de euros la firma puede poner el marcha el plan de saneamiento aprobado el año pasado. Fondos de inversión y hedge funds han aportado el nuevo capital, y recibirán a cambio acciones de la firma, hasta el punto de que los actuales accionistas se quedarán con alrededor del 5%.

ABENGOA B 0,01 0,00%

La proximidad de la ampliación provocó fuertes subidas en Bolsa de Abengoa en las últimas sesiones. Las de clase B han subido un 66% en 10 días y las de clase A, un 142%.No obstante, la reestructuración tiene algunos flecos pendientes, como el proyecto de cogeneración mexicano A3T, no completado y en el que Abengoa tiene que cumplir una serie de requisitos para recibir los 212 millones de financiación consignada al A3T pero aún inmovilizada.

El proyecto mexicano era una de las condiciones sobre las que pendía el proceso de reestructuración, pero los bancos acreedores accedieron finalmente aseguir adelante, sujeto el desembolso de los fondos a la consecución de determinados hitos relacionados con esta planta. El salvamento de la firma sevillana ha sido un complejo puzzle en el que ha habido que conciliar intereses de acreedores, inversores, socios, hedge funds, aseguradoras y varios países que habían aportado financiación pública a los proyectos de la firma.

Los 1.130 millones han sido aportados por los bancos acreedores, Santander, Bankia, CaixaBank, Popular y Crédit Agricole y los fondos  Abrams Capital, The Baupost Group, Canyon, Centerbridge, D. E. Shaw, Elliott Management, Hayfin Capital, KKR Credit, Oaktree y Värde. De este dinero, 839 millones los pondrán los fondos y los restantes 300,5, la banca

Normas