Destinos

Cinco planes para ir de cama en cama sin salir del hotel

Estancias con campo de golf, para darse un capricho, tumbarse al sol o admirar el paisaje

vacaciones

¿Como en casa en ningún sitio? Depende, porque si se hospeda en alguno de los hoteles que le proponemos, es muy probable que le cueste volver a su humilde morada. Cada vez más viajeros buscan que el alojamiento sea uno de los puntos fuertes de sus vacaciones, un aliciente más para viajar, y ¿por qué no? que el destino sea el propio hotel.

Alojamientos con muchas estrellas para una escapada perfecta

Urbanos, con encanto, al borde del mar o en medio de la selva; en lugares exóticos, en un pueblo perdido o en el corazón de la ciudad; pero si buscamos un plus, nos importa la situación y el entorno, pero sobre todo las instalaciones y servicios que nos ofrece el hotel o el resort donde nos vamos a quedar.

Un campo de golf para practicar nuestros mejores golpes o iniciarnos en esta disciplina; un spa para realizar una completa puesta a punto; una piscina privada en nuestros propios aposentos; poder alquilar un barco para nosotros solos; celebrar una barbacoa en una cala privada; una cena con vistas; disfrutar de servicio de mayordomo las 24 horas del día, o de chófer y coche de lujo que nos pasee por la ciudad son algunos de los servicios cada vez más demandados.

La decoración, el confort, la exclusividad, las actividades de ocio y los detalles también cuentan y completan las exigencias de los viajeros a la hora de decantarse por un hotel, y cada vez se valora más el compromiso con el medio ambiente. Los hoteles ecofriendly están de moda. Le damos algunas pistas para una estancia cinco estrellas.

Solo para adictos a la vida contemplativa

Una de las bonitas piscinasdel hotel, enclavadoen un parque natural.
Una de las bonitas piscinasdel hotel, enclavadoen un parque natural.

El lujo y la sostenibilidad se aúnan en el Grand Hotel Ma&Ma Resort, un cinco estrellas emplazado en una finca de tres hectáreas en un parque natural con unas vistas de ensueño sobre algunos de los mejores paisajes de la isla italiana de La Magdalena, al noreste de Cerdeña.

En este pequeño archipiélago, declarado Patrimonio de la Humanidad, destacan las playas de color rosáceo de Budelli, las esculturas de roca de Razzoli que caprichosamente ha ido modelando el viento o las calas escondidas de las islas de Spargi y Caprera.

No se pierda las especialidades de la cocina local elaborada con excelentes productos de temporada y déjese mimar en el lujoso spa –con espectaculares vistas desde su magnífica piscina infinita– con tratamientos inspirados en el Mediterráneo. Desde 189 euros la noche, en Secretescapes.com.

Guiño al sol en el laberinto del Mediterráneo

Arsenali, uno de los bares del hotel.
Arsenali, uno de los bares del hotel.

La bahía de Elounda pasa por ser una de las más bonitas de Creta, salpicada por idílicas calas. Allí se ubican muchos hoteles de lujo, como el Blue Palace Resort & Spa, desde donde se pueden contemplar algunas de las vistas más increíbles de esta isla de pasado minoico y famosa por su laberinto. Desde el hotel también se divisa la vecina isla de Spinalonga, considerada monumento nacional.

Todas las villas y suites están rodeadas de patios de piedra y relajantes jardines de olivos y palmeras. Sus huéspedes disfrutan de un refugio con piscina privada, tumbonas y sombrillas de uso exclusivo. La playa del hotel tiene, además, un muelle flotante que facilita el baño en sus cristalinas aguas.

Los clientes pueden alquilar un barco privado para navegar alrededor del golfo de Elounda y degustar un cóctel a bordo o realizar una barbacoa en una playa privada. Otro de los alicientes del hotel es su animado club de playa, Isola Beach Club, y su enorme spa, con 2.000 m2 de instalaciones para mimar el cuerpo con tratamientos de última generación. Desde 236 euros por noche.

Al borde del Caribe sin descuidar el swing

Casi todas las habitaciones y bungalows tienen vistas al mar Caribe.
Casi todas las habitaciones y bungalows tienen vistas al mar Caribe.

Playa Bávaro, en la República Dominicana, es una de las más espectaculares del mundo y refugio de ricos y famosos. Allí, entre palmeras y a la brisa del Caribe, está el Barceló Bávaro Palace. Un cinco estrellas todo incluido en el que casi todas las habitaciones tienen vistas al mar, dispone de 11 restaurantes con especialidades internacionales, actividades para toda la familia y la posibilidad de practicar deportes acuáticos como buceo, snorkel, kayak o windsurf.

Los amantes del golf tienen muy cerca The Lakes Barceló Golf Course, un privilegiado campo de 18 hoyos y par 72 situado en un frondoso bosque de manglares, rodeado por 25 lagos que, además, lo protegen y 122 bien posicionadas trampas de arena. Desde 218 euros noche. Nautalia Viajes ofrece paquetes de 7 noches a Playa Bávaro con vuelos desde 780 euros.

En medio de la selva, de lo más natural y verde

Playa Nicuesa, en el Pacífico.
Playa Nicuesa, en el Pacífico.

Si está comprometido con la protección del medioambiente, este pequeño alojamiento, Nicuesa Lodge, es su sitio. Ubicado en la impresionante costa del golfo Dulce, en la península de Osa, en Costa Rica, es perfecto si busca tranquilidad, ya que está literalmente inmerso en plena selva, en una reserva privada de bosque lluvioso de unas 65 hectáreas que conecta con el bello Parque Nacional de Corcovado, cerca de la costa suroeste del Pacífico.

Todas las cabañas tienen la ducha en el exterior para potenciar la experiencia en medio de la naturaleza. La energía solar, un sistema orgánico de fosas sépticas, compostaje y jardín libre de químicos son las credenciales ecológicas del hotel, al que solo se puede llegar en bote. Uno de sus atractivos son las excursiones para ver ballenas jorobadas con sus crías –hasta mayo–. Desde 460 euros la noche.

Lujo urbano en el corazón de Barcelona

Las dos terrazasde la Royal Penthouse ofrecen vistas impresionantes sobre Barcelona.
Las dos terrazasde la Royal Penthouse ofrecen vistas impresionantes sobre Barcelona.

Los urbanitas más caprichosos se sentirán como pez en el agua disfrutando del lujo y la exclusividad que ofrece la Majestic Royal Penthouse, la suite más grande de Barcelona, con 467 m2, que, además del amplio espacio interno, dispone de dos impresionantes terrazas con no menos fascinantes vistas al corazón de la Ciudad Condal: la Sagrada Familia de Gaudí y el paseo de Gracia, considerado la milla de oro de la capital catalana.

La estancia, decorada con todo detalle en un estilo clásico atemporal, cuenta con salón, comedor, bar, dos dormitorios dobles –aunque se podría añadir una tercera habitación– y dos amplias terrazas con jacuzzi para contemplar dos de los lugares más icónicos de Barcelona. Los huéspedes tienen servicio de mayordomo durante todos los días de alojamiento y chófer en vehículo de lujo. Desde 15.000 euros por noche.

Normas