Alojamientos

Hoteles perdidos para poder encontrarse

Ubicados en los lugares más remotos e increíbles del planeta, son el sitio perfecto para desconectar a todo lujo.

Hotel Explora Patagonia, con la cascada de Salto Chico y el macizo Paine.
Hotel Explora Patagonia, con la cascada de Salto Chico y el macizo Paine.

No sabemos vivir sin nuestro teléfono móvil, sin televisión o sin conexión wifi; sin embargo, siempre nos estamos quejando por lo mismo. Nos quejamos por la falta de tranquilidad, de silencio, de desconexión y meditación e, incluso en ocasiones, de soledad. Aunque parezca mentira, en nuestro planeta aún quedan lugares para poder descansar en total aislamiento en la naturaleza. Hoteles en la Patagonia, en medio del lago Titicaca, con vistas al monte Everest o a los icebergs del Polo Norte. Si está harto del tráfico, la contaminación o el agobio de la ciudad, es posible que necesite relajarse en alguno de estos cinco hoteles más aislados del mundo.

Casa Andina Private Collection.Isla Suasi (Perú)

A 3.810 metros de altitud y en medio del lago Titicaca, en Perú, se encuentra la minúscula Isla Suasi. De apenas 43 hectáreas, se trata de un lugar aislado y sereno en plena cordillera de los Andes. Sin electricidad, ni carreteras y ni siquiera gente, el lodge del grupo hotelero Casa Andina es el lugar perfecto para relajarse y desconectar. Los huéspedes podrán disfrutar de unas magníficas vistas al lago, paseos en canoa, caminatas y observación de la fauna salvaje. Además, podrán descansar en las lujosas habitaciones de este hotel de arquitectura tradicional peruana. Cómo llegar: vuele a Cuzco y desde allí a Puno, en la orilla noroeste del lago. La única forma de acceder a la Isla Suasi es en lancha, en una travesía de tres horas. Precio: entre 180 y 230 euros por persona y noche.

Tikchik Narrows Lodge (Alaska)

A la bahía de Bristol, en uno de los puntos más al oeste de Alaska, se la conoce como la “fábrica de salmón del mundo”. Aquí, la pesca es la principal culpable de que en este remoto lugar, rodeado por el Parque Estatal de Wood-Tikchik y a 483 kilómetros del pueblo más cercano, se haya levantado este hotel.

La única forma de llegar al Tikchik Narrows Lodge, en Alaska, es en una avioneta propiedad del dueño del complejo.
La única forma de llegar al Tikchik Narrows Lodge, en Alaska, es en una avioneta propiedad del dueño del complejo.

Los visitantes disfrutarán de un entorno salvaje en medio de la naturaleza, eso sí, sin privarse de ninguna de las comodidades que ofrece este exclusivo complejo, constituido por cabañas de madera al más puro estilo de Alaska. Los propietarios recomiendan viajar entre junio y septiembre, que es cuando comienza la temporada de pesca y cuando el frío les da un respiro. Cómo llegar: vuele a Dillingham (Alaska). Desde allí deberá coger una avioneta para llegar al lodge. Precio: 865 euros por noche.

Hotel Everest View (Nepal)

Escondido en una colina con vistas al monte Everest, este hotel presume de ser el ubicado a mayor altitud del mundo (3.880 metros). Desde cualquiera de sus habitaciones de lujo se puede gozar de una espléndida panorámica del Everest, siempre que el tiempo lo permita, claro. Pero no es este el único atractivo del establecimiento; es perfecto para comenzar cualquier ruta a pie por los pueblos cercanos de Nepal, practicar la escalada o el montañismo. Si no le apetece hacer nada de esto, también puede optar por quedarse disfrutando de un estupendo almuerzo en la terraza del restaurante y regocijarse con las impresionantes vistas. Cómo llegar: vuele a Katmandú; desde allí debe coger otro avión hasta Syangboche para después caminar durante 45 minutos hasta el hotel. Precio: 157 euros por noche.

Explora Patagonia Hotel (Chile)

El grupo hotelero Explora tiene como norma primordial conectar a sus huéspedes con el entorno que los rodea a través de su programa de expediciones. En este caso, el entorno es simplemente impresionante: la Patagonia chilena, a orillas del lago Pehoé, con el macizo del Paine de fondo y la cascada Salto Chico a sus pies. Aparte de eso, el hotel destaca por su estilo refinado y elegante, su cocina chilena y su exquisita variedad de vinos. Cómo llegar: vuele hasta Punta Arenas y después, por carretera, cinco horas hasta Torres del Paine. Precio: entre 900 y 1.800 euros.

Los iglús del hotel Arctic, en Groenlandia, son el alojamiento preferido por los visitantes.
Los iglús del hotel Arctic, en Groenlandia, son el alojamiento preferido por los visitantes.

Hotel Arctic (Groenlandia)

El Arctic es uno de los hoteles más aislados y al norte que existen. Situado junto al fiordo de Ilulissat, en Groenlandia, puede pensar que allí se va a morir congelado, pero no es así. Formado por un edificio principal de 87 habitaciones y cinco iglús, todas sus estancias son muy confortables y cálidas y cuentan con los icebergs, los fiordos y los glaciares de fondo.

Deleitarse con el espectáculo de las auroras boreales desde este lugar es, simplemente, alucinante. Cómo llegar: debe coger tres vuelos, uno hasta Copenhague, después a Kangerlussuaq y, por último, a Ilulissat. Precio: entre 168 y 330 euros la noche.