Operaciones

Prosegur Cash afronta su salida a Bolsa con una sobredemanda de más de tres veces

prosegur

Más de 100 inversores de Europa y Estados Unidos han solicitado acciones en la colocación. El precio definitivo se fija esta tarde y será de 1,95 euros por acción (2.925 millones de euros) o de 2 euros (3.000 millones).

La filial de gestión de efectivo de Prosegur lo tiene todo listo para debutar el viernes en la Bolsa española. El ejército de bancos contratado para colocar hasta el 27,5% de Cash se ha empleado a fondo para vender los 375 millones de acciones de la operación. Las entidades lo han logrado de manera anticipada -el libro se cubrió el jueves de la semana pasada- y finalmente con una sobredemanda de tres veces en la última horquilla de precios, según fuentes financieras. 

Los coordinadores de la salida a Bolsa –BBVA, Banco Santander, Citi y Goldman– y sus acompañantes –Deutsche Bank, HSBC, JB Capital Markets, Itau BBA, Bankinter y CaixaBank– estrecharon ayer la banda orientativa de valoración, que oscilaba entre los 1,95 y los 2,35 euros por acción hasta un rango de 1,95 a 2 euros. El libro se ha cerrado hoy a las dos de la tarde y está previsto que el precio definitivo se comunique tras el cierre del mercado.

La salida a Bolsa de la filial de gestión de efectivo se produce en un momento alcista para el mercado. De hecho, el Ibex 35 acumula a día de hoy una subida próxima al 7% en lo que va de año, con los 10.000 puntos en el punto de mira, niveles que no registraba desde 2015. El apetito de los inversores extranjeros por la Bolsa española ha quedo reflejado en la demanda de acciones de la compañía que ha sido notable en la parte baja de precios. Fuentes conocedoras de la operación señalan que, pese a las órdenes por más de 2.000 millones de euros, entre las que destacan las del multimillonario estadounidense George Soros y el hedge fund Moore Capital, con alrededor de 100 millones cada uno, la compañía ha preferido dar recorrido a la acción. Han sido más de 100 inversores los que han apostado por la filial de la compañía que preside Helena Revoredo. La operación será la primera salida a Bolsa en España de 2017 y la de mayor tamaño de Europa. El grueso de la demanda ha venido de Reino Unido y Estados Unidos, mientras que en España las peticiones han sido menores.

Cash debutará con una capitalización de con una valoración de entre 2.925 y 3.000 millones de euros, por debajo de los alrededor de 3.400 millones que vale la matriz. Esta última ingresará como máximo 825 millones si se ejercita la opción de ampliar la operación (green shoe), a distancia de los 970 millones que fijaba como tope. Si no se amplía la operación y Prosegur coloca solo el 25%, la matriz ingresará entre 730 y 750 milllones.

Con este importe, el dividendo extraordinario que repartirá Prosegur gracias a la salida de Cash quedará entre los 425 y los 525 millones siempre si se amplía la operación en los 37,5 millones de acciones adicionales. Prosegur, antes, destinará entre 300 y 400 millones a la inversión en sus otros negocios de Seguridad y Alarmas. Es decir, el dividendo oscilará entre los 0,7 euros y los 0,9 euros por acción y la rentabilidad de ese pago oscilará entre el 13% y el 17% para los accionistas de Prosegur.

El hecho de que la filial se coloque en la parte baja de la banda elevará su rentabilidad por dividendo. Cash repartirá entre el 50% y el 60% del beneficio neto entre sus accionistas en cuatro pagos al año. Conforme al resultado de 2016 -de 178,3 millones de euros– distribuirá en dividendos entre 89 y 107 millones de euros en dividendos, lo que implicaría entre 0,06 y 0,07 euros por acción. Esto, para un precio de 1,95 euros por acción, supondría una rentabilidad de entre 3,1% y el 3,5%.

 

Normas