Por qué no ganará Marine Le Pen

Emmanuel Macron, el ex ministro socialista del presidente Hollande, está entusiasmando a los votantes franceses. Es joven, carismático y defiende una Francia moderna y que continúe liderando la Unión Europea y con sus socios europeos adopte reformas para dinamizar la economía. Es partidario del libre comercio, la inmigración y quiere liberalizar la anquilosada economía francesa. El candidato del centro-derecha, Francois Fillon, ha descendido en las encuestas a raíz del escándalo de corrupción en el que se encuentra atrapado. Todas las encuestas indican que Marine Le Pen, candidata a presidente por el xenófobo y anti-europeísta Frente Nacional, alcanzará la segunda vuelta de las presidenciales, que se celebrarán en poco más de dos meses.

Dos politólogos franceses han estudiado exhaustivamente todas las elecciones francesas desde 1981. Las encuestas otorgan a Macron 20 puntos de ventaja sobre Marine Le Pen en una segunda vuelta, y conceden a Fillon 7 puntos de ventaja sobre la extremista hija de Jean-Marie Le Pen. Desde 1981 las encuestas nunca se han desviado en más de 3 puntos a dos meses vista de las elecciones. Fillon aventaja a Le Pen por 13, y Macron por 20. Y es conocido que las encuestas sobreestiman el voto del FN. En las legislativas de 2012, el partido radical de derechas galo obtuvo sólo 2 diputados a la Asamblea Nacional. Mientras que en la primera vuelta cosechó 3 millones de votos, en la segunda sólo consiguió 800.000. En parte se debe a la naturaleza del sistema electoral francés. En la segunda vuelta sólo se pueden presentar los dos o tres candidatos con mayor porcentaje de votos (según la circunscripción). Esto comporta que en las segundas vueltas los votos de centro-izquierda y centro-derecha se aglutinan en torno a un candidato. En cambio, el Frente Nacional no tiene aliados. No es la segunda opción de votantes de otros partidos o candidatos eliminados en la primera vuelta. Además, el centro-izquierda y centro-derecha suelen pactar que el candidato que quede en tercer lugar en la primera vuelta se retire voluntariamente y apele al voto útil de sus seguidores para asegurar que los candidatos del FN al Parlamento (o Marine Le Pen a la presidencia) no salgan elegidos.

Por todo ello, dudo que el FN supere los 40 o 50 diputados, en una Asamblea Nacional con 577 diputados. Y Marine Le Pen caerá derrotada en la segunda vuelta de las presidenciales ante Emmanuel Macron, un europeísta liberal y reformista.

Normas
Entra en El País para participar