Automoción

VW gana 5.144 millones tras las pérdidas del año del 'dieselgate'

La facturación de la automovilística alcanzó los 217.200 millones, un 1,9% más

El consejero delegado de Volkswagen, Matthias Müller.
El consejero delegado de Volkswagen, Matthias Müller. EFE

El grupo automovilístico alemán Volkswagen volvió a los beneficios y ganó 5.144 millones de euros en 2016, frente unas pérdidas netas de 1.582 millones de euros en 2015, las mayores en su historia, por el trucaje de motores diésel.

Pese a la vuelta a los beneficios, estos todavía se encuentran lejos de los de 2014, cuando la empresa alemana marcó su récord histórico con más de 10.000 millones de euros de resultado neto. La compañía reconoce que todavía arrastra los efectos de la crisis conocida como el 'dieselgate'.

Volkswagen informó hoy de que el resultado operativo fue el año pasado de 7.100 millones de euros, aunque todavía estuvo lastrado por efectos extraordinarios negativos. Sin embargo, la compañía celebró que vuelva a la rentabilidad.

El fabricante automovilístico alemán facturó 217.267 millones de euros en 2016, un 1,9 % más que en 2015.

Volkswagen ha aprovisionado 7.500 millones de euros, de ellos 6.400 millones de euros para los costes de la manipulación de las emisiones de gases contaminantes en vehículos diésel. En 2015, Volkswagen apartó casi 16.900 millones de euros de extraordinarios para afrontar esos costes, especialmente para los acuerdos extrajudiciales en EEUU.

"Tal como muestran las cifras, estamos posicionados sólidamente a nivel operacional y financiero. Nos hace ser optimistas sobre nuestro futuro", aseguró Matthias Müller, presidente de la compañía, quien señaló que pese a los "desafíos" del año pasado tras la crisis por el engaño en los motores diésel, el negocio operativo tuvo su mejor comportamiento".

La compañía cerró el ejercicio con 10,3 millones de vehículos vendidos en todo el mundo, un 3,8% más. Así, la empresa alemana defendió que no solo ha logrado alcanzar sus objetivos sino marcar un nuevo récord de ventas, gracias especialmente al crecimiento en Europa occidental y en Asia-Pacífico.

La situación del grupo, con la vuelta al beneficio ha llevado a la compañía a relanzar el dividendo. Así, este año pagará 2 euros por acción, frente a los 0,11 euros en dividendo ordinario.

Volkswagen prevé para este año una mejora "ligera" de la economía y unas tasas de crecimiento más fuertes en la región asiática. De esta manera, aventura que las entregas a los clientes serán "moderadamente" superiores a las del año pasado. Sin embargo, advierte de los riesgos por la situación económica, la intensa competencia y la volatilidad en las divisas. Prevé que la venta de turismos y vehículos comerciales crezcan un 4% y el beneficio operativo se eleve entre un 6% y un 7%.

Normas